Mini-Libro de Profecías

(Prefacio, Testimonio y 12 Profecías)

Información de Prensa

 

Profecías, Visiones, Sucesos y Sueños

del Señor Jehovah, Jesucristo y El Espíritu Santo,

dados a Raymond Aguilera

Derechos reservados, Raymond Aguilera 1990-2000

 

Profecía del Prefacio

 

Profecía dada a Raymond Aguilera el 26 de Octubre de 1994 a las 11:30 en Inglés.

El Señor Jehová me dio esta profecía para que la pusiera aquí.

Dios Jehová dijo, " La profecía de Joel se está cumpliendo hoy en día."

Joel 2:28 "Sucederá después de esto que derramaré mi Espíritu sobre todo mortal. Vuestros hijos y vuestras hijas profetizarán. Vuestros ancianos tendrán sueños; y vuestros jóvenes, visiones.

Joel 2:29 En aquellos días también derramaré mi Espíritu sobre los siervos y las siervas.

Joel 2:30  Realizaré prodigios en los cielos y en la tierra: sangre, fuego y columnas de humo

Joel 2:31 El sol se convertirá en tinieblas, y la luna en sangre, antes que venga el día de Jehovah, grande y temible.

Joel 2:32 Y sucederá que cualquiera que invoque el nombre de Jehovah será salvo, porque en el monte Sion y en Jerusalén estarán los libertados, como ha dicho Jehovah; y entre los sobrevivientes estarán aquellos que Jehovah ha llamado.

***********************************************************

Hechos 2:16 Más bien, esto es lo que fue dicho por medio del profeta Joel:

Hechos 2:17 Sucederá en los últimos días, dice Dios, que derramaré de mi Espíritu sobre toda carne. Vuestros hijos y vuestras hijas profetizarán, vuestros jóvenes verán visiones, y vuestros ancianos soñarán sueños.

Hechos 2:18 De cierto, sobre mis siervos y mis siervas en aquellos días derramaré de mi Espíritu, y profetizarán.

Hechos 2:19 Daré prodigios en el cielo arriba, y señales en la tierra abajo: angre, fuego y vapor de humo.

Hechos 2:20 El sol se convertirá en tinieblas, y la luna en sangre, antes que venga el día del Señor, grande y glorioso.

Hechos 2:21 Y sucederá que todo aquel que invoque el nombre del Señor será salvo.

El Llamado de Hoy

por Gerald O. Lukehart

¿Qué pasa si un hombre, Católico, no familiarizado o deseando lo Sobrenatural, empieza a recibir advertencias y profecías de Dios ? Estas advertencias incluyen, un gran terremoto en California, una explosión Nuclear en París y el fin del mundo por una colisión con una estrella.

Este hombre ha sido llamado a ser profeta, algo que él nunca ha querido ser. Hasta ahora , algo que nunca quiso completamente. Lo único que quería era controlar su propia vida, seguir su propio camino, nunca ser llamado bobo o herético, charlatán, o aún peores cosas. Este hombre ha recibido más de cuatrocientos mensajes sobre Aborto, el movimiento de la Nueva Era, Pastores que descarrían sus rebaños. Los mensajes se refieren a cosas que sucederán, cosas que están ocurriendo y cosa que no deberían ser… desde Esperanza, a amor, a perdición, a un nuevo inicio, incluyendo un amplio rango de la visión de Dios …desde una perspectiva totalmente nueva.

En realidad, no una nueva perspectiva , ya que estos mensajes vienen desde los primeros tiempos, el tiempo de Joel, Jeremías y Daniel, dando una visión de los asuntos más internos del Señor. Con la advertencia y con la posibilidad que el fin sobrevenga pronto, hay urgencia y es importante de que estos mensajes lleguen a todos y cada uno.

Nosotros, la familia extendida espiritual de Ray, quiere compartir contigo, lo complicado, para nosotros mismos, de tener fe, de la realidad de lo que hemos recibido de Ray, y de los milagros que se han sucedido.

Cómo encontramos las profecías:

Son sencillas y directas, escritas desde una perspectiva de primera mano. Que vuela a la cara de la tradición ortodoxa. Una espina en el costado de todo aquel que ya se haya hecho una idea de como será el fin y quién es Dios…

Tiene el potencial de ser uno de los libros más controvertibles del año. Desde Abril de 1992 las profecías y la guerra espiritual han aumentado al rededor del Sr. Aguilera. Las profecías se han diseminado en los Estados Unidos y al rededor del mundo. La gente a sentido la presencia de Dios, algunos lloran, otros tiemblan, algunos oran, algunos encuentran a Dios… Esperamos que tú también.

Hombre Dedicado

Una explicación del Fenómeno de Raymond Aguilera

por Robert Thompson *

Para comprender a Reymundo Aguilera, hay que definir dos palabras claves.

Primero, la definición de Dedicar: Según el Diccionario de Herencia Americana, 

1.Apartar para un propósito especial.

2.Entregarse completamente; consagrarse.

3. hacer dedicatoria (ej. un libro) a alguien.

En segundo lugar, la definición de Fenómeno: De acuerdo al Diccionario de Herencia Americana,

1. Un suceso o hecho que puede ser percibido por los sentidos.

2. a. Un hecho o suceso insólito .

    b. Una persona sobresaliente por sus cualidades y logros.

Durante los tres primeros años "de Recorrido" de Reymundo, él encontró una multitud de obstáculos, los cuales desafió y venció, de manera que su caminar cristiano se fortaleció con el conocimiento de ser él escogido para un propósito muy especial. Sin estudios de Biblia formal o cualquier interés teológico, más que el deseo de ser un buen cristiano, Reymundo ha aceptado la más grande responsabilidad de su vida. La crítica de la gerarquía de la iglesia, la incredulidad de amigos y conocidos, y sus propias inseguridades como humano, no han detenido a Reymundo para completar su tarea. Como si estas razones no fueran suficientes, para disuadir a Reymundo de su trabajo, también hubo ataques y pruebas constantes que lo visitaron desde el mundo espiritual. Las batallas de Reymundo fueron con el diablo, quien nunca duerme. (Ef. 6:12) Por lo tanto la vigilia de Reymundo sobre estos asuntos necesito su atención semanal, diaria, y cada hora.

Reymundo no pretende ser un profeta, sin embargo recibe profecías.Él no comprende simbolismo, pero aún recibe visiones y símbolos. Carece de pericia bíblica, sin embargo se le dice que la use. No aspira a un rango elevado en la iglesia, pero aún así, desafía a aquellos con autoridad y reputación dudosa. Detesta el radicalismo y la revolución, sin embargo, su trabajo es radical y revolucionario en pensamiento e idea.

La vida de Reymundo parece ser complicada, perturbada y aún a veces inquieta. Sin embargo, Reymundo se ha mantenido en su tarea y ha perseguido las metas que Dios le ha dado: Escribe todo; haz de ello un libro y propaga la palabra mundialmente. Se le dijo a Reymundo que hiciera esto y que tuviera fé incondicional en la habilidad de Dios para abrir puertas y proveer contactos que le asegurarán el éxito completo de este poderoso proyecto .

Reymundo es un hombre dedicado. Ha sido puesto aparte por Dios, con un propósito especial. Él es devoto y completamente dedicado a su tarea. Reymundo ha sacrificado todo para escribir un libro, no acerca de Dios, pero de Dios.

Este libro no es acerca de la vida de Reymundo, sus creencias, o experiencias. Este libro es acerca de cambio; Este libro es acerca de percepciones; Este libro es acerca de regresar a Dios. Reymundo siente que existe confusión en las Iglesias. Él espera que este libro traerá cambios que serán positivos para todos los Cristianos y no Cristianos. Mucho más importante, Reymundo desea ver cambio en la Iglesia.

Reymundo encara una batalla cuesta arriba. Él se siente amenazado e intimidado por líderes en la iglesia debido a lo que ha escrito. Pero es precisamente lo que ha escrito, y diseminado, lo que traerá el cambio necesitado. Fuerza, violencia, y acciones radicales no serán catalistas para cambio. La palabra escrita, solamente la palabra de Dios, será suficiente para traer un cambio universal en el cuerpo.

El cambio más grande en la iglesia ocurrió alrededor de los años 1500's por un teólogo llamado Martín Lutero. El desafió las prácticas dogmáticas de la Iglesia Católica. Fue un escritor prolífico y orador carismático. Los alemanes de los años 1520s hubieran reaccionado violentamente o se hubieran dedicado a actividades radicales si Martín Lutero hubiera sugerido esas acciones. Sin embargo él escribió y publicó la palabra de Dios. La palabra de Dios fue esparcida por individuos que retaron la autoridad de la iglesia existente. Martín Lutero también sabía que Satanás podía atacar a las personas, pero cuando se hace el trabajo de Dios, diseminando palabras, aflije mucho al diablo.

Reymundo Aguilera no es un teólogo. Sin embargo, él proclama la palabra de Dios tal como ha sido instruído. ´El ha experimentado intervenciones divinas a través de visiones y acontecimientos. Graba y documenta cada suceso con sus propias palabras y estilo. Reymundo no es un escritor, asi que escribe como si estuviera conversando con un amigo. Su trabajo es personal, no por lucro comercial, mas escrito para todos, cristirnos y no cristianos.

La misión de Reymundo en la vida es sencilla: Llevar la palabra de Dios a todo el mundo. A través de su dedicación, él está logrando esta meta. Es fenomenal que los escritos de Rey, aunque incompletos, son leídos y distribuídos a través y aún mas allá de los Estados Unidos. Porciones de estos escritos se encuentran repartidos en el mundo. Cuando se complete este trabajo estará disponible al publico pues es la voluntad de Dios que su palabra sea leída por todos.

*Robert Thompson es un Profesor/Historiador quien declara que el Señor le ha dado varios sueños, noches intranquilas y puesto una carga para escribir este prefacio y usar las escrituras.

 

Parte 1 Testimonio

La historia de como

Profecías, Visiones, Ocurrencias y Sueños

empezó para Raymond Aguilera.

(Escrito a ´partir de mis cintas de cassette grabadas. Casi totalmente escrito como fue grabado palabra por palabra. Cassette grabado dos meses después del primer suceso y visiones, y todavía tres años más tarde no completados. Los nombres de algunas de las personas han sido cambiados.) La Propiedad literaria 1990-2000 Raymond Aguilera.


Abril 1990

Bien, no sé como comenzar mi historia, pues es bastante larga. Comenzaré con la noche antes de la primera aparición del Espíritu Santo. Fue en la noche de un día Miércoles. Yo fui a un servicio en una iglesia, y durante el servicio, me acerqué a una amiga muy cercana y le pregunté si  podía orar conmigo, pues entre nosotros existían ciertos problemas. Al acercarme a ella, recuerdo que temía aceptar orarar conmigo. Estábamos un poco tensos, pues teníamos problemas entre los dos. Yo sabía que ella me apreciaba, y ella se había vuelto muy especial para mí.

Mientras orábamos,  percibí su miedo. Podría decir que ella deseaba que esta oración terminara lo más pronto posible, pero la induje a continuar. Me preguntó si habíamos orado por todas mis necesidades, rápidamente dije que "no". Entonces oramos un poco más y cambiamos impresiones sobre cómo nos sentíamos el uno con el otro. Estaba consciente de los problemas de abuso que ella había experimentado en su pasado, lo que hacía extremadamente difícil su relación con alguien del sexo opuesto.

Varias veces me había mencionado que me apreciaba mucho, pero estaba tratando de lidiar con su problema. Bien, con toda esta tensión, ella perdió el control. Así, se encerró en sí misma y se nos dificultó la comunicación. Percibí su tensión y su ansiedad. Todavía puedo recordar su nerviosismo. Ella no quería sentarse a mi lado por su estado de ánimo, sin embargo lo hizo. Esta tensión, miedo, ansiedad y enojo no eran dirigidas hacia mi, sino hacia ella misma. Podía ver que en ella había una batalla interna, esto me dolía, me dolía mucho, pero no podía hacer nada; mi presencia lo empeoraba y no sabía que hacer.

Aquí me encontraba con una mujer quien Yo creía me apreciaba, mas a quien no podía acercarme. A esta hora ya todos habían salido del servicio y nosotros permanecíamos allí, tratando de comunicamos. Podría decir que ella deseaba que nuestro encuentro hubiera ya finalizado, los dos sufríamos. Cuando al fin terminó, estaba hecha un destrozo. Sus manos se encontraban completamente sudadas y temblaba en forma compulsiva. Deseaba irse lo más pronto posible mas sus nervios no se lo permitían. Me levanté y me fui, ella fue caminando hasta donde se encontraba el Pastor, se notaba el nerviosismo en sus movimientos. Al salir hablé con otro miembro de la iglesia y me dirigí hacia mi carro, que se encontraba en el parqueadero.

Mientras manejaba saliendo del parqueadero, la pude ver caminando con otros dos miembros de la iglesia. Charlaba con ellos tratando de actuar normalmente, pero podía verse que todavía estaba nerviosa. Conduje despacio y la observaba a lo lejos. Me dolía mucho verla tan afectada. Lo increíble es que ni siquiera habíamos peleado, ni nada semejante. Habíamos estado hablando solo de cosas sencillas, nada significativo. Manejé a mi casa y me sentí muy mal. Esa reunión entre nosotros fue muy dolorosa.

Bien, a la mañana siguiente decidí dedicarle mis oraciones. Esto era todo lo que podía hacer, ya que no podía comunicarme con ella. Me había dicho que le era muy difícil abrazar o tocar a alguien debido a su pasado. Ella había perdido el control, lo cual no le había ocurrido anteriormente. Bueno, continuando con mi historia, aproximadamente un mes antes de este encuentro para orar con ella, había estado jugando con la Biblia, si tenía un problema o pregunta, solamente habría mi Biblia y esperaba a ver si el Señor me daba una respuesta. Si recuerdo correctamente, solamente usaba el NuevoTestamento. Había tenido bastante éxito hallando respuestas de esta forma. Generalmente, abría la Biblia y miraba al primer capítulo de la página que encontrara. Pasaba mi dedo al borde de las paginas de la Biblia y la abría. El día siguiente a la reunión y oración por mi amiga. Los dedos se detuvieron en el Libro de San Juan, capítulo once, el cual se refiere a la muerte de Lázaro. Leí el capítulo de principio a fin. Eran las nueve de la mañana del día Jueves, al otro día del que habíamos orado juntos con mi amiga especial.

Analicé para ver como las escrituras pudieran aplicarse a la situación de mi amiga. En el pasado, le había dado ciertas escrituras para que las leyera, sea por teléfono, personalmente o las había dejado en el contestador, en varias ocasiones me dijo que las escrituras que le había dado, aplicaban a sus necesidades. Mientras leía el capítulo, sentí haber encontrado algo, estaba en el versículo cuarenta y cuatro (donde Cristo habla), continué, pero algo me dijo que me había pasado. En realidad no podía entenderlo, pero presentía que había leído demasiado. Entonces retrocedí y me detuve en el versículo cuarenta y cuatro. Era el último versículo en el cual Cristo habla sobre la resurrección de Lázaro.

De mis grabaciones diarias tal y como fueron grabadas:

Mis labios están secos, he sudado toda la noche y parecen haber sido así todas las noches. En la mañana me levanto sudando frío y con la boca seca. Algunas veces no puedo recordar las palabras que voy a decir porque Satanás ataca mi mente, pero procederé y detallaré cuanto pueda, y en el orden en que lo recuerde. Porque sé que Satanás me ataca cuando repito esta historia. He revivido estas experiencias muchas veces, pero aún él me ataca la mente. Me hace olvidar todos los acontecimientos antes de que los recuerde.

No puedo comprender porqué esto sucede pues los he revivido muchas veces, pero mi mente se borra y sé que es su culpa. A veces él me ataca con ansiedad, tiemblo y sudo de angustia. Comienzo a pensar cosas malas, pero trataré de decir lo más que pueda y lo más completo posible. Le he pedido al Espíritu Santo que me ayude en este proceso. Ahora mismo, mientras escribo...siento la presencia de Satanás. Me siento nervioso y tembloroso, pero continuaré describiendo estas experiencias.

Mi mente quedó en blanco, no puedo recordar dónde estaba...Señor Jesús, en el nombre de Cristo. ¡Ayúdame! Ayúdame a continuar. Dije, que iba a continuar, así es que ayúdame. Por favor ayúdame a recordar. No puedo recordar dónde quedé. En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Señor Jesús protégeme. En el nombre de Cristo, fuera de aquí Satanás. ¡Te lo digo! En el nombre del Padre, del Hijo, y del Espíritu Santo. En el nombre del Padre, del Hijo, y del Espíritu Santo. ¡ Satanás sal de aquí! ¡Señor Jesús ayúdame ahora mismo! Por favor, te lo suplico!

¡Oh mi Dios! Tengo tanta sed.. Deben ser como las tres o cuatro de la mañana, del Miércoles, 28 de Julio, de 1990, porque el 26 de Julio fue Lunes. No sé porqué, han ocurrido tantas cosas, que no puedo controlar el tiempo en que han sucedido. Ultimamente el tiempo me parece no tener significado ni espiritual ni físico.

Mi mente todavía está vacía, mis labios secos y hay lágrimas en mis ojos. A través de la ventana y en medio de los árboles veo que el sol sale. Aunque afuera todavía se encuentra oscuro, puedo ver como se eleva . No sé explicarlo. Siempre he podido repetir esta historia, cuando mi mente se encuentra vacía, luego regresa, pero esta vez...

Caramba! Mi boca se encuentra seca. Llego a un punto en mi memoria en que todo está bien, menos el recuerdo de esta historia. Casi como total amnesia. La presencia maligna es fuerte esta noche. " ¡En el nombre de Cristo, Señor Jesús protégeme ! Pon una Cúpula protectora alrededor de mi cama tal como lo hiciste esa mañana. ¡Magnífico!, ahora lo recuerdo . "Gracias Señor. "

Regreso a la Historia:

Mientras leía aquellos versículos de la Biblia, algo me llamó la atención, debía ser algo muy importante. No puedo explicarlo, puede que sea un sentimiento, pero no lo puedo poner en palabras. Algunas veces me es difícil explicar lo que veo, quizás porque tengo un vocabulario limitado, pero lo que algunas veces experimento es inexplicable en la carne, y extremadamente difícil de describir, por ser eventos tan grandiosos. Quisiera poder plasmar, tal como veo los Colores, el Poder y las Fuerzas de Dios y Satanás.

Mientras leía la Biblia, los versículos del capítulo once del Libro de  Juan, sentí la urgencia de llamarla. Sabía que estaba trabajando pues eran las nueve de la mañana del Jueves cuando esto estaba sucediendo. Me sentí como un tonto pero deseaba ayudarla. Aún cuando ya le había dicho que me alejaría de ella a causa de su tensión. Sentía una sensación muy fuerte, como de…, " Rey, ¿porqué no le das la información, la llamas y le das el capítulo y los versículos ? Posiblemente le hagas un bien." Entonces lo pensé y me dije" Bueno ¿Qué tendría de malo darle esta información? La llamé, aunque todo esto no  hacía mucho sentido. Como ella estaba en su trabajo le dejé el mensaje en su casa.

Cuando la máquina del contestador del teléfono se activó, dije, " Es Reymundo, lee el capítulo once desde el versículo 1 al 44 del Libro de Juan" y colgué. Entonces me dije, " Fue raro de mi parte, pero quiero ver qué se puede lograr con esto". Mientras lo leía otra vez, sentí una Presencia, no se cómo explicarlo, pero lo que haya sido, sentí necesario llamarla nuevamente. No estoy seguro que fue, pero sentí que era sumamente importante que tuviera el capítulo y los versículos correctos. No puedo explicármelo. Sencillamente me vino de la nada. "No, " me dije. "Es una estupidez, si hace poco le dejé un mensaje. Ella va a creer que estoy loco". Pero la sensación fue tan clara, y habiendo llegado tan lejos, dije "¿Porqué no?" así que la llamé de nuevo y dejé en la máquina este mensaje "No recuerdo si te di el capítulo y los versículos correctos, pero asegúrate de leer el capítulo 11 y versículos del 1 al 44 del libro de Juan, es importante". No sé porqué insistí que era importante, pero lo hice.

Como todo esto era extraño para mi manera de ser, me dije," Mejor leo esto una vez más". Así que comencé a leer el libro de Juan, capítulo 11, versículo 1 al 44. Debo haber leído los primeros 2 ó 3 versículos cuando, Dios mío, sentí una sensación. Estaba acostado y sentí calor, a través de mi corazón, a través de mis piernas y a través de mis brazos. El calor fue increíble.Y comencé a llorar. ¡¡Comencé a llorar !! ( Tengo que referirme que las partes de esta sección sonarán diferente pues, mientras trataba de grabar este acontecimiento, comencé a llorar de nuevo incontrolablemente.) ¡¡Comencé a llorar!!...Estoy llorando... ¡¡Y no puedo dejar de llorar !!.. No puedo dejar de llorar y no sé que es lo que está pasando,... Yo siento,... Yo vi.

Vi una esfera, o más bien una Cúpula que apareció repentinamente de la nada. Podía ver a través de ella. Esta Cúpula protectora iba de un extremo a otro de la cama mientras me encontraba acostado. Podía ver a través de ella. Mi cuerpo se pusoó en posición fetal y comencé a sudar. Entonces supe que era el Espíritu Santo. Su Presencia abrumadora era sumamente poderosa. Al mismo tiempo me sentí muy bien, muy raro y muy lleno de vida... Recuerdo que me preguntaba, ¿qué pasa aquí? Esto era completamente nuevo... Aquí tengo que detenerme pues no puedo hablar porque estoy reviviéndolo todo de nuevo...

Bien, estoy de regreso. Mientras esto ocurría, todo lo que pude hacer fue llorar, y mientras lloraba, vi a mi amiga. Podía verla, o sentirla, no sé cómo explicarlo, pero mi alma se introdujo en su cuerpo, o algo así. Creo, pero realmente no lo sé. Experimenté las sensaciones que ella percibía, lo que su alma estaba sintiendo...( Durante esta sección de la grabación, perdí control y comencé a llorar.) Oh Dios mío es tan horrible...siento el terror…siento.. la agonía... el dolor incontrolable. Sentí todo lo malo que ella sintió...lo sentí… lo sentí... Dios mío...Dios mío es esto lo que ella sintió ..¡Ayúdala...! ¡Ayúdala! Dios mío.

Luego la vi tratando de hablarme y algo la agarró de su garganta. Entonces vi algo como un demonio. No sé exactamente lo que era, pero dijo, " Es mía y no la dejaré ir. No importa lo que hagas. No la dejaré ir". Durante esta visión aún me encontraba llorando, lloraba y lloraba al Señor porque veía que esto me ocurría en otro lugar, o mundo. El demonio dijo, "La tengo por el cuello que es de donde quiero tenerla, y allí es donde va a permanecer. No importa lo que hagas, es mía".

Entonces la próxima Visión fue de un carrusel, de aquellos que se ven en el patio de las escuelas. Este demonio, o lo que haya sido, le daba vueltas a mi amiga en este carrusel, desbalanceándola. Ella no podía salirse del carrusel. Podía ver que ella trataba, pero este demonio la empujaba más y más rápido cuando se acercaba a la orilla para saltar. De manera que no lo podía hacer, a causa del temor y la velocidad del carrusel. Yo podía ver cómo se movía hacia el centro del carrusel cuando el demonio lo empujaba más y más rápido. Me sentía mal por ella, sin poder ayudarla. Después la imagen desapareció.

Recuerdo que la cara del demonio se parecía a la de "Yoda" de la película "Guerra de las Galaxias". Su cara tenía la misma forma que la cabeza de YODA con sus orejas puntiagudas y nariz pequeña. Entonces tomé conciencia de dónde estaba, me pusé llorando como un niño, no con lágrimas de cocodrilo, sino llorando desde lo más profundo de mi corazón, de mi alma. Lloraba como un niño de tres años a quien han castigado. Mi llanto estaba totalmente fuera de control. Luego mi llanto cambio a una sensación de plenitud, me sentí limpio y en paz. Supe que era el Espíritu Santo que había venido a mostrarme este acontecimiento y quitarme el dolor. Esta clase de cosas no me pasan a menudo, porque soy del tipo de persona para quien todo tiene que ser como que dos más dos es igual a cuatro.

Recuerdo cuando iba a las reuniones cristianas. Siempre me sentaba en las sillas de atrás viendo a la gente que hablaba en otras lenguas y me decía a mí mismo "Mira a estas personas haciendo esa clase de tonterías". Porque la mayoría no eran sinceros. Solo hacían ruidos y deseaban ser oídos. Mi hermana y yo hablábamos de ellos. Los juzgábamos mucho  pues no parecían sinceros, sabía que eran falsos porque habían ciertos individuos que siempre tenían algo que decir, o veían cosas que no tenían sentido.

Aún ahora puedo ver, y decir, que algunas personas solo desean ser oídas, llamar la atención y autodenominarse cristianos. Básicamente, me sentaba atrás, observaba, y ahora algo me sucedió a mí. Mis dos mas dos ya no fueron cuatro. Siempre he sido un cristiano, por lo menos la mayor parte de mi vida. Creo en Dios, el Padre, el Espíritu Santo, y el Hijo, Jesucristo. Ahora que lo pienso, tuve en el pasado una o dos experiencias fuera de lo común, pero no como estas. Mi cristianismo estaba fuera de control.

A veces me digo a mí mismo, que estaba en la cama, viendo una cúpula sobre ella, experimentando la Presencia del Espíritu Santo y sintiéndome bien interiormente, pero la única forma de expresarlo fue a través del llanto, "Sí, Ray, eres normal." Esta experiencia fue tan aterradora, que no se puede explicar con palabras. Las palabras no tienen suficiente significado para tratar de explicar lo que quiero. Mi cuerpo físicol y mi mente, pensaban "Ray, estás perdiendo, perdiendo control". "Hay algo aquí, y no está correcto". "Te estás volviendo loco, hace unos minutos estabas bien. Despiértate. Contrólate." Pero todo lo que hacía era llorar.

Traté de controlarme varias veces , porque duró, creo, de media hora a cuarenta y cinco minutos. Mi cuerpo estaba sudando, en posición fetal. Sentí el Poder, la Gloria del Espíritu Santo y no se acababa. Finalmente, reaccioné y me dije "Esto tiene que terminar". Así que, me levanté y fui al baño, estando un poco mareado. Era como si hubiera estado tomando, o algo parecido. Me mojé la cara y luego regresé a la cama. Me dije, "Rey, te estás perdiendo, hay algo más aquí. Justamente... pero yo sabía en mi corazón que era el Espíritu Santo, y...(¡Muchacho!, mi boca y mis labios están secos).

Me dije, "Vístete y ve a buscar qué comer" (En los últimos meses, he estado comiendo ensaladas en Jack-in-the Box, he perdido peso y me he sentido bien.) Me dije: "Tengo que controlarme para comenzar bien el día" Me vestí, fui al carro y manejé hacia la entrada, un poco nervioso. Recuerdo, doblé hacia la izquierda en la calle La Paloma, una calle muy inclinada, y cuando bajé aproximadamente tres cuadras de la colina, la Presencia del Espíritu Santo me golpeó nuevamente.

Oh, mi alma... ¿saben?, cuando se quiere llorar y se siente un bulto en la garganta que no tiene explicación, se siente como que se tiembla y una sensación rara en el interior. Trata uno de controlarlo, pero no puede. Luego el bulto desaparece de la garganta y se comienza a llorar de nuevo. Comencé a mover mi cabeza y a decir "¿Qué pasa aquí? Esto no es normal. Este no soy yo. Yo repetía "Rey, contrólate, contrólate" "¿Qué pasa aquí?"

Me dije estas cosas a mí mismo, y quizás otras más, y así conduje cuestabajo hasta abajo de la colina, me senté en mi carro pensando : "Necesitas hablar con alguien de esto", "Tienes que decirle a alguien que has perdido el control". Fui al restaurante llorando como un niño. Al llegar al final de la calle, en frente de la señal de parada, me limpié las lágrimas y me pregunté a mí mismo, ¿Qué voy a hacer? Entonces, tomé nuevo aliento y traté de controlarme.

Manejé y llegué al parqueadero de Jack in the Box en donde vi el carro de una amiga, a quien no había visto en años, pero pude reconocer su carro. Me dije "Es gracioso, me había dicho a mí mismo que necesitaba alguien con quien hablar." Mi amiga es casada y tiene varios niños. Ella fue la persona, quien me regresó a la Iglesia Católica hace veinte o más años.

Me salí del carro y caminé, tan controlado como pude, entré al restaurante, donde la vi, por cierto, estaba sola. Como me parecía que no hubiera nadie más, me fui donde ella y le pregunté, " ¿Sherrill, estás sola?"

Me miró y dijo, "Sí"

"¿Tienes un minuto que podamos hablar?" Le pregunté.

"Sólo tengo unos pocos minutos porque tengo que trabajar" me dijo. Luego me miró y dijo, "Rey, parece que hubieras visto un fantasma"

" Creo que sí," le dije. Luego fui a ordenar mi comida, regresé a la mesa y compartí mi experiencia con ella.

La he conocido por muchos años y se había desarrollado una gran amistad por casi tres años, antes de su matrimonio. Fuimos a la Iglesia por muchos años. Nos conocíamos bien, y sabíamos dónde estábamos en nuestra fe. Le dije que había estado fuera de control desde lo que pasó esa mañana, y que necesitaba hablar con alguien.

Me dijo, "Tú sabes, todas las mañanas voy a comer en Carl's Jr. en Pinole, pero por alguna razón vine aquí, nunca lo hice antes."

Le dije, "Quizás fue porque yo necesitaba hablar con alguien," y nos miramos.

Luego después de hablar por un rato, me controlé y comenzamos a platicar de tiempos pasados y de nuestras respectivas familias. Luego ella se fue a su trabajo y yo hacia mi casa. Cuando llegué a la casa, mi hermana estaba haciendo la limpieza, porque unos amigos iban a llegar en la noche. Mi hijo le estaba ayudando.

Al subir las gradas y entrar en la cocina la vi limpiando la mesa. Había muebles por todas partes. Halé una silla y me senté.

Le dije, "Cristina, me sucedió algo esta mañana."

Me miró y dijo sonriéndose, "¿Has visto espíritus y visiones?"

Siempre bromeábamos acerca de los que tienen visiones. Me imagino que no estábamos siendo cristianos, y siempre estábamos juzgando. Sencillamente, no creíamos esas cosas. No sé, pero cuando ella dijo eso, sentí como si me metiera un cuchillo en el corazón y comencé a llorar. Estaba incontrolable, esto es, realmente lloraba intensamente. Podía sentir que mi alma lloraba dolida por lo que ella dijo y me lastimó. Mi hijo salió del dormitorio con una mirada que decía, ¿Qué le pasa a papá?".

Le dije a ella, "No sé que pasa. Solo sé..."

Luego ella se acercó, puso su brazo a mi alrededor y comenzamos a orar. Me sentí mejor al orar, pero nuevamente me encontraba fuera de control. Mi hijo me miró con unos ojos que decían, "¿Papá, te estás volviendo loco? ", Me imagino que esto fue cerca de una hora y media después de mi primera experiencia verdadera con el Espíritu Santo. Así es cómo y dónde ...mi primer día y noche terminaron con la Presencia del Espíritu Santo.

La Segunda visita del Espíritu Santo

Narraré otros acontecimientos, pero no sabría decir si sea el orden correcto. Tal vez la secuencia de eventos no sea perfecta pero lo diré tan correctamente como me sea posible. Estos han estado sucedido por algo ya más de dos meses.

Unos pocos días después de este primer evento, llamé una amiga Alice. Alice frecuentaba la Iglesia de ‘Four Square’ a la cual yo también asistía, ella dejó de ir ya que allí no le pudieron ayudar. Desistió de la iglesia de "Four Square" y empezó a asistir a una iglesia mormona. Esto me pareció raro, ya que antes de asistir a la iglesia de ‘Four Square" era católica.

Esa fue una pequeña reseña de Alice, era una cristiana muy carismática. Bueno, llamé a Alice y le conté lo ocurrido y que no entendía todas estas cosas, no sabía por qué habían pasado y que me tenía confundido.

Alice me dijo "El Espíritu Santo apareció porque pedías por alguien y no por ti mismo, y al Espíritu Santo esto le agrada". Luego dijo, "debes sentirte muy honrado, me gustaría que algo así me sucediera"

Le respondí, "en realidad no me sentí honrado o especial, solo tuve deseos de llorar.

Me contestó, " si te vuelve a suceder pregúntale al Espíritu Santo el porqué, Él te lo dirá, o puedes también orar por una respuesta".- le respondí - "Okey".

Así, esa misma tarde, no sé si había orado por una respuesta o no, no lo recuerdo, en sueños…no puedo explicar las extrañas cosas que sucedieron. Estaba dormido cuando El Espíritu Santo se presentó por segunda vez.

Sentí su Presencia llenando la habitación. Fue indescriptible. Me despertó con una Fuerza muy Poderosa, llenó la pieza y en un instante mi cuerpo había adoptado la posición fetal nuevamente y empecé a temblar. Sabía que era el Espíritu Santo, lo percibí y empecé a llorar. Lloré nuevamente a viva voz, la Presencia del Espíritu Santo era mas fuerte que la primera vez. Era realmente fuerte, la primera vez creí que había sido fuerte pero esta vez era increíble.

La primera vez fue una sensación con visiones pero esta vez fue una comunicación no en palabras sino mente a mente, o espíritu a espíritu. Era un intercambio de pensamientos. No pronunciaba palabras con mis labios, era como charlar con imágenes. El Espíritu Santo no me dijo, me mostró en mi mente, el porqué razón se me había presentado. Solo lloré a lo largo de todo este episodio.

Entiéndanme, yo estaba llorando, llorando a viva voz, pero mi mente estaba serena y en comunicación con el Espíritu Santo y estaba en control de mi espíritu o como quieras llamarlo, pero mi cuerpo físico lo único que pudo hacer fue llorar, y digo LLORAR, no lagrimas de cocodrilo. Mi cuerpo empezó a transpirar en posición fetal, no sé si la posición era por protección como en el vientre, o por crecimiento. Sabía que el Espíritu Santo estaba en mi pieza y recordé lo que me había dicho Alice, "pregunta por qué".

En medio de esta experiencia y llanto saqué suficiente coraje para preguntar, "¿Por qué yo? ¿Qué está pasando? Siento que estoy perdiendo la razón."

Y el Espíritu Santo me respondió, Rey, estamos orgullosos de ti, has sido bueno, no permitas que tu amiga te haga perder el equilibrio" y el Espíritu Santo me infundió tranquilidad.

Pregunte "¿Por qué? ¿Qué está pasando?"

El Espíritu Santo respondió, "he aparecido porque has hecho tres cosas 

Dije, "¿tres cosas?, ¿Qué fue lo que hice?"

Tal vez estaba tomando más confianza ya que me sentía más seguro, como cuando se habla con un buen amigo. O tal vez porque el Espíritu Santo llamó mi atención con Su Gloria, pero yo continuaba llorando fuertemente.

El Espíritu Santo me mostró imágenes mentales de Octubre de 1989, el fin de semana anterior al terremoto de California. Cerca de veinte solteros habíamos ido a retiros espirituales cristianos a Yosemite. La mayoría de nosotros habíamos ido a una excursión a las cataratas que están a más o menos tres millas arriba, por un sendero escarpado. En el camino de subida, había un joven de aproximadamente veinte años, con un bebé de unos ocho o nueve meses cargado en un morral a la espalda, y una tierna niñita de unos tres o cuatro años caminando a su lado.

Nuestro grupo los pasó rodeándolos, ya que bloqueaban el camino, yendo despacio sorteando la filosas rocas que habían a lo largo del camino. El camino no estaba bien definido pero había camino. Bien, nosotros todos subimos a la cima para ver las cataratas. Estuvimos allí por espacio de medio hora y procedimos a bajar por el mismo sendero.

Lo veía en mí, claramente, en mi mente, como si estuviera allí. Estaba volviendo a vivir todo nuevamente. Entonces, cerca de media milla de la cima, este joven estaba sentado en una piedra, el pobre estaba completamente exhausto, sudado como si hubiera tomado una ducha con su ropa puesta. Parecía mareado. Su hija de tres años estaba mirando por el borde del precipicio y él tenía todavía el bebé en la espalda. Estaba completamente agotado y no había manera alguna de que llegará más lejos.

Entonces, cuando nuestro grupo cristiano, lo rodeo y continuó, algo me hizo parar y mirar atrás. Al mirarlo, pude ver que se encontraba en problemas y realmente no sabía que hacer. Sentí internamente un gran dolor  y supe que no podía dejarlo allí.

Saqué coraje, me devolví y le pregunté, "¿Puedo ayudarle?".

Me miro, su cara estaba sudando, Había mucha gente caminando cerca de él y sentía su hombría amenazada,él sabía que estaba acorralado en esta montaña con sus dos hijos. Y había llegado ya al punto de darse cuenta que había hecho algo estúpido.

Observé que me miraba de arriba a abajo pues yo era un extraño para él.  Entonces emergió su orgullo y me respondió, "No, estoy bien, voy hasta las cataratas, solo que hay mucha humedad y hace demasiado calor". Bueno - le dije- si vas bajando, déjame darte una mano con los chicos.

Me miro de arriba a abajo nuevamente y me dijo, "No, todo está bien", - le dije- no es problema.

Espero unos segundos y me dijo, " bueno, está bien".

Se levantó, me amarré la chaqueta a la cintura porque estaba el día muy caliente, y me estiré a tomar la mano de la niñita, se levantó lentamente y tomó la otra mano, pero todavía tenía al niño en el paquete de su espalda.

Así empezamos a bajar, a medida que caminábamos le conté que estabamos con un grupo de solteros cristianos en retiros, me empezó a contar que hacia para vivir y hablamos de religión y cosas así. Fue una charla menuda pero hizo la caminata hasta abajo más llevadera. Al legar abajo me presentó a su esposa y su familia. Nos tomó bastante tiempo la bajada pues íbamos a paso de caracol.

Reviví todos los eventos nuevamente, entonces me dijo el Espíritu Santo "Esa fue la primera cosa que hiciste". Y lloré … y lloré no podía creer lo que ocurría , solo lloraba…

Lo siguiente que me mostró el Espíritu Santo fue a Mary. Ella es una mujer que asiste a mi Iglesia. Usa silla de ruedas, no sé qué le pasa, pero siempre tiene sus brazos cruzados sobre su pecho. Me imagino que sus músculos y manos están entumecidos. También le es difícil hablar. Vive en una casa de convalecientes y alguien de la iglesia la recoge para ir a la iglesia todos los Domingos.

Este Domingo particular, mi amigo Roland la llevó a la iglesia. Habíamos estado charlando afuera de la iglesia, y si mal no recuerdo, yo estaba ayudándole a él a sacarla del carro. Este Domingo en particular había un concierto especial de un coro de niñas cristianas del área de Los Angeles, y Mary quería sentarse en la fila de adelante. Roland me invitó a sentarme con ellos. ( Hombre, mi boca está reseca), así que empujamos su silla hasta la fila de adelante, pero había puesto solo para Roland y el único otro puesto disponible, estaba detrás de Mary hacia lado izquierdo.

Empezaron el servicio y los cánticos. Por alguna razón Mary me llamó la atención, nunca la había observado antes y durante los cánticos pude ver su satisfacción. Sentí la Presencia de Dios sobre toda ella. No lo puedo explicar, pero observándola ella me tocó.

La Presencia de Dios estaba sobre sus ojos y cara, ella irradiaba, sentada en su silla de ruedas. Parecía envuelta en los cánticos. Por alguna razón no pude retirar mis ojos de ella, mientras yo mismo escuchaba los cánticos la observaba. Ella estaba completamente sintonizada con los cánticos durante este servicio.

Ahora bien, este coro estaba formado por cerca de cuarenta chicas jóvenes con edades entre trece y dieciocho años, todas lucían preciosas con su uniforme rojo. Podía verse que todas estaban en la flor de la juventud y tenían toda sus vidas por delante. Estaban alineadas a lo largo de las paredes y a través del frente de la iglesia. María estaba sentada allí radiante, yo trataba de percibir que sentía ella desde su silla.

Mary tiene cerca de treinta años, según supe ella fue porrista antes que la atacará lo que le aqueja. Allí estaba ella, viendo a estas niñas de trece a dieciocho años, sentada sin poder siquiera aplaudir. Como dije allí sentada sin poner atención a nada más. Mis ojos estaban fijos en ella. Sentí la Presencia del Espíritu Santo en ella, pero recuerden, esto ocurrió antes de tener una clara idea del Poder de la Presencia del Espíritu Santo.

Al terminar el servicio me dirigí a ella y le di un gran beso y abrazo y le dije que la amaba. Todos en la iglesia generalmente se abrazan, pero son abrazos simulados, yo le di en Cristo un gran y amoroso abrazo, la apreté fuertemente. No sé por qué, pero lo hice.

Después del servicio, algunos amigos solteros fueron a una fiesta de apertura de regalos de una pareja recién casada. Por la tarde, estuve un buen tiempo con Mary en la fiesta, bromeando, le decía que ella era la más salvaje porque estaba usando un pañuelo de colores en su frente. Recuerdo que ella volteó a mirarme y me dijo lo mejor que pudo, "este es el mejor día que he tenido en mucho, mucho tiempo", esto me hizo sentir muy bien y desde aquel día ella fue algo especial para mí. Salí luego de la fiesta con mi hermana. En ese momento la imagen de Mary desapareció y el Espíritu Santo me dijo "esto fue la segunda cosa que hiciste".

En seguida me mostró la tercer cosa. En cierta forma el tercer evento me dejó perplejo, ya que fue algo muy insignificante. La imagen empezó, fue una noche en Gateway, un grupo cristianos solteros, mi hermana y yo estabamos juntos un lunes en la noche, por lo general ella no asiste pero en esta ocasión fue conmigo.

Estaba allí una cantante del área de Los Angeles, ella, me supongo, estaba consiguiendo para su viaje hacia el norte, tratando de vender cintas musicales en iglesias o dondequiera que pudiera cantar. Me recordó a ‘Mama Cass’ del grupo ‘Mama’s and Papa’s’. Ella era grande y pesada, no lucía ni cantaba muy bien. Creo que los otros tampoco la creían buena, recuerdo decirle a mi hermana "no es muy buena" sin embargo interpretó tres o cuatro canciones.

Cuando terminó se hizo un corte de intermedio para dar inicio a la reunión principal. El presentador anunció que la cantante estaba vendiendo sus cintas en la parte de atrás del salón por si alguien quería comprar alguna, y se dio inicio al intermedio. Miré a mi alrededor y nadie se movió. Permanecieron sentados y luego poco a poco se dirigieron al área del café, agua, galletas y otras cosas que se ofrecían, pero ninguno fue a comprar las cintas.

Yo tenía veinte dólares para gasolina, y realmente para eso eran, no sé por qué lo hice… viendo la cantante parada…mirando…bueno, yo también soy artista y escultor…me paré y compré la estúpida cinta.

La chica del mostrador me preguntó "¿Cuál quieres?"

Le respondí "cualquiera está bien"

Le pasé mis veinte dólares y no tenía cambio, me pasó por la mente comprar dos, pero me dije a mi mismo "¡No!… necesito algo para gasolina", ella llamó a la cantante y viéndole la cara se notaba la alegría, lo bien que se sentía de que le comprará una de sus cintas.

En este momento mi hermana ya había vuelto con su agua y galletas al puesto.

Me miró y dijo, "¿Compraste una cinta!?"

"Sí" le dije.

En el camino de regreso a casa me preguntó "¿Por qué compraste la cinta?".

Le contesté "no sé".

Mi hermana insistió "ella no era muy buena"

"Sí, lo sé – respondí – pero también soy artista y sé como me sentiría si tengo una exhibición y nadie compra nada. Me dio pesar por ella".

Mi hermana es muy cuidadosa del presupuesto y diez dólares por una cinta era demasiado para ella, "No sé por qué lo hice, pero lo hice".

La imagen desapareció y el Espíritu Santo me dijo "Eso fue la tercera cosa que hiciste".

Aveces me incomoda decir estas cosas, porque revivo los hechos, aunque fueron cosas buenas y me sentí bien cuando las hice, las hice por quién sabe por qué. Dejemos pues eso quieto y continuemos.

Mientras experimentaba estos eventos y visiones en mi mente, estuve llorando todo el tiempo. Entonces el Espíritu Santo me dijo a través de esta comunicación que podría alcanzar cualquier cosa que quisiera.

El Espíritu Santo me dijo, "te daré lo que quieras" Eso fue hermoso, fue realmente hermoso escuchar tales palabras. Ya que sabía quién lo decía, y el Espíritu Santo repitió " Te daré lo que quieras, cualquier cosa." Y dijo "te digo la verdad".

Sabía que yo estaba cuerdo y que el Espíritu Santo me iba a dar cualquier cosa, por solo esas tres cosas, pero todo esto no tenía mucho sentido, no lo podía aceptar, parecía increíble, no lo dije pero era lo que sentía, solo pude llorar y llorar y llorar más aún. Me sentía tan bien internamente que no puedo explicarlo.

Seguía llorando y llorando cuando de pronto mi mente empezó a trabajar como una maquina super rápida, pensaba en que necesitaba esto y aquello, quiero que mi negocio sea exitoso, mi casa terminada, todas esas cosas pasaban por mi mente, y por alguna razón empecé a llorar más y más fuerte, hasta el punto de no poder pronunciar palabra si quisiera.

Entonces algo me alertó, mi mente paró y dije "solo quiero estar contigo" y lloré y lloré. Dije "solo quiero estar contigo" fue todo lo que dije y lloré ( ¡oh mi boca está reseca!).

La habitación se pusó en calma. No sé cómo paso, cómo el Espíritu Santo me lo dijo…El Espíritu Santo me dijo que quería escuchar mi confesión, todavía yo estaba llorando, tratando de pensar que debía confesar. Pensé en cuatro o cinco cosas, me supongo. Mientras esto sucedía yo seguía llorando, sigo mencionándolo porque mi cuerpo estaba en una dimensión y mi mente o espíritu en otra.

Bueno, pensé en algunos pecados y supongo empecé a decirlos o mejor a pensar en ellos. Pero antes aún de empezar, no puedo explicar que pasó… a medida que empezaba a pensar en ellos y decirlos, se borraban de mi mente y una sensación muy extraña como si tuviera amnesia a medida que decía el siguiente se borraba de mi mente. Pasé por todos y hasta ahora no sé qué confesé. Bueno, confesé todo y me sentí muy a gusto.

Me acuerdo que estaba sudando tanto en posición fetal que mi boca estaba seca y tenía necesidad de bajar por algo de beber.

Así que me excusé para ir a tomar algo diciéndole al Espíritu Santo "Tengo que bajar a tomar algo, tengo sed, realmente mi boca está reseca".

Lo dije sin saber si era adecuado salir, pero estaba tan deshidratado que mi cuerpo no podía aguantar más.

Así que me levanté y bajé a la nevera y tomé algo, pero sentí la Presencia del Espíritu Santo en el momento que entre en la cocina. No puedo explicar la sensación pero sé que el Espíritu Santo bajó conmigo. Más aún, vi mi propia cara haciendo una expresión rara. No sé cómo, pero pude ver mi propia cara mentalmente.

Me paralicé y pregunté "¿Estás aquí?"

Y el Espíritu Santo respondió, "Sí".

Dije "¡Oh!"

Cerré la puerta de la nevera y me tomé la bebida. Me sentía no precisamente raro,  me sentía bien. Pero que el Espíritu Santo me siguiera hasta abajo me parecía raro e inusitado. Cuando subía las escaleras le pregunté "¿Estás Aquí?"

Me contesto "Sí"

Me subí nuevamente a la cama, sentí paz, serenidad y bienestar, le dije al Espíritu Santo "Sabes, esto es nuevo, extraño, pero haré lo que pueda, lo que me pidas, pero por favor no me des más de lo que puedo manejar" y el Espíritu Santo me lo reafirmó. No sé pero me sentí bien, no puedo explicarlo. Esa noche dormí muy bien.

El siguiente Miércoles por la noche fui al servicio de la iglesia de "Four Square", me puse nervioso, sentía ansiedad, embotado y sentía flaquear las rodillas. Al terminar el servicio quería hablar con mi amiga para saber si había leído el capítulo once del evangelio de Juan. La vi en la iglesia pero algo me persuadió de no hablarle y permanecer alejado, así que luego del servicio, corrí al carro y me fui a casa.

Por el camino empecé a tener malos pensamientos como, que la odiaba, o que odiaba a mi amiga por odiarme, o por hacerme miradas sucias. Tuve toda clase de pensamientos estúpidos que generalmente no tengo, así que empecé a decir, "Satán déjame tranquilo en el nombre de Jesucristo" y paraban, pero paraban solo por un segundo o un minuto y volvían, increpaba nuevamente diciendo "Satanás déjame tranquilo en el nombre de Jesucristo" y paraban de nuevo, así continuó por todo el camino a casa.

Cuando me dirigí a la entrada y empecé a subir las escaleras, sentí la necesidad de llamar mi amiga Susan. Conozco a Susan desde hace cerca de un año. Hablo con ella de vez en cuando. Tengo su número telefónico al final del directorio de solteros, con letras grandes de marcador. Sentía necesidad de llamarla, pero no sabía por qué. Tal vez era para compartir esta nueva experiencia. Así que caminé hasta mi pieza para llamarla. Empecé a marcar y me di cuenta que faltaba el último dígito del número telefónico.

No es que haya desaparecido es que faltaba un dígito, Como había estado teniendo estos malos pensamientos camino a casa, pensé , "espere un minuto, esto no es dos más dos cuatro", decidí bajar y buscar en el gabinete donde guardo los recibos, las facturas telefónicas, para buscar el número de mi amiga , ya que eran llamadas de larga distancia y sabía que el número debía aparecer ahí. Luego que lo encontré, subí y la llamé. Su madre contestó que no estaba, había salido esa noche.

Todo esto me estaba empezando a poner nervioso, y comencé a deambular por el piso preguntandome, "¿Qué pasa aquí? Algo le pasó al número de Susan", así que llamé a Alice, mi amiga mormona cristiana, esperando que tuviera suficiente sentido común cristiano para ayudarme. Le conté lo ocurrido y que no podía entender por qué el dígito faltaba.

Le conté acerca de los malos pensamientos, y ella me contestó, tú estás ejerciendo un ministerio para estas personas Rey y Satanás no quiere que lo hagas. Por eso te ataca."

Le dije, "¡Ah síí". Lo que me dijo me asombró y asustó

Me dijo "Permíteme pedirle al Espíritu Santo que te proteja."

Ya empezaba a preocuparme, no se necesita mucho para preocuparme. Así, ella empezó a orar a las 10:30PM después del servicio de la noche del Miércoles, más o menos una semana después de la primera aparición del Espíritu Santo. Cuando Alice comenzó a orar su hija empezó a llorar, la podía escuchar en el fondo pero Alice siguió orando y su hija aumentaba el llanto.

Le dije "Alice no puedo escuchar qué estás diciendo"

Así que Alice oró en voz más alta en el teléfono. Al mismo tiempo su hija empezó a llorar cada vez más fuerte, hasta que ya no pude escuchar lo que Alice decía.

Le dije " Vas a tener que gritar pues no puedo oírte".

Alice continuo orando y orando. Paró por un momento y dijo gritando no te preocupes el Espíritu Santo me puede oír , tu no necesitas escucharme".

Alice siguió orando y orando, yo seguí escuchando toda la bulla y ruido de Alice y su hija.

En un momento, la hija de Alice empezó a gritar tanto que Alice dijo finalmente, "no puedo aguantar más. Te tendré que llamar de vuelta. y dijo "te amo" y colgó.

Esto me confundía aún más, y me seguía preguntando "¿Qué pasa aquí?". Entonces, tuve la sensación que tenía que ir a darle consejo a mi hijo Steve, hablar con él de algo. No sabía de qué y ya era tarde. Él estaba abajo en su cuarto, así que bajé a charlar con él, para explicarle por qué yo lloraba la semana anterior, cuando volví del restaurante Jack-in-the-Box. Quería explicarle qué pasaba.

Golpeé en su alcoba y me hizo seguir. Tengo un perrito negro de nombre Leroy. Se la pasa saltándome encima sin cesar. Debe ser normal, pero no me deja tranquilo. Si me siento al borde de la cama, Leroy intenta lamerme la cara y si no es eso es lo otro. Así que Leroy no me dejó hablar con mi hijo acerca del Espíritu Santo y de lo ocurrido la semana anterior.

Cada vez que lo retiraba él volvía, aunque lo tirará lejos volvía. Creo que eso es normal en Leroy ya que es hiperactivo, pero seriamente quería hablar con mi hijo acerca del Espíritu Santo e intentar responderle a sus dudas ya que él estaba con eso de la cienciología de L. Ron Hubberd. Yo había estado intentando comunicarme con él desde hacía ya casi un año. Pensé "Tal vez deba intentarlo ahora, ya que él quiere sentarse a escuchar" Así que me decidí a intentarlo.

Mientras hablaba con Steve, dije mentalmente "Aléjate de mi Satanás en el nombre de Cristo" y entonces ¡Uy! Nunca, nunca podría describir esa energía, este Poder, este lo que quieras llamarle. Se llenó la pieza de tanta energía que se podía sentir la intensidad, no sé, tal vez, como se sentiría ante una fuerte emanación nuclear. Leroy se paralizó y empezó a retroceder.

Tal como cuando se corrige un perro que agacha la cabeza y da esa mirada triste, así se comportó Leroy, sin yo haber dicho una palabra. Solo lo pensé, pero de alguna forma Leroy leyó mi mente y se retiró. Mi hijo no se percató de lo que estaba sucediendo al rededor en espíritu, mientras yo miraba a Leroy con el rabillo del ojo, seguía respondiendo las preguntas de Steve acerca del Espíritu Santo. Leroy estuvo así solo por uno o dos minutos. Luego Leroy salto nuevamente intentando lamerme la cara pues estaba sentado al borde de la cama. Continué hablando con mi hijo, mire a Leroy y dije "cálmese Satanás en el Nombre de Cristo" y sentí esa fuerza increíble. Nunca olvidaré esa sensación de Energía y Poder, fue sobrecogedora y Leroy pareció derretirse donde estaba, luego se retiró. Creo que pude haber matado nuestro perro con decirle que se muriera, esa era la sensación tal de Poder en la habitación.

Mi hijo no sintió nada, pero yo sí y les puedo asegurar que Leroy también. La habitación mantuvo esta Energía ilimitada hasta que salí de allí. Como dije antes, nunca olvidaré esa sensación de Poder que experimenté. Fue INCREIBLE. Bueno terminé de aconsejar a mi hijo y le dije, "Cuando quieras charlar más, solo déjamelo saber" y le dije que leyera la Biblia, le di para leer los mismos capítulos y versículos que a mi amiga. Después de esto subí y me acosté asustado y preocupado por lo ocurrido.

Antes solo era en sueños y estaba protegido, ahora sentía la protección más difusa. Esto era otra cosa, tal vez estaba expuesto a algo más fuerte ahora. Los ataques eran un poco más fuertes, pero solo ahora entiendo que eran ataques. Era escalofriante, no sabía ni entendía que pasaba. No comprendía, y aún tengo problema para ponerlo en palabras.

Llamé a mi hermana y le conté lo sucedido. Se asustó y llamó a mi hermano en el estado de Washington y a mis padres en Vacaville. No sé qué les dijo, pero creó que creyeron que me estaba volviendo loco. Recuerden todo esto pasa una semana después de haber pedido por mi amiga y de cuando sucedieron los primeros eventos con el Espíritu Santo.

Estaba tan asustado que tomé la lista telefónica de lo solteros y empecé a llamarlos a todos, pero debido a la hora, eran las 11 PM, solo conseguí maquinas contestadoras. Estaba aterrado por las cosas que estaban pasando y no sabía como protegerme. Mi Cristiandad estaba fuera de control, y continuaba tratando de telefonear toda la gente que conocía, intentando que alguien me escuchara.

Necesitaba instrucciones para protegerme, o oraciones, o cualquier cosa que ayude. Llegué al final de la lista , era Jim, no quería hablar conmigo pues era muy tarde, le dije que era importante, y le conté que pasaba. Empezó a orar por mi y yo por él. Luego que terminamos de orar, colgué y me sentí en paz. Fui a la cama y trate de dormir.

Al día siguiente contacté a Susan, la amiga de quien se había desaparecido el dígito del número telefónico, y compartí con ella los eventos sucedidos, habíamos compartido experiencias anteriormente, hablábamos de cualquier cosa, muchas veces chismorreábamos por teléfono, dando garrote a Cristianos, impulsores de santidad y habladores en lenguas. Ella es una amiga que está envuelta en Cristianismo, pero no creo que Susan sea una cristiana tan sería como trata de hacer creer, pero siempre comenta sobre algunas cosas que hace.

Así que Susan me dice, "Rey no te estás volviendo uno de ellos, ¿verdad?"- le dije - "no sé, no puedo explicarlo, pero por alguna razón tenía que llamarte a contarte lo que estaba pasando.

Me dijo, "Es en serio, ¿Verdad?"

Le dije, "¡SERIO!! No sé qué pasa, pero por alguna razón tenía que llamarte".

Entonces Susan me lo confío, "Rey, he estado muy deprimida estos últimos días, hasta he estado pensando en suicidarme, a nadie le he contado, ni siquiera a mis padres" Me quedé callado y ella continuó "no sabes lo importante que es para mí que me cuentes esto"

Le dije "Susan no sé, por qué te llamé o qué decirte, no tengo respuestas, todo esto es nuevo y extraño para mi, lo único que sé es que tenía que llamarte y contarte lo que me sucedió".

Luego durante la semana hicimos una cita para charlar y eventualmente fuimos a la iglesia.

Unos días más tarde me encontré con Alice, mi amiga mormona quien me dio consejo cristiano, y le estaba contando que todas las mañanas estaba amaneciendo con la camiseta empapada en sudor.

Me aconsejó, "¿por qué no ruegas por una explicación en tus oraciones?"

Así que ore esa noche y recibí la respuesta en un sueño, En el sueño… mejor dicho me vi cantando y alabando a Dios, yo decía "Oh Dios eres hermoso, te amo. Eres grande, eres el más grande, toda la Gloria a Dios". Repitiendo una vez tras otra. Satanás me atacaba mientras yo alababa a Dios.

Me imagino que el Espíritu Santo me protegía, ya que el Espíritu Santo me había asegurado que no recibiría más de lo que pudiera manejar. Así que Él debió borrar de mi memoria los ataques y las alabanzas a Dios que ocurrían durante mis sueños. Lo que si es seguro es que cuando desperté estaba completamente húmedo en sudor por la lucha durante el sueño.

Me hizo sentir seguro, sentí que el Espíritu Santo cumplía su Palabra de protegerme, y se me dejo ver qué estaba sucediendo. Tal vez el Espíritu Santo sabía que yo no tenía la suficiente fortaleza para resistir el ataque. Ahora mirando retrospectivamente me doy cuenta que yo estaba todavía muy verde, no sabía acerca de la lucha espiritual, aun todavía no sé suficientemente. No podía manejar los golpes de Satanás, era vulnerable y el Espíritu Santo borraba los recuerdos de esos ataques nocturnos.

Voy tarde a dormir y esos ataques nocturnos son duros para me. Una mañana de Domingo el Espíritu Santo me dijo que llamará a mi amiga especial.

El Espíritu Santo me dijo, "dile que la amas, que te importa, y dile tus más profundos sentimientos."

Como habíamos tenido una discusión antes, no estabamos hablando y eran las 4 AM. Me dije a mí mismo, "De ninguna manera voy a llamarla a esta hora y decirle eso" lo dije convencido.

El Espíritu Santo insistió "Llámala"

Le contesté "¡No, no lo haré, no lo haré!" luché contra esta idea por una hora. Luego dije "Son las cinco, es todavía muy temprano."

El Espíritu Santo quería que la llamara a esa hora, a las cinco AM. "Esto es muy bobo" me repetía, me sentía como tonto y loco, había compartido con ella algunas cosas, y le había enviado sus cosas de vuelta, cintas, fotografías, con todas sus lindas cartas. Ahora una semana más tarde el Espíritu Santo quería que la llamara, le abriera lo más profundo de mi ser y le dijera que la amaba.

Dije, "Esto es en broma, ¿verdad?"

Así que peleé contra esta idea y ore por ello, y me dije ‘tal vez a las seis", "Tal vez a las seis". Me hubiera gustado quedarme dormido, y que todo desapareciera al salir el sol, pero el Espíritu Santo no me dejó tranquilo. Hice tiempo y di vueltas hasta faltando un minuto para las seis. Estaba todavía despierto y orando por esto. No quería hacerlo. En realidad NO quería hacerlo.

Se llegó al fin, al punto donde o iba a ser obediente o no. Vi el reloj eran la 5:59 AM y seguía diciendo NO, NO, NO por favor. No quiero hacer esto, no quiero hacer esto, no por favor, seguía diciendo, dieron entonces la seis en punto, "Bueno que importa" , así que la llamé, respondió el contestador, dije, ‘Hola, es Rey, tengo que hablarte, no tienes que hacerlo pero si quieres, llámame de vuelta, entenderé si no lo haces." Y colgué.

Me sentí tan descansado, desapareció la presión, me dije, "Ya hice mi trabajo, está hecho y terminado. Fui obediente. Lo intenté pero no estaba en casa, el contestador respondió", estaba muy contento que la maquina hubiera contestado y no ella. Así que me dije, "Oh, hice mi trabajo. Me dormí y a las siete en punto sonó el teléfono. Yo sabía quién era.

"Hola" dije.

Ella replicó, "No debiste haber llamado a las seis de la mañana".

Estaba tratando de actuar enojada, pero no lo estaba. Quería ponérmela un poco difícil y yo lo sabia, pues ella no tenía por qué llamarme de vuelta, pero así ella podía conservar su autoestima, solo escuché. Luego hablamos por casi media hora de nuestra relación. Le comenté lo incomodo que era verla a ella en la iglesia con toda esa tensión, y me dijo que estaba trabajando en ello. Llegó entonces el momento cuando tenía que abrir mi corazón y decirle lo que el Espíritu Santo me había pedido que dijera. No quería hacerlo todavía, fue difícil decidir cuándo hacerlo.

Entonces, le dije "Quiero decirte algo, pero me siento muy incomodo de contártelo".

Ella se quedó esperando.

Continué, "Te amo. Te amó con todo mi corazón. Te extraño, y me duele, cuando te veo sufriendo, me duele también cuando te veo haciendo chistes y payasadas tratando de ser graciosa, porque lo que quieres, en realidad, es llamar la atención. Sé que en últimas lo que buscas es amor y alguien que ponga sus brazos a tu alrededor, te abrace y te diga que le importas y que te ama. Me duele realmente verte así’. También le dije algunas cosas personales.

Recuerdo decirle también lo incomodo que era contar estas cosas. Le comenté, "es muy difícil exponer mi vulnerabilidad, así acerca de estos sentimentos. Es muy difícil.- y le dije- intento hacer las paces entre los dos. Hago lo que creo que tengo que hacer".

Después de algunos momentos de silencio me dijo, "Rey por los últimos tres días he estado orando para que llamaras".

Le dije "¿¿CÓMO??"

Ella continuó, "por los últimos tres días , he estado orando para que me hables. Pero no pude llamarte, algo me impide llamarte. No lo puede hacer."

Me quedé en silencio. Ahora sabía por qué el Espíritu Santo quería que la llamara. Esto fue una lección de obediencia para mí, El Espíritu Santo actúa de maneras inusuales, nadie puede ver la imagen completa. Eso fue el Domingo en la mañana, y la vi más tarde en la iglesia. Todo estuvo bien ese día y los siguientes días, pero después de una semana las cosas estaban igual que antes con toda la tensión y demás. Peleé mi obediencia esa mañana y obtuve como recompensa una relación de pocos días, es una lastima que no duró, pues esos días fueron fantásticos. Hasta ahora ella todavía me llama , escucha mi voz y cuelga sin pronunciar palabra.

Unas semanas más tarde, me desperté con necesidad de ir a la iglesia de "Four Square". El problema era que el Espíritu Santo me había dicho que no fuera más a dicha iglesia hacia tres semanas.

El Espíritu Santo me dijo, "Me gustaría que dejaras de ir a esta iglesia".

Así que les dije a mis amigos de aquella iglesia que no iría más y ahora el Espíritu Santo me dice que fuera de vuelta. Estaba apenado, y me sentía como si me hubieran embromado. Me era difícil manejar esa cosa de no vaya y luego vaya. Creo que el Espíritu Santo estaba probando mi obediencia, yo tenía un espíritu rebelde, pero cuando llegó el viernes por la mañana, el Espíritu Santo me dijo que volviera. Me dije además que algo importante podía a pasar. Tal vez voy a hablar con mi amiga especial o ver algo inesperado".

Pero no hablé con nadie, ni me encontré con mi amiga, ni ocurrió nada. Sin embargo el sermón fue en obediencia. Seguro tenía que escucharlo, no sé, ojalá pudiera entender todo y poner las partes juntas en su puesto. Me gustaría… poner mi mente a trabajar y ver que va a pasar. (me encuentro un poco frustrado, son la 9:45 AM y no ha empezado mi día, pero no sé…).

Comentarios:

Todavía es extraño, ahora que escribo estos sucesos, tres años después de lo ocurrido, siento que voy a ser atacado, que no tengo a quien recurrir, me siento tan solo. Me siento que voy a explotar de dentro hacia fuera. Siento a Satanás actuando sobre mí en este momento. Tal vez porque casi termino con el primer borrador del libro. Me gustaría poder entender los ataques espirituales, pero no hay nada que pueda hacer, sino confiar en que Cristo me proteja. Ayúdame Señor, pues no puedo aguantar mucho más"

De vuelta a la cinta de grabación:

No me había sentido fuerte en las últimas dos o tres semanas. He tenido algunas citas, haciendo algunas cosas y divirtiéndome poniendo estas cosas en orden en mi mente. No sé si es bueno, fui a un baile con una amiga, ella ha sido de gran ayuda. El solo hecho de tener alguien para hablar de esto es de gran ayuda.

Estos ataques o visiones o como se le llamen, empiezan a desgastarme, siento que aveces estoy perdiendo. La intensidad de los eventos y la visita de los espíritus oscuros es algo increíble. No sé, algo pasa aquí en espíritu y no puedo poner mis manos en ello. Definitivamente creo que el Espíritu Santo, el Padre y el Hijo están allí, pero definitivamente también Satanás.

Estoy despierto, y me siento tensionado, no me siento mal acerca de mi estabilidad mental, me siento perfectamente, pero no puedo explicar estas cosas. Todo lo que puedo decir es que hay otro mundo allá afuera y que la mayoría están ciegos acerca del demonio y cosas de ese tipo. Ellos están tan envueltos en sus propias vidas, en las cosas de la sociedad, tratando de ganarse la vida que no ven el mundo del espíritu. Podría decir que aún los cristianos desconocen estas facetas. Les pregunto a pastores y miembros del grupo y se asustan o piensan que estoy loco por preguntar acerca del mundo espiritual. Porque este tipo de cosas no pasan. La gente lee esto en periódicos o en películas y allí es donde se supone que debe quedarse.

No sé por qué me afano, no sé por qué estoy grabando esto, pero tal vez algo va a suceder con las cintas, tal vez alguien las usara. No sé, a veces las cosas espirituales son tan intensas que desequilibran los nervios, pero definitivamente son reales. No puedo ver todo el panorama, pero sé que estoy siendo guiado, y ciertas cosas me son mostradas. Y las veo tal como veo el bombillo en el techo en este momento.

Son muy reales pero son de otro mundo. Por un tiempo las negaba, porque creí que me volvía loco. Ahora, conozco el lado serio. El universo está montado de una manera tan extrema, compleja y al mismo tiempo tan sencilla. Diciéndolo de modo sencillo: Jesucristo, El Padre y El Espíritu Santo, y no olviden Satanás. Básicamente, creo que se nos acaba el tiempo, pues he tenido visiones al respecto, y nunca antes experimenté tales cosas.

Le he contado a la gente acerca de esto, pero todo lo que pasa es que pierdo amigos y los pastores me aconsejan quedarme callado. Los ataques físicos son frecuentemente intensos, creo que estoy en medio de una guerra espiritual. He empezado a leer más la Biblia y otros libros, tratando de lee tanto como puedo y tan rápido como me es posible. Parece que nadie tiene las respuestas para mí. Veo y experimento eventos que no puedo explicar, y me es difícil mantener el equilibrio.

El siguiente Domingo desperté con la imagen de Cristo crucificado y de alguna forma podía ver a través de los ojos de Cristo, no lo puedo explicar. Hay un joven de nombre Charles que va a mi iglesia, tiene un defecto de nacimiento, es de baja estatura, con una gran personalidad y una mente brillante. Creo que tiene más cerebro que muchos que conozco, en esta visión vi a Charles cantando y alabando a Dios con sus manos arriba en el aire, y estaba colocando toda su alma y corazón en las alabanzas.

Veía a Chales desde arriba y a través de los ojos de Jesucristo. Podía ver aun las lagrimas en los ojos de Charles mientras oraba, cantaba y alababa con todo su corazón. Esta visión me tocó y conmovió, podía sentir la intensidad de sus oraciones. Sentí como que Cristo quitaba mi espíritu de mi cuerpo y lo colocaba en el Suyo. Sentía lo que Cristo sentía y lloré, no puedo explicarlo pero lloré porque sentí su amor por Charles.

Cristo me dijo no en palabras sino internamente, "Rey, ve y dile a Charles que lo amo, que lo amo con todo mi Corazón, que cuando llegue su hora estará conmigo en el Paraíso. Dile que adoro sus cánticos, y escucho sus oraciones y que cuido de él y estoy pendiente. Ahora ve y dícelo."

Bueno, podrán entender, Rey Aguilera cree en que dos y dos son cuatro, e ir donde alguien y decirle "Hola, te tengo un mensaje de Dios" no me parecía, pero tenía urgencia de obedecer.

De alguna forma tendría que hacerlo, no sabía ni cómo lo iba a explicar. No quería que me creyeran desquiciado. Digo, me siento como tal, con todas estas experiencias pero sé que son reales. Fui a la Iglesia del La Alianza ese Domingo, y de allí fui a la Iglesia de "Four Square" a la cual asiste Charles. Lo vi adelante, hablando con dos hombres.

Le dije, "Charles, te tengo un mensaje".

Me dijo, ‘Sí Rey, ¿cuál es el mensaje?"

Vi los dos hombres y le pregunté, "¿Podemos hablar en privado?"

Dijo, "Claro"

Nos fuimos aparte y le dije, "Tu no crees que estoy loco . ¿Verdad?"

La gente en la Iglesia de "Four Square" había empezado a mirarme raro, pues yo estaba actuando diferente.

Me dijo "Naaa."

Así que continué, "Mira lo que voy a decirte suena loco, no quiero que pienses que soy raro, pero tengo un mensaje de Jesucristo para ti"

Empezó a mirarme raro, y no sabía como decírselo, Así, que tomé aliento y dije, ‘Charles, tuve una visión esta mañana, fue de Cristo"

Charles dijo, "Amén hermano, ¿has nacido de nuevo?"

Le dije, "No Charles, no. En mi visión, vi a Jesucristo y te vi a ti", y le conté toda la historia. El tiene ojos pequeños, primero me miró y luego me observo cuidadosamente.

Dije, "Cristo dice que te ama y que vas ha estar con Él en el Paraíso"

Se que lo afectó, pero no creyó la fuente. Era tan difícil para mi decirle esto, que empecé a llorar y su cara cambió.

Le dije Charles, "No te estoy mintiendo, desde lo más hondo de mi corazón, eso fue lo que pasó."

Entonces vi lagrimas en sus ojos.

Continué, "Bueno, eso es todo Charles" Y me fui caminando y conduje a casa llorando. Un día después lo llamé y me dijo que el mensaje había sido confirmado en la iglesia. No sé como hacen ese tipo de cosas de confirmación. No me es claro.

Bien, fui el siguiente Miércoles en la noche a la iglesia, y repentinamente me encontré profetizando. El pastor pidió profecía y la gente levantaba las manos, para mi sorpresa mi mano se levantó. Ahora… aquí está este Mejicano-Americano que se sienta atrás y no dice nada, levantando la mano. Generalmente son las mismas personas que levantan la mano y dan profecía, y ahí estaba yo con mi mano levantada.

El sermón fue sobre hablar en lenguas, mi mano se levantó y dije, "Cuando tu ores, ora desde tu corazón y no desde tu boca". El pastor dijo, ‘¿Cómo puedes orar si no oras con tu boca?", entonces paso a la siguiente persona, supongo que él no quiso ser malvado, pero deduzco que no le gustó lo que dije, pues su sermón fue sobre lenguas.

Lo que nos impresionó a mi hermana y a mí, y me pareció gracioso, fue que en su sermón acerca de lenguas, el repitió lo que yo dije dos veces y mi hermana y yo nos mirábamos. Me imaginó que la profecía lo afectó. Noté que el siguiente Viernes del grupo de solteros de la iglesia dio instrucciones, "todos deben orar desde el corazón y no con la lengua". Mi hermana y yo nos miramos otra vez. Porque ella sabía que pasaba conmigo en el plano del espíritu.

Pienso que estaba teniendo ataques de ansiedad, cuando sucedió el siguiente evento ya que el Espíritu Santo me había instruido de decirlo a todos. Ciertamente, Él me dijo que lo dijera en el grupo de solteros del siguiente Viernes. Me acerqué al líder del grupo y le conté partes de lo que estaba pasando. El fue uno, de de quienes les dejé mensaje en su contestador la noche en que experimente la Fuerte energía en la habitación de mi hijo.

Le dije al Espíritu Santo que se lo dejaría en manos del líder pues yo no tenía autoridad sobre el grupo. Si el líder quería que lo compartiera, compartiría lo sucedido, pero no quería ninguna responsabilidad, si él no quería que compartiera estos eventos tan inusuales. Pienso que el líder estimó que era descabellado. Quería saber si había nacido de nuevo, y le dije que no. No era parte de esta congregación, era Católico, y todos lo sabían, y siempre fui considerado un extraño, siendo Católico. Y aquí estaba queriendo hablar al grupo, porque el Espíritu Santo me lo dijo.

Durante aquellas ocasiones , cuando la Presencia del Espíritu Santo llegaba sobre mí, empezaba a llorar y es difícil explicarlo, pero a menos que se experimente es difícil expresarlo.

El líder dijo, "Tal vez debes esperar a que ates todos los cabos sueltos"

Le dije, "Todo lo que intento es ser obediente. Primeramente, no deseo hablar al grupo, pero le dije al Espíritu Santo que lo haría, y le estoy pidiendo que me digas si sí o no. Si dices que no, es entonces tu responsabilidad".

Entonces el dijo, "No."

Así que no hablé. Desde aquella ocasión el Espíritu Santo me ha dicho que le cuente a cualquiera y todo quien quiera escuchar. No sé cómo me distraje.

Cerca de una semana más tarde, estaba en cama, fue una de esas noches que no olvidaré mientras viva. Esperó poder comentar esta historia sin perder el control. Estaba en cama eran cerca de las 3:30 AM sentí la presencia que creí era Cristo. Se acerco como Cristo. La voz parecía igual, pero hablaba con un estilo o forma que sentía diferente.

La voz dijo que estaba orgulloso de mi, que estaba haciendo un buen trabajo en alabanza y demás, y que todo estaba perfecto, que yo era un buen cristiano.

Pero esta voz dijo que ya había hecho suficiente, "Es tiempo que vengas con nosotros al Paraíso".

Dije, "¿Qué?"

La voz me dijo, "Es hora que vayas al Paraíso".

Pensé, ‘La única forma de ir al Paraíso es muriendo". Y dije "espera un minuto, tengo cosas que hacer aquí todavía, tengo mi negocio, que acabar de construir la casa. No estoy listo."

El dijo, "¡Bueno, no tienes opción! Ya hiciste tu tarea, y tienes tus responsabilidades, es hora de que partas."

Lo siguiente que experimente, creo que en espíritu, y esto todavía no lo entiendo, estaba en el techo de la habitación, mirando hacia abajo la habitación. Vi la cama tendida. Esto fue temprano en la mañana cerca de las 3:30 AM pero lo que veía era como al mediodía, la pieza estaba arreglada y sentía la presencia de mi muerte. Mi casa no tenia mi presencia en ella. Esta es una sensación increíble. No puedo expresar lo que sentí. Porque no creo que halla palabras para describir la sensación de tu propia muerte. No solo percibirla sino viéndola con tus propios ojos.

Había un vacío en la habitación. Un vacío en la casa, un vacío más allá de la realidad, Una sensación real y extraña sabiendo que era la muerte. Lo siguiente que supe es que estaba de vuelta a mi cama, y empecé a tener dolor en el pecho. Dije "Oh  Dios mío, me ha dado un ataque al corazón" Sentía el dolor en el pecho, y me preguntaba, "¿Qué voy a hacer?", mientras mi mente empezó a moverse muy rápido, boté las cobijas de la cama, y pensaba "No me iré. ¡No me iré! ¡No me iré! No estoy listo", empecé a deambular por el piso, prendí las luces, no sabía a dónde ir o que hacer.

Estaba aterrado, la experiencia de la muerte y no tener ningún control sobre todo esto, y el no querer morir, fue muy intenso. Deambule por el piso como un león enjaulado. El dolor en el pecho se hacia mayor y mayor. Pensaba, "Dolor desaparece, dolor desaparece, no voy a morir, desaparece, no estoy listo, no quiero morir" Luego dije, " Cristo … nunca sentí esto contigo antes. Nunca tuve esta clase de sensación" Corrí entonces al teléfono y llamé a mi hermana y lloré y lloré como nunca antes lo había hecho.

Le dije a Cristina, " Voy a morir esta noche, voy a morir esta noche."

Se empezó a poner histérica, me preguntó "¿Qué es lo que pasa?"

Le contesté, "No sé, no sé, Cristo dijo que iba a morir esta noche y no quiero.- grité - no sé qué hacer, siento este dolor en el pecho, estoy luchando, no quiero irme".

Ella me dijo, " oremos"

Creo realmente que Cristina salvo mi vida esa noche.

Ella empezó a orar y cantar, y me dijo " Canta Rey, canta, canta con todo tu corazón."

Así que empecé a cantar y alabar a Dios con todo mi corazón, Entonces otra Presencia apareció, era diferente de la anterior que me había dicho que tenía que morir. Era una Presencia muy diferente. (aún mientras narro estos sucesos me siento un poco mareado). Sentí la Presencia de Dios. Cristo apareció, cuando yo y mi hermana estabamos orando y cantando al teléfono.

Cristo me dijo mentalmente, " Ray, Satanás va atacarte esta noche."

Quedé perplejo, pueden imaginarse lo que pasaba en mi mente, dije, " ¡Satanás va a atacarme esta noche!. ¡ME ESTAS DICIENDO QUE SATANAS ME VA A ATACAR ESTA NOCHE!."

Y ahí estaba yo fuera de control cantando y preguntándole a Cristo, al mismo tiempo, sabía que era Cristo, no sé cómo, pero lo sabia, Esperó que sea claro, tenia flujo en la nariz y se me estaba tapando, mis ojos estaban aguados. La intensidad de solo revivirlo al contar estas cosas es sobrecogedora. Mi hermana estaba todavía cantando al teléfono, y yo cantaba con ella. De alguna forma mi espíritu dejó el plano físico y fue al plano espiritual, mi cuerpo estaba todavía en cama ( voy a apagar la grabadora para sonarme espero que este evento esté ahora más claro).

Le pregunté a mi hermana, "¿Puedes escucharme?" me respondió que sí.

Le dije a Cristo, " Satanás está aquí". Me contestó, "Lo sé" con una voz calmada.

Recuerdo que me puse a repetir, " Satanás déjame solo en nombre de Cristo, déjame solo en nombre de Cristo." Y lo decía una y otra vez, pero esta presencia maligna seguía viniendo hacia mí.. Recuerdo de que yo corría en el plano espiritual tanto como podía y buscaba un sitio para esconderme.

Mientras todo esto ocurrí, permanecía acostado en cama, a la luz de la oración y la alabanza que hacia con mi hermana al teléfono. Y al mismo tiempo hablando en el plano espiritual. "Satanás déjame tranquilo", me veía corriendo, pero no había un lugar real para esconderse. Todavía recuerdo algo que parecía ser un armario, lo abrí y rodé como dentro de una bola, con mis manos sobre mi cabeza esperando que Satanás no me encontrara, tal vez no lo estaba diciendo con suficiente fe, "Satanás déjame tranquilo en el nombre de Cristo".

Satanás seguía acercándose, de alguna manera entendí que el sabía dónde me encontraba. Así que de alguna forma me levanté y corrí fuera del armario espiritual en que me encontraba. Yo corría por mi vida, mi vida espiritual, corría y corría. Recuerdo que me cortó en la espalda con algo parecido una podadora de hierva. Cuando Satanás me golpeó en la espalda, caí y grité con toda la fuerza de mis pulmones. Aterricé en mi cara, gritando a Cristo.

Gritaba, "¡caí…caí…levántame!…¡levántame!", "CAÍ… CAÍ… ¡¡LEVÁNTAME, LEVÁNTAME!!… Cristo caí, LEVÁNTAME".

Yo estaba llorando, ¡Oh!, si que lloraba. Al acercarse Cristo grité, "¿Qué pasa? Ayúdame, ayúdame, estoy caído" entonces Cristo me ayudo a levantar.

Cristo me dijo, "Sé fuerte Rey, sé fuerte"

Todo lo que pude decir fue "Satanás déjame tranquilo, déjame solo."

Al teléfono podía escuchar a mi hermana cantando a todo pulmón, y por momentos leía escrituras de la Biblia, cuando su voz se apagaba. ¡Estaba en lucha por mi vida espiritual! Mi alma estaba luchando uno a uno con Satanás por mi vida, y no sabía cómo protegerme.

Todo lo que podía decir era "¡¡déjame solo Satanás!! " pero mi hermana estaba cantando como un Angel y leyendo la Biblia y no paró por un segundo. Ella no se detuvo, yo la escuchaba y de alguna forma también yo cantaba en el plano físico, podía ver a Cristo parado a mi izquierda.

Yo estaba a su derecha y le dije, "Satanás está de vuelta, volvió".

Y Cristo respondió, "lo sé, lo sé."

La sensación de Satanás era como arena fluyendo a través del orificio de un reloj de arena, erosionando mi alma. Mi hermana me lo describió después como Pac-Man el de los juegos de video que se come tu alma. Lo vi como arena que pasa por un reloj de arena. Estaba tan asustado, tan asustado pero tan asustado que sentí que Satanás se devoraba mi alma. Corrí y corrí y corrí en el plano espiritual, él me golpeó nuevamente, esta vez detrás de las rodillas y caí, caí gritando de rodillas, pero Cristo me sostuvo del codo izquierdo cuando caía.

Yo seguía gritando "estoy caído, estoy caído, ayúdame por favor, estoy caído, no sé qué hacer.. Déjame tranquilo Satanás , déjame solo en nombre de Cristo" era todo lo que acertaba a decir con el terror que me encontraba.

No sentí dolor, era un tipo de pena diferente. Era, no como dolor físico, sino espiritual, era dolor, no sé, cómo de no tener la Presencia de Dios. Es la única forma de describirlo, dolía en el alma, lastimó mi alma, ese ser iba tras mi alma, yo lo combatía lo mejor que podía. ( estoy perdiendo el control nuevamente. Voy a apagar la grabación).

Bueno, ya estoy de vuelta, espero me entiendan por qué tuve que apagar la grabadora. Cuando repito esta experiencia no duele, ni lastima lo mismo que en aquella ocación pero todavía se siente esta sensación que nadie le gustaría tener, como le contaba a un pastor amigo, en un encuentro en el parqueadero de la iglesia esta semana. Le estaba contando, lo que estaba pasando y que algo había cambiado en mi camino espiritual. Él me dio el término ‘spiritual warfare’ combate espiritual.

Estos son términos que son usados por los Cristianos, como también interceder, y otras palabras que el noventa y cinco por ciento de los Cristianos no saben que significan. Digo, lo que realmente significan. Es como aquel mensaje del Señor que hay que orar con el corazón y no solo con la boca. Estos términos parecen entrar por una oreja y salir por la otra. Esto era tan intenso que los términos no me eran útiles para expresar lo que ocurre en el plano espiritual.

Nunca escuche antes de regalos espirituales y cosas por el estilo. Me pregunto si la mitad de los Cristianos que hablan de ello saben de que están hablando. Y si ellos saben como es allá en el oscuro plano espiritual del mal. Me preguntó si el noventa y cinco por ciento de los cristianos saben que es realmente ser Cristianos. Ciertamente lo estoy viendo de una forma diferente.

Aquí estoy en el mundo físico y al mismo tiempo estoy en un combate espiritual en otro mundo, sé que parece loco pero, Oh Dios, no deseo perder. No quiero perder. Satanás, ese granuja, buscaba mi alma. Y yo no sabía que hacer, solo sabía que la Presencia de Cristo estaba ahí. Aunque la pelea era entre Satanás y yo. Me ayudaba saber que mi hermana estaba conmigo cantando al teléfono, y que Cristo estaba allí, pero esto era una batalla personal, íntima entre Satanás y yo. Tenía a Cristo de mi lado, pero cuando se es nuevo en esto como yo lo era, produce terror.

Se pelea con un perro loco que posee maldad pura, y la palabras "maldad pura" no le hace justicia. Es como un perro enloquecido tirando de un trapo. Tu tiras del trapo y el tira de vuelta. Tu tiras y el tira entonces con más fuerza. Tu lo pateas en los dientes y el gira. No puedes solo voltear y correr, pues en una fracción de segundo el te ataca por la espalda, entonces tu te lo quitas de la espalda y lo tiras a tierra. Y tu le saltas encima y lo golpeas y saltas encima y lo pateas, y se levanta y salta a tu espalda nuevamente. Es muy difícil que te deje tiempo para tomar aliento.

Él es maldad pura. La gente cree que con decir, Satanás en el nombre de Cristo retírate, él se va. No, así no es la cosa. De ninguna forma, lo he visto, lo he experimentado. Tu lo dices y él se retira por medio segundo, o por dos minutos o por una hora, pero luego vuelve. Aveces se retira, pero solo te da suficiente tiempo para un respiro y vuelve y te ataca al cuello. Me veo todos los días repitiendo muchas veces, "Satanás déjame tranquilo en el nombre de Cristo".

Él no desiste, veinticuatro horas al día. Durante un tiempo ya me estaba agotando, no me dejaba dormir, de forma continua me atacaba en los sueños, me atacaba cuando manejaba, los frenos no paraban por razones desconocidas, y cuando oraba en nombre de Cristo empezaban a operar nuevamente. Cada vez que me montaba al carro tenía que pedir "Señor, coloca una coraza de protección en mi carro, te lo pido en nombre de Jesucristo de Nazaret, condúceme seguro, guíame de vuelta". Esta es la parte espiritual que he experimentado, pero estoy seguro que hay mucho más que no he experimentado.

Bueno, continúo para darles una idea de lo que ocurría, las palabras no lo pueden describir acertadamente, pero voy a intentar narrarlo. Lo que voy a contar no hace justicia ni es una descripción completa, así que tengan presente a Satanás , él está ahí, ellos están ahí, cerca a cada uno. La guerra espiritual es en el plano espiritual en otro mundo, pero a la vez es ahí, cerca de cada uno. Parece desquiciado pero es verdad, Satanás o sus demonios están allí veinticuatro horas al día. Él está allí ayudando a las personas a hacer cosas, y haciéndole pensar cosas que no son de Jesucristo. La gente hace estas cosas pecaminosas y no se dan cuenta de que Satanás está detrás de todo, ayudando. Así que sean cuidadosos, ¡Oren! Oren a Jesucristo, al Espíritu Santo, y al Padre, ¡oren!.

De vuelta a la historia

Estabamos en esta intensa batalla,  temprano en la mañana, con mi hermana al teléfono, yo estaba corriendo por mi vida, Satanás me había tumbado de rodillas y yo gritaba, "estoy caído", no podía gritarlo lo suficientemente fuerte, sabía que la cornisa de mi casa estaba abierta y que mis vecinos me podían escuchar, pero gritaba a todo pulmón, es decir, gritaba hasta que no había aliento en mis pulmones. Era entre Satanás y yo.

Cristo estaba allí en el plano espiritual y mi hermana estaba al teléfono, en el plano físico, me supongo tenía los dos planos cubiertos con amor. Cristo estaba allí mientras yo estaba caído, cundo caí gritando de rodillas. Es decir este pobre hombre estaba gritando y gimiendo mientras Cristo lo tomó para ayudarlo.

Yo seguía diciendo, "ayúdame a levantarme, ayúdame a levantarme, ayúdame a levantarme, ESTOY CAIDO, caído, caído" Y Cristo me dijo, "Sé fuerte, Rey, hazte fuerte tu mismo". Para este momento, en la batalla, Satanás me había doblegado, y me daba cuenta que no había en ninguno de los dos planos nada que yo pudiera hacer. Y dije, "Cristo tendrás que hacerlo por mí, tendrás que hacerlo por mí pues no sé qué hacer, ayúdame".

Entonces sentí esta extraña sensación en el pecho, no puedo explicar qué, pues suena raro, van a pensar que estoy perdiendo los cabales, si no es que ya lo están pensando.

Mi pecho físicamente creció en el plano espiritual, yo todavía estada acostado y cantando y llorando con mi hermana al teléfono. Pero en este plano espiritual mi pecho creció. Es decir, sentí que creció, pie y medio o dos pies y crecí dos o tres pies de altura. Me paré como una estatua de acero inoxidable. Como un soldado en tareas de guardia.

La sensación de un poder inmensurable se apoderó de mí, era enorme. Entonces sentí la presencia de Satanás venir hacia mi, vino como una bala, y digo como una bala, y rebotó, como una bola de cristal. Solo rebotó, grité de alegría y empecé a conminarlo a que se fuera.

Le dije, "puedes hacer lo que quieras pero nunca voy a renunciar a Cristo. No voy a dejar a Cristo. Puedes darme tu mejor golpe, te lo probaré, nunca lo dejaré, nunca." Entonces él volvió directamente y con más fuerza, pero no importó, no me moví, rebotó en mí, y ni me moví. Le dije, ‘te advertí que no iba a dejar a Cristo, y no lo voy a dejar".

Así de repente, yo era el duro y fuerte, disparando con mi bocaza, como si yo hubiera hecho algo grande. Me estaba comportando estúpidamente, pues yo no había hecho nada. Cristo fue quien dio el combate, yo estaba tomando la Gloria. Definitivamente soy muy tonto y estúpido, al mismo tiempo. Me pregunto si alguna vez sabré quien da la pelea y la protección. Soy el idiota más grande que ha nacido. Hacia solo unos minutos, tenía mi cola entre las piernas, y corría tanto como podía para encontrar dónde esconderme. Me desconcierta ver como nosotros los seres humanos somos tan egocentristas, y yo estoy ahí encabezando el grupo.

Bien, me encontraba todavía en cama cantando y alabando a Dios. Entonces mi voz cambió durante el cántico, no soy cantante, mi hermana estaba cantando con el corazón, y de pronto mi voz cambió. No sé cómo, algunas personas lo llamarían cantar en lenguas, estaba cantando recostado en la cama, y siguiendo el cántico de mi hermana. No cantaba nada en particular, sino lo que se le venía a la cabeza, yo sentía que tenía mis pulmones completamente llenos como un globo, No puedo describirlo de otra forma sino que empecé a cantar y alabar a Dios y la última nota la sostuve por largo tiempo.

Sonaba como Tarzán gritando en la jungla. Como Barbara Streisard sosteniendo la última nota que continuaba y continuaba, pero este sonido haría parecer a Barbara Streisard como un bebé de botella. No soy cantante pero el sonido que salió de mí, se mantuvo por mucho tiempo en un estable y largo sonido.

El sonido seguía , seguía y seguía. Así que cuando paró, mi hermana dijo, "¡Wow! ¡Wow! Eso sonó hermoso, pero, ¿Salió de ti?"

Le respondí, "No sé de dónde vino este aliento". Mi boca solo se abrió y mantuvo esa nota musical de alabanza a Dios.

Recuerdo estar moviendo mis ojos, a medida que el sonido salía de mi boca, y pensando cuando iba a parar, mi cuerpo estaba fuera de control. Esta nota se prolongó y prolongó y prolongó, tal vez por dos o tres minutos, sin tomar un segundo respiro. No sé de dónde saqué tanto aire. Todavía no puedo decir de dónde saqué el aliento. La nota musical solo continuó, continuó y continuó.

Mi mente estaba consciente, pero no podía entender porqué continuaba. Cuando me quedé sin aire y mi hermana decía, "¡Wow!, ¡wow! ¿Qué fue eso?" . Recibí una nueva dosis de aire y empecé nuevamente a entonar esta nota a Cristo. No sé explicarlo, mi boca empezó a emitir el sonido por dos o tres minutos, luego se fue.

Estaba recostado en la cama, y nada especial sucedía de la batalla en este preciso momento, y acababa de terminar de cantar. Mi hermana y yo empezamos a discutir lo que había sucedido, pues por alguna razón la batalla había cesado. Mientras lo discutíamos, Satanás me atravesó el corazón desde debajo de la cama. Mientras hablaba con mi hermana, el granuja.

Estaba recostado, y sin previo aviso, pues no había sentido su presencia, me atacó atravesándome el corazón. Justo a través del corazón en mi alma. Me golpeó tan fuerte que me levantó de la cama contra el teléfono, GRITÉ con toda la fuerza de mis pulmones. "Oh mi Dios, me alcanzó, me alcanzó", gritaba y vociferaba, "El granuja me alcanzó, tenía la guardia baja y me alcanzó, me alcanzó".

Sentí dolor pero no físico. Fue espiritual. Recuerdo que empecé a caer de este lugar, no lo puedo describir. No puedo decir que caía al vacío, porque este espacio era diferente al plano donde sucedió la lucha espiritual. Esto fue...tengo la sensación en un nivel o dimensión inferior. Me sentí descendiendo, y a medida que descendía, sentía mi espíritu bajar flotando, de repente, sin razón aparente, mi espíritu se detuvo. Miré alrededor y vi y sentí el vacío. Sentí espacio vacío que no iba a ninguna parte.

Parecía tener paredes, pero no realmente. Recuerdo haber puesto mis manos hacia fuera se sentía algo pero realmente no había nada. Había algún tipo de fuerza allí que evitaba que saliera de esta área. Podía gritar pero el sonido no iba a ninguna parte. Como dije, no eran paredes, era como una pieza con paredes, pero en realidad sin ellas. Creo que era un sitio como el infierno. No había fuego. No… solo una pieza interna vacía, sin paredes. La agonía y la pena eran indescriptibles.

No sé si alguien lo haya sentido, estar lejos de Dios, pues en este lugar, la Presencia de Dios no se percibía. No había esperanza. La Esperanza no existía en este lugar. Detengámonos y pensemos en ello, tomen un minuto, y reflexionen…, un lugar sin esperanza, eso son solo palabras pero intenta sentirlo. Intenta sentirlo y captarlo con tu corazón. En tu alma, un lugar tal. Lo cuento para informar a la gente, para darles una idea de cómo es.

Allá abajo me sentí fuera de mí, completamente fuera de mi. Estaba gritando, vociferando agarrándome de las paredes que no existían, intentando salir. Me acuerdo que las empujaba, pero ellas me empujaban de vuelta. No era doloroso empujarlas pues estando no estaban. Es difícil de explicarlo pero eran muy reales. El lugar todo parecía absorber el sonido. Podría decir que era un hueco, o una caverna pero en realidad no lo era. Todo lo que puedo sí decir era que estaba en un nivel inferior al mundo espiritual.

Reflexionen seriamente acerca de lo que estoy contando, creo que es muy importante. No subestimen su importancia. Estaba en un lugar sin puertas, sin salida hacia arriba ni hacia abajo, ni iba a ninguna parte, estaba solo, COMPLETAMENTE SOLO. Es decir el extremo de la soledad. Yo estaba solo, nadie me iba a ver, ni me iba a encontrar. Y nadie sabía dónde estaba. Y aún todo esto, no describe el terror.

Bien, no estoy seguro que me hayan entendido. Realmente no creo que se puedan entender si no se ha estado allí, sin embargo es muy importante. No sé por qué gasto tanto tiempo contando esto, tal vez el Espíritu Santo quiere que lo narre. Así que escuchen muy bien mis PALABRAS, a nadie le gustaría ir a un lugar como ese. NUNCA, porque de allí no se puede salir, y el tiempo allí no tiene significado. ¡NO TIENE SIGNFICADO!. Escuchen, no hay sentido del tiempo, ni esperanza, allá abajo no está Dios.

No sé cómo alguien podría salir de allí. No vi fuego. No vi nada sino a mí mismo, en un recinto con paredes pero sin ellas. Escúchenme, por amor a Dios, escuchen lo que digo, cuiden su alma pues es todo lo que tenemos. Una vez perdida, queda perdida, y el abismo, este hueco, o como lo quieran llamar ¡es real!. Realmente es un sitio donde nadie quisiera ir. Escúchenme, yo he estado allí con todo mi corazón y alma, espero que estén escuchando.

Si alguien tiene una hebra de cristianismo o de Fe, deben construir a partir de ella. Porque ésta será la única hebra de vida que tendrán. Porque si pierden esa hebra de Cristiandad estarán perdidos. Si tienen un pelo, un hilo de Fe en Dios, en el Espíritu Santo deben buscarlo y correr tras él. Así quizás Dios utilicé ese hilo para sacarlos de allí. Si por alguna razón se encuentran allí, deben intentar salir lo más pronto posible. Creo que si ese sitio, tiene una puerta, luego de que se cierre no se abrirá jamás.

No intento asustarlos, solo quiero ser honesto desde lo más profundo de mi corazón. Espero nunca verlos caer al fondo de este lugar. No sé, cómo podrían salir. No sé, si habrá un hueco más profundo que este, pero si existe, que Dios nos perdone, que Dios nos perdone. Con la pequeña prueba que tuve, no puedo decir, si hay un foso de fuego y azufre debajo de este, mi corazón sangraría por toda la humanidad. Porque he probado este lugar y no quisiera que nadie cayera en el.

De nuevo a mi Historia.

Estaba en este lugar. Completamente fuera de mí mismo, gritando, vociferando y agarrándome a las paredes, que no hay, corriendo en círculos, deambulando, intentando saltar, e intentando hacer cuanto podía para salir. Llorando con toda mi alma, llorando más allá del llanto, hasta los límites del miedo. Oré a Cristo diciendo, "Cristo, he caído, tu siervo de nuevo está caído, sácame de este lugar, sácame de este lugar, sácame de este lugar, estoy caído".

Y gritaba, no sé por qué los vecinos no llamaron la policía. No sabía que pudiera gritar así. No sé qué pensaba mi hermana, escuchando esto por el teléfono. No sé siquiera si ella lo escuchó. Las paredes y ventanas de mi casa estaban vibrando con mis gritos. Pude sentir la intensidad y el descanso cuando Cristo me sacó. Me sentí elevándome. Sentí la Presencia de Dios nuevamente. Fui puesto otra vez en un plano o mundo espiritual más alto.

No sé si estas palabras pueden describir la sensación. Traten de visualizarlo, con mente abierta, y escuchen lo que les estoy contando. Tal vez el Espíritu Santo pueda poner a otros allí a través de mis palabras, y les ayude a sentir la agonía, el tormento y testimonio de lo que me sucedió allí en el plano espiritual.

Recuerden que mi cuerpo físico estaba todavía acostado, cantando y llorando, y mi hermana estaba todavía en la línea.

Entonces Cristo me dijo, "Rey el fin del mundo se acerca, está muy, muy, muy cerca. Estoy armando un ejercito y te he escogido, te daré un casco. Te daré un escudo. Y te daré una lanza".

Y dijo algo más, Cristo, implicó o afirmó que el siempre tuvo un ejercito a través del tiempo, pero tuve la impresión que Él estaba armando un nuevo ejercito. No estoy seguro pero que Él estaba escogiendo gente para combatir por Él.

Cristo dijo, "Tu vas a combatir por Mí. Tu vas a estar en las primeras líneas y a combatir por Mí’.

Tuve una visión de muchos guerreros que atacaban desde un campo de batalla oscuro hacia unas nubes. Vi humo y estabamos corriendo y gritando como se ve en las películas. Pero no veía al enemigo. Solo vi la batalla desde nuestro flanco. Yo estaba al frente y decía, "ve allí y haz aquello", Los veo todavía en mi mente, como si hubiera sucedido hace un segundo. Era como en el tiempo de lo Romanos en que los soldados iban a la carga con sus cascos, escudos y lanzas, , y yo repetía, " A la carga, a la carga". O algo así. "Ve allí, ve allá, haz esto, haz lo otro".

No sé si es verdad o es mi propio ego u orgullo, pero tenía una misión de alguna clase. Estaba encargado de un grupo personas o soldados. No sé cuál sería el término. También daba ordenes, "haz esto, haz aquello". Me sentía extraño, porque allí yo estaba en el plano espiritual y Dios me estaba mostrando esto en otro mundo. Así que yo me encontraba en el mundo espiritual viendo otro mundo. Estaba viendo una visión de sucesos que ocurrían, desde otra visión.

Entonces Cristo se mostró a Sí Mismo en la Cruz. Solo se le veía la cara, los hombros y la agonía que sufrió.

Dijo, "Rey, lo que tu experimentaste esta noche no es más que una escaramuza, una pequeña prueba de lo que Yo pasé en la Cruz".

Entonces sentí su agonía por un segundo o dos. Solo me dio una prueba de lo que el sintió.

Y lo dijo, "esto solo fue una prueba de lo que Yo tuve que pasar".

Mi corazón fue en pos de Él, ¿Cómo pudo el hacer esto?, ¿Cómo pudo hacerlo por nosotros?

Me deshice, y lloré, no podía controlarlo. Es decir.. lloraba pues no me había percatado realmente de lo que Cristo tuvo que pasar.

El nunca compartió en la Biblia, al menos conmigo, lo que experimentó y sintió en la Cruz. Él dijo algunas palabras como, "Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado?". Ahora yo había captado lo que sentía y tuvo que pasar. Mira si lo sé. Fue terror, pero Él lo hizo por nosotros. Espero que quien lea este recuento, también lo recuerde. Lo que me ocurrió a mí es nada, nada, nada comparado con lo que Jesucristo experimentó.

Lo siguiente que vi, fue la imagen de cuatro apóstoles, y Cristo dijo, "Rey, ves estos apóstoles, ellos pasaron por las mismas situaciones que tu y tampoco estuvieron grandiosos. Eran personas como tu. No había nada especial con ellos, a no ser por su fe. Eran personas que hirieron, tuvieron deseos, lujuria, ira y sentían frío cuando hacía frío. Eran persona ordinarias que Me siguieron, y siguieron Mi Mandato. Ellos pasaron por las mismas cosas que tu pasaste"".

Sentí un poco de su agonía. Luego hablando con Cristo, y sin tener ya una visión, le dije, "Cristo, no valgo la pena, no soy un guerrero , ni soldado, ni luchador. No tengo la fe para hacer esto. Has cometido un terrible error, has cometido un grave error. Me es difícil el continuar con el día a día. Estas pidiendo lo imposible." Cristo estaba tranquilo y no decía nada.

Yo estaba convencido por Su silencio que lo que en realidad decía era, "Okey, haré un intento. Trataré. Haré lo mejor que pueda. Pero eso es todo lo que puedo hacer. Soy un pecador, y soy tan débil. Y Tu me pides que haga lo imposible esto es demasiado para mí. Pero si cáigo, es mejor que Tu estés allí para recogerme. Porque sé que caeré, y lo digo nuevamente y es mejor que estés allí para recogerme. Pero por favor no me des más de lo que puedo manejar. POR FAVOR, me aferraré a Ti hasta el final de los tiempos, pero si caigo o soy herido, por favor que estés ahí, pues soy una persona muy débil. Intentaré hacerme fuerte, y haré lo mejor que pueda, pero recuerda lo que te dije pues yo me conozco, yo conozco a Reymond". Y la visión terminó.

Tal como lo recuerdo mi hermana todavía estaba cantando y orando, y ya en este momento me encontraba completamente agotado, debido a la lucha espiritual. No podía hablar, mi cuerpo estaba completamente extenuado. Mi camiseta estaba empapada.

Le dije a mi hermana Cristina, "No puedo aguantar más, tengo que dormir, tengo que dormir, estoy físicamente acabado".

Ella dijo, "¡No Rey, no cuelgues! ¡Por favor no cuelgues! Espera".

Le contesté, "No Cristina, estaré bien. Estaré bien".

Ella dijo, " No Rey, No."

"Créeme, estaré bien" le dije.

Me contestó, "Okey" y colgó.

Me quedé dormido, mientras dormía Satanás volvió, vino en un sueño, en este sueño yo estaba abajo en la habitación de mi hijo. Esta vez me encontraba en el techo de la habitación viendo hacia abajo. Sentía… no lo veía, que era de día, y su cama estaba tendida. Pero la casa sentía su ausencia. Él no existía, se había ido. Yo lloré, y lloré, y lloré, y mi corazón lloró. Me dije, "¿En qué me estoy metiendo? ¿Qué estoy haciendo?". Y lloré y me desperté.

Bueno, esta fue mi primera batalla con Satanás , teniendo a Cristo de mi lado. Todavía puedo sentir la tensión, tanto que se me quiebran las palabras. Ahora sí puedo decir que sé qué es un "Combate Espiritual". No tomo estas palabras superficialmente. Desde entonces pasó mucho tiempo, orando y llorando. Me siento tan verde, inadecuado, e inseguro. Mi fe es puesta a prueba constantemente, desde aquel Jueves en la mañana, cuando oré por primera vez por mi amiga especial.

Profecía del Monte Diablo.

Diciembre 2, 1990.

( Son la 6:28 AM, Abril 10 , 1993, mañana es Domingo de Semana Santa, y voy a documentar los eventos sucedidos en Diciembre 2 de 1990. Aunque lo tengo gravado en cinta, pero parece que no puedo encontrarla. Así que intentaré, recordar todo lo mejor que pueda.)

Estaba dormido y el Señor me despertó. Y me dijo, "Quiero que vayas al Monte Diablo, y quiero que unjas con óleos la montaña. Habrá quince mil ángeles allí, no te de miedo. Se necesitan testigos, avisales al grupo de solteros del Viernes en la noche."

Mi hermana y yo asistíamos a la Iglesia de "Four Square" la cual tenía un grupo de solteros la noche del Viernes. Le comenté a mi hermana de la profecía, y el siguiente Viernes se presentó la oportunidad de hablar. Les conté la profecía al grupo de la Iglesia.

Pero el Señor me había dicho, "No les cuentes la historia completa. Diles que Yo deseó que vayan a la montaña y oren y que quince mil Angeles estarán allí. Eso es todo. Serán dirigidos y protegidos por Angeles en la montaña del Diablo. Y no expliques más detalles hasta que estés allí."

Los detalles consistían en que Él iba a quitarle la Montaña del Diablo, al maligno. Que el diablo tenía nueve lugares en el planeta que le era permitido usar, o habían sido usados por miles de años. Estos lugares eran lugares altos. Realmente no sé cómo, pero Satanás dirigía sus operaciones desde allí. Me imagino el Monte Diablo era uno de estos lugares.

Él dijo, "No te preocupes de quien irá, ya que Yo sé muy bien quién estará presente". "No te preocupes si uno, dos o cientos de personas van contigo." Necesito testigos para que atestigüen lo que voy a hacer."

Él iba a expulsar, al demonio de la montaña. Esta montaña está situada en el Condado de Contra Costa en la bahía este de San Francisco.

Un amigo cristiano y yo descubrimos una placa en la cima del Monte Diablo en 1992, la cual decía que el lugar era usado para adoración y sacrificios por los indios, desde hace más de cinco mil años. La montaña siempre ha estado asociada con algo maligno. Entiendo que un sacerdote vio al demonio en una piedra mientras oraba, y desde entonces se conoce como Monte del Diablo. No estoy muy seguro de toda la historia. Pues bien, les comuniqué al grupo de solteros mi Profecía, y les avisé que quien quisiera ir con nosotros que nos encontráramos en el parqueadero de la Iglesia el siguiente Domingo.

Le pregunté al Señor, "¿Dónde tenemos que ungir la montaña?"

Él me dijo," No te lo voy a decir. La persona que maneja el tablero de sonido en la Iglesia, la persona con quien hablaste hace algunas semanas acerca del Monte del Diablo, él sabe exactamente dónde ungir la montaña. Coloca los óleos donde quiera que él te indiqué".

En está época percibía ‘estática’ por parte de la gente de la Iglesia. Empezaban a mirarme como si estuviera loco. Pensaban que me estaba volviendo algo extraño. Estaba recibiendo llamadas de personas de la Iglesia que me aconsejaban callarme, que iba a recibir una reprimenda, y que no hablara de estas cosas. Lo que era gracioso es que esta era una Iglesia Carismática de "Four Square". Y aunque estaba recibiendo esta estática aún de mis amigos, no me importó y continué haciendo lo que me decía el Señor.

Dos días después, el Domingo 2, 1990, mi hermana y yo fuimos a la Iglesia, sin saber quien estaría allí, o si alguien iba a estar allí.

El Señor dijo, "Habrá música, va a haber celebración en el Cielo y en la Tierra, pues voy a reclamar los nueve lugares en la Tierra que ocupa Satanás, y que ha estado usando por miles de años. Habrá curaciones, milagros en todo el mundo y necesito testigos de este evento."

Así que mi hermana y yo manejamos hacia la Iglesia sin saber si iríamos, o si el hombre del sonido iría. No había hablado con él en varias semanas y nosotros no sabíamos dónde estaba este lugar especial que el Señor quería que fuera ungido, pues este joven era el único que sabía dónde ungir. Debido a toda la conmoción que se generó con el viaje a orar en el Monte del Diablo, sabía que habían muchos comentarios en nuestro círculo de amigos solteros acerca de lo que haríamos en el Monte del Diablo. Alcanzó a cruzar mi mente que el joven del sonido hubiera escuchado esos comentarios y no se apareciera. Sin embargo, cuando llegamos a la iglesia, él no solo sabía dónde iríamos, sino que había dibujado un mapa, y hecho copias para quien quisiera asistir.

Llamé a algunos antes del viaje del Domingo, pero ninguno parecía interesado en asistir. Tanto que mi hermana me dijo, "tal vez vamos a ser tu y yo. Así que esperamos y la gente empezó a aparecer, completamos diez personas , cinco hombres y cinco mujeres. Creo que habían cinco Iglesias representadas.

El Señor dijo,"Va a haber música".

Pero de las nueve personas que habían llegado primero ninguno interpretada ningún tipo de música. Habían solo nueve personas, así que esperamos tanto como pudimos y salimos de últimos en la caravana de carros. Cuando íbamos saliendo del parqueadero, vimos a Doug, del grupo de solteros. Mi hermana me dijo, "¡Detén el carro!, ahí está Doug," Así que dimos la vuelta hacia el parqueadero de la Iglesia.

Nos paramos al lado de la camioneta de Doug y él se nos acercó. Nos preguntó si alguien ya había salido para la montaña, Le dijimos que sí, que habíamos vuelto por él, así que preguntó, si podía ir con nosotros, a lo que le dijimos que sí. Nos preguntó entonces si podía llevar su guitarra pues no podía poner seguro a su camioneta y se la podían robar. Mi hermana y yo nos miramos pues los dos sabíamos que el Señor había dicho que habría música. Nos sonreímos, "Por supuesto". Sé que mi hermana estaba dichosa pues todo estaba sucediendo como el Señor lo había dicho, hasta lo de la música y todo estaba pasando en frente de nuestros ojos.

Así que nos afanamos para alcanzar a los otros que ya habían partido. Legamos todos al mismo tiempo, y el joven del sonido nos llevó a los diez hacia arriba por el camino de la montaña. A la subida, algunos cantamos alabando al Señor y celebramos a medida que caminábamos. Al llegar, les compartí lo que el Señor había dicho acerca de los Ángeles, y todos dimos testimonio del porqué habíamos venido a la montaña. Luego, les conté la razón, por qué el Señor había querido que estuviéramos ahí. Que Él iba a reclamar la montaña. Que iban a haber milagros y maravillas sobre toda la tierra en esta fecha.

Expliqué como el Señor había dicho, "Compra una botella de aceite de Olivos, y no rompas el sello hasta el momento en que la montaña vaya a ser ungida. El aceite debe ser vertido en la forma de la Cruz, en la dirección en que el joven del sonido quiera. Él sabrá dónde verter el aceite en la tierra y en qué dirección".

Así que le pregunté al joven, "¿Dónde lo quieres?" y él dijo, "Creo que debe ser en esta dirección y apuntando hacia allá".

Luego de orar, y habiendo ungido a cada uno en la frente en el nombre del Padre y del Hijo y de Espíritu Santo, tomé la botella de aceite y vertí el resto en tierra en la forma de una Gran Cruz, en la dirección que el joven del sonido quería.

Entonces el Señor dijo, "Deja boca-abajo la botella a la cabeza de la Cruz. Déjala boca-abajo en tierra permitiendo que todo el aceite, humedezca la tierra."

Así lo hice, y empezamos a cantar. Entonces el joven del sonido nos dijo, "Creo que debemos ir al borde hacia el embarcadero, y mirar hacía el oeste y aplaudir, pues al demonio no le gusta el sonido de manos aplaudiendo. Así que los diez nos movimos al borde hacia el embarcadero y empezamos a aplaudir, de frente a la bahía, y aplaudimos, vitoreamos y silbamos. Entonces una de las jóvenes dijo que el Señor nos daría a cada uno los deseos de nuestro corazón.

Estabamos parados aplaudiendo, cuando mi hermana empezó a gritar y a hacer bulla y volteamos a ver hacia el cielo. Decía que veía un Arco Iris en el cielo, esto ocurrió a las dos en punto de la tarde del Domingo 2 de Diciembre de 1990. Recuerdo no ver nada sino nubes oscuras en el cielo. No había llovido pero habían unas nubes oscuras en el costado occidental. Pero cuando mi hermana empezó a saltar y gritar todos se animaron y empezaron a mirar hacia el firmamento.

Lo que apareció, como de ninguna parte, fue un pequeño Arco Iris. No estaba completo, era bien pequeño. Todos mirábamos y mirábamos y ninguno podía verlo sino que ella. Luego alguien más lo vio. Y luego no mucho después todos lo vimos. Todos se enloquecieron, gritando y alabando al Señor. De pronto apareció otro pequeño Arco Iris, y ahí realmente empezamos todos a gritar y saltar. Estabamos ciertamente viendo maravillas en el firmamento. Y luego un tercero apareció. Había un total de tres pequeños Arco Iris, cerca de la nubes, a medida que veíamos las grandes nubes oscuras moverse hacia el sur, estos tres pequeños Arco Iris permanecían allí al occidente del firmamento, en la dirección del sol.

Los diez enloquecimos con todo esto. Era tan increíble. No dábamos crédito a lo que veíamos aparecer cuando mirábamos en la dirección en que apuntaba la Cruz, hacía el oeste al borde hacia el embarcadero.

Fue una tarde loca y de realización aquella en el Monte del Diablo. Estabamos exaltados por haber visto un milagro con nuestros ojos. Doug, quien traía la guitarra, traía una cámara también. Así que el pudo fotografiar uno de los pequeños Arco Iris. Esto nos da una prueba de que no fue nuestra imaginación y una confirmación de lo que pasó. También tomamos fotos de todos nosotros en la montaña. Realmente fue una tarde asombrosa.

El Señor me dijo, "Necesito testigos, y estoy orgulloso de este pequeño grupo que estuvo aquí. Has sido obediente. Te amo. Has tocado Mi Corazón. Necesitaba testigos para atestiguar la expulsión las fuerzas del demonio de la montaña del Diablo. Lo mismo sucederá en nueve localizaciones diferentes en el planeta. Diciembre 2 de 1990 será la iniciación de una Gran Guerra en el Cielo y en La Tierra. El principio del fin se acerca. Ahora Satanás es el demonio del firmamento. Porque ahora no tiene un lugar para descansar su cabeza."

Recuerdo cuando los diez caminábamos hacia los carros, había una atmósfera diferente al rededor de nosotros. Todos estabamos felices y dichosos pero había silencio, todos sabíamos que habíamos visto y experimentado. No sabíamos que quería decir cuando decía, "Mira hacia el firmamento". Y Ahora años después todavía no lo sé.

Ni siquiera sabía que el demonio tenía nueve territorios para trabajar en el planeta. Cerca de seis meses después, una de las jóvenes que había ido con nosotros al Monte del Diablo, encontró en un articulo de una revista Cristiana, que un grupo de Cristianos emprendieron el viaje hacia una zona montañosa de Australia y ungieron una gran roca del demonio. Esto ocurrió unas pocas semanas después de los eventos de la montaña del Diablo. Este artículo, que ella encontró, nos dio una confirmación de que lo que el Señor había dicho era verdad. Fue unas semanas después, pero les tomó un tiempo llegar al lugar, a este peñasco del demonio.

Esas fueron solo dos de las confirmaciones. También escuchamos en la radio que las olas del mar estuvieron inusualmente altas en este día, y no se sabía por qué. También hubo noticias que se veían extrañas luces en el cielo nocturno, por cerca de una semana. Tuve la suerte yo mismo de ver una de esas luces nocturnas en el firmamento.

Se lo mencioné a un pastor, pero el nunca comentó nada. Después lo he compartido con otros pastores, pero me miran como si estuviera desquiciado. Pero nosotros diez que estuvimos en la montaña sabemos, "que algo pasó".

Pero lo que el Señor repetía era, " Mira hacia el firmamento. Mira hacia el firmamento."

Ya en este momento estaba recibiendo mucha presión de esta Iglesia Protestante de "Four Square" a la cual asistía. Se me mostró cosas que nunca antes había visto y básicamente el pastor me repetía, "No importa lo que veas o escuches, estás hablando con demonios. Escúchame solo a míi, pues soy tu autoridad espiritual". Parecía que me dijera, "Escúchame a mí y no a Dios", es como yo lo veo, "escúchanos, pues nosotros sabemos qué es lo mejor para ti".

Este viaje de oración a la montaña se realizó el 2 de Diciembre de 1990, después de la Iglesia. El tres de Diciembre de 1990, a las nueve de mañana siguiente, estaba entre despierto y dormido, cuando lo siguiente que supe fue que empecé a hablar en lenguas extrañas. Déjenme explicar algo, (Yo) esta persona, a estas alturas de la vida, no creía en lenguas, orar en lenguas o como quiera que lo llamen. Recuerdo que un pastor me repetía que pidiera el don de lenguas, pues esto me ayudaría en lo que fuera que me estuviera pasando, esto fue meses antes de recibir el don de lenguas.

Le dije que no creía en eso y que no lo necesitaba. Pero él dijo que lo necesitaba y que grabara  todo lo ocurriera sino se olvidaba. Y ahora a las nueve de la mañana del tres de Diciembre de 1990, mi boca empezó ha hacer toda clase de sonidos extraños.

Nunca lo pedí. Nunca rogué por ello. Ni siquiera creía en ello y por las siguientes seis horas empecé a hablar en lenguas diferentes. Lo grabé, porque este pastor me dijo que tuviera un registro, así que mantuve una grabadora de cinta de bolsillo cerca a mi cama, ya que muchas cosas estaban pasando y muy rápido y no sabía qué más esperar.

El Señor me despertó y empecé a hablar en lenguas por dos dos horas, luego de permitirme dormir por dos horas, me despertó hablando en lenguas otra vez por otras dos horas, luego nuevamente me dejó dormir por dos horas y me despertó para hablar en lenguas por otras dos horas, esto continuó por tres días. No fui a trabajar, no me levanté de mi cama excepto para ir al baño. No recuerdo siquiera si comí. Pero por tres días hablé en toda clase de lenguas. No recuerdo cuantas fueron.

Pero si documenté algunas de las profecías que me fueron dadas en estos días. Todo esto fue raro, pero real. Mi sendero cristiano tomó otro paso en una dirección que no quería que tomara. No entiendo lenguas. Sé que a veces cuando el enemigo me hace caer, me levantan el espíritu. Este asunto es sobrecogedor, pero ahora, en ocasiones, me encuentro orando en lenguas por horas y horas. Oro más en lenguas que en inglés, me imagino que mi espíritu sabe que necesita. Nunca fui muy bueno en oraciones.

Para entonces la presión en la Iglesia aumentaba, debido a las Profecías, visiones y cosas como estas.

Así el Señor me dijo, "Imprímelas y envía copias de las Profecías".

Después de esta solicitud las cosas se pusieron calientes en la Iglesia de "Four Square". Ya que lo hice y envié las copias como Él lo pidió. Las Profecías en lenguas realmente empezaron el 3 de Diciembre de 1990, el día después que fui al Monte del Diablo. Con cinco mujeres y cuatro hombres más, como testigos y vieron nuestro milagro de los tres pequeños Arco Iris.

Personalmente sé que es verdad. Lo es para mí, pero los otros tendrán que decidir por ellos mismos. No sé cuándo esto va a parar. Recuerdo que un pastor me dijo que esto se podía dar por dos o quizás tres días, sin embargo ya van tres años y los ataques satánicos, Visiones, Profecías y toda clase de milagros personales se siguen dando.

Recuerdo que en el verano de 1992, cuando las profecías se daban de dos a cuatro por día, la guerra espiritual era tan intensa, que me mantenía en oración constante debido a los ataques demoniacos. Sellaba mi casa con una cerca de flores humedecidas con Sangre de Jesús. Y oré al Señor para cubrir las paredes y techos con La Sangre de Jesús. En esta época había arrendado una pieza a un hombre llamado John. Un semana fuimos a un servicio de entre semana, paramos en un restaurante con John y mi compañero de oración,  a comer después de la iglesia. John nos comentó que le había sido difícil dormir las últimas tres noches. Me dijo que temía que me irritará con él. Me contó que veía sangre saliendo de las paredes y de la alfombra de su pieza. Él intentaba usar toallas para empapar la sangre pero no podía pues llenaba toda la habitación. Entonces salía y se quedaba esperando hasta la mañana pues estaba asustado, y pensaba que le haría pagar los daños de la alfombra. Pero en la mañana la sangre ya había desaparecido.

Recuerdo estar viendo a mi compañero de oración, y pensando en mi oración inicial de cada noche y por su mirada él estaba pensando lo mismo. Después John me comentó que él había tenido experiencias espirituales anteriormente, una vez ocurrió cuando su esposa casi muere. Yo estaba asombrado, pues era la primera vez que escuchaba que alguien veía este tipo de plegarias aparecer ante sus ojos.

Ejemplos de otras cosas que han pasado:

  1. Estuve en un accidente automovilístico, donde mi carro fue golpeado de frente en uno de los costados y nada le pasó a mi carro.
  2. Estuve orando por un pozo de agua y ví una semana después que la tierra vibraba  ybrotaba agua en el patio, de una fuente desconocida de agua, en un verano durante una sequía en todo el estado. La compañía de agua la analizó y determinó que no era de ellos.
  3. Dinero que llega en el momento correcto, en el lugar correcto.
  4. Personas ayudando con equipo y conocimiento.
  5. Agentes de correo pagando por las estampillas para enviar las Profecías. Y tantas otras cosas que no he registrado y que no puedo explicar.

Los ataques de líderes de la Iglesia, de viejos amigos, aún de familiares. Andar solo, sentirme solo, aún que hay mucha gente intercediendo por mi, aun personas que ni siquiera conozco. Todo esto se siente muy raro.

Nota Anexa. De las diez personas que fueron a la montaña conmigo, debido a persecución de la Iglesia y a la reacción de la Iglesia a las Profecías, cinco de ellos se desconectaron de mi.

El pastor principal empezó a mentir sugiriendo cosas de mí que no eran verdad, sin decir mi nombre. Un Domingo los pastores asistentes me rodearon y me dijeron que no me permitirían entrar en la Iglesia a menos que me sometiera a la autoridad del pastor principal y mantuviera mi boca cerrada. El pastor principal aun intentó hacerme arrestar en una ocasión en la casa de un miembro de la Iglesia.

Esa es mi historia. Lee las profecías, discierne, juzga y ora, ora que el Señor te revelará la Verdad. Porque no es mi palabra. No tengo la cabeza para armarlo, pues muchas cosas pasaron muy rápido y yo no puedo escribir muy bien. Bueno, creo que eso es todo. Que Dios los bendiga.

 

Mini-Libro de Profecías

(Prefacio, Testimonio y 12 Profecías)

PART 3

33 Profecía 21 Ene 91 El fin con una estrella, guerras, cambios en el clima. Así que arrepiéntete.

63 Profecía 26 Mayo 92 La caída de París por la Bestia. La Bomba detonará a las 3 AM.

64 Profecía 26 Mayo 92 Estad listos en Jesús. La Zorra, Pastores y la Bestia.

65 Profecía 27 Mayo 92 Arrepiéntete y Jehová te perdonará. Espíritu Santo, blasfemia, Biblia.

68 Profecía 28 Mayo 92 La Nueva Era, Gehenna y Juicio.

69 Profecía 29 Mayo 92 La Marca de la Bestia. Jesús. Biblia. Cielo. Los Profetas.

85 Profecía 11 Junio 92 Solo los limpios irán. , Pastores, dinero, los indigentes, Barco en San Francisco.

98 Profecía 18 Junio 92 El significado de Amor para Jehová.

158 Profecía 16 Julio 92 Paren de matar a mis hijos aún no nacidos. Terremoto en California.

166 Profecía 23 Julio 92 Africa explotará en violencia. La guerra del Oso y el búho con Egipto.

185 Profecía 13 Agosto 92 El barco esta viniendo hacia el puente de San Francisco. Váyanse.

267 Profecía 19 Enero 93 Los espíritus oscuros y negros, como vencerlos y ganar.

Escrituras de la comunión diaria.

 

Las 12 Profecías del Mini-Libro de Profecías.

Sonido 33

El clip de sonido 33 fue editado a 25 minutos ( 2.8 MB) a partir del micro- cassette original. Corra primero la prueba en sound.htm para ver si su arreglo de sonido trabaja. Hay un poco de ruido de fondo en este archivo. El archivo está en Inglés. Puede leer también el texto de la versión en Inglés ( in la pagina en inglés) a medida que lo oye para mejores resultados.

Se necesita tener en la configuración del computador, tarjeta de sonido, modem de 14.4 o 28.8 , y el "RealAudio Player" para escuchar este clip. Para bajar de la red el RealAudio Player haga click en el Icono.



33.- Profecía dada a Raymond Aguilera el 21 Enero 91 en lenguas e Inglés.

 

En el Cielo, en el Cielo, en el Cielo, Mi Hijo, Mi Hijo, Mi Hijo en el Cielo. Él lo sabe todo. Él conoce todo, pero Mis Hijos, Mis Hijos escúchenme. Escúchenme. Éste es su Padre, Éste es su Padre. Ahora Me dirijo a ustedes, les hablo directamente, les hablo como un Padre. Ahora escuchen. Ahora escuchen.

 

Cuando oren, cuando oren Mis Hijos, oren, vayan al cuarto, vayan al armario, cierren la puerta, cierren las cortinas, cierren las ventanas. Apaguen esa televisión, apaguen ese radio. Ahora, escúchenme. Oren, órenme, órenme con toda el alma y el corazón.

 

Escucharé. Escucharé. Porque hay tantas distracciones en este mundo que se desintonizan, ¡hombre! Se desintonizan. Escúchenme Mis Hijos.   Cuando oran, oren desde el corazón y no con la razón. Oren desde el corazón, el corazón de su alma.

 

Éste es su Padre. Éste es su Padre Jehová. Éste es su Padre Jehová. Éste es su Padre Jehová. Escuchen Mis Hijos. Si solo supieran. Si comprendieran cuanto amor les tengo. Los amo más, los amo más de lo que alguna vez pudieran amar a alguien. Más de lo que podrían amar a su esposa. Mas de lo que podrían amar … a sus hijos. Más de lo que podrían amar su casa, ese carro, ese bote, más de lo que podrían amar ese dinero. Más de lo que podrían amar cualquier cosa. Y todo eso no se compara en lo más mínimo a cuánto los amo. Cuánto los amo con Mi Hijo Jesucristo y el Espíritu Santo. 

 

Escúchenme, Mis Hijos. Escúchenme, Mis Hijos. Llegará la hora, llegará la hora en que se asustarán. Se asustaran realmente, pero Yo estaré allí. Estaré justo allí con ustedes. Órenle a Jesús, pídanle a Jesús. Él es el Rey. Él es el Rey. Él es el Rey del mundo. Él es mi Hijo. Él es Mi… Hijo.

 

Escúchenme, escúchenme, vayan a su cuarto, cierren la puerta, cierren las cortinas. Saquen la Biblia o cierren la Biblia. No importa, pero siéntense ahí y órenme, pídanme, pero órenme con todo el alma y corazón. Luego pueden abrir la Biblia, pueden abrir la Biblia y leer. No importa el orden en que lo hagan.

 

Pero escuchen. Escuchen. Los oiré con el Amor de Mi Corazón. Con el Amor de Mi corazón. Hombre, si solo pudieran comprender que mi Hijo está ahí, Mi Hijo está ahí. Él está luchando. Está peleando la guerra. Está combatiendo los demonios. Está combatiendo a Satanás.

 

Pero escúchenme, Escúchenme. Abran sus oídos. La primera batalla, la Primera Guerra ya empezó. Diciembre 2, Diciembre 2 de 1990. Diciembre 2, Diciembre 2 de 1990. Implanten eso en su cerebro. Implántenlo en tu cerebro de la forma que quieran. Tatúenlo en sus párpados. No me importa como lo hagan. Ese fue el principio, ese fue el principio de la Primera Guerra.

 

La Primera guerra, escuchen, escuchen. Inicié también la Segunda guerra. La Segunda guerra esta en camino. Está en camino. Llegará en mil más muchos años, en mil más muchos años. No puedo decirles el momento exacto, No quiero decirles el momento exacto pues así se sentirían cómodos. Así esperarían las cosas, esperarían las cosas y se volverían perezosos. No les diré el día y la hora, pero está en camino, está en camino. La envié, la envié y viene en camino, viene en camino, Hay un pedazo de estrella en camino. Hay un trozo de estrella en camino, Mis Hijos. Sí, se van a asustar, se van a asustar, van a tener miedo.

 

Escúchenme Mis Hijos. Vayan a la habitación, vayan a la habitación y oren. Oren solos. Oren solos. Oren solos hasta que su corazón este completamente vacío de orar, porque este es el tipo de oración que van a necesitar. Esa es la clase de oración que van a necesitar para encontrar la paz en su corazón o cuando lleguen aquellos días. Pues cuando vengan aquellos días, eso será la única salvación que tendrán.

 

Al terminar traigan a su madre, hermano, hermanas. Traigan toda la familia y a sus hijos e hijas y vayan a aquella pieza, cierren la puerta, y oren con todo sus corazones. Oren con todo el corazón, Mis Hijos, porque es la única forma. Es la única forma en que hallaran paz, en esos tiempos difíciles. Y digo, tiempos realmente difíciles para la tierra. La tierra que piensan que conocen va a hacer cosas muy extrañas pero todo está organizado de acuerdo a Mi Plan, a Mi Plan, a Mi Plan que dije a sus padres hace muchos años, hace muchos, muchos años.

 

Ahora escúchenme, escúchenme, pongan atención, escuchen. ¡Pongan atención Mis Hijos! Éste es su Padre. Éste es su Padre. Yo soy, Yo soy, Yo soy, Yo soy Jehová, Yahvé … Yahvé, Yahvé con el Hijo y el Espíritu Santo.  No puedo hacerlo más claro que esto.

 

Escúchenme, Escúchenme, Escúchenme. ¿Cuantas veces tengo que decirlo? Quédense  sosegados y tranquilos y escuchen lo que les estoy contando ahora, pues cuando suceda, será ya muy tarde. Y todo lo que tienen es a la Biblia, a Mí, Jesús y al Espíritu Santo. Traigan a sus familias cuando terminen de orar por sí mismos. Junten a su familia en el cuarto y enciendan una vela, enciendan una vela. Una, que representan a tu Padre, el Hijo  y al Espíritu Santo. Pongan la vela donde quieran. Esa es una señal para recordar. Esa es una señal para recordar que estoy en camino a recoger a Mis Hijos, a Mis Corderos, a Mis Ovejas, al Paraíso Conmigo.

 

Pero recuerden, recuerden las cosas violentas que le pasarán a este planeta. Los climas de este planeta van a cambiar. Las mareas de los océanos van a subir y bajar. Van a subir y bajar no como están acostumbrados, irán más altas que las montañas y más bajas que los valles que tienen en la tierra. El océano va a levantarse y descender. Todo el hielo del Norte y del Sur se va a mover. No se moverá lentamente, en verdad ARRASARÁN. Aplastará continentes, aplastará continentes con tal fuerza que nunca creerían, que tales cosas pudieran suceder.

 

Abran sus ojos. Abran sus oídos. Invierno no será invierno. Verano no será verano. Otoño no será otoño. Desde todos los rincones de la tierra desde el Norte, desde el Sur, desde el Oriente, desde el Occidente todo será puesto al revés. Entonces sabrán que Yo soy su Dios. Entonces sabrán que Yo soy su Dios. Su Dios del Cielo y Tierra. De todo lo que es y será de Universo a Universo, de los Cielos, de los Cielos.

 

Escúchenme Hijos Míos. El tiempo se ha fijado. La Hora se ha establecido. No diré la Hora. No le diré la Hora a nadie. Pues Éste es su Dios. Éste es su Dios Jehová. Jehová lo sabe todo. Jehová lo sabe todo.

 

Pero escuchen, escuchen. Junten las familias, Junten las familias en unidad. Todos Mis Hijos traigan su hermano, su hermana, su hijo e hija, júntenlos. Oren. Oren con el corazón y junten el Cuerpo de Cristo, junten el Cuerpo de Cristo. Junten las iglesias. Junten las iglesias… Mis Hijos. Paren de pelear, paren de discutir sobre pequeñas palabras estúpidas y pequeñas líneas acerca de quien tiene la razón y quien no, pues nadie esta bien o mal sino Yo, su Padre Jehová, Él que soy, Él que soy.

 

¡Ahora pongan atención!  ¡Ahora! Pues el Cuerpo de Cristo es enorme. Hay más gente en el Cuerpo de Cristo de lo que pueden contar. Pero escúchenme. Esto es muy importante. Pueden estar en el Cuerpo de Cristo y todavía no serlo.

 

¿Porqué?. ¡Debido a su pecho! Van por ahí con el pecho levantado, pensando que son muy gloriosos, que son tan grandes. Pero les digo, el pecho los va a llevar al abismo. Ese gran pecho los llevará al Abismo. Ese orgullo, ese ego. Ese orgullo, ese ego. Ese orgullo, ese ego que ustedes Cristianos tienen. Creen que están más altos que el todopoderoso. Todo lo que va a hacer es conducirlos al Abismo.

 

Escuchen. Humíllense ustedes mismos. Humíllense ustedes mismos. Sean Humildes. Sean como Cristo. Cuando se les presente un problema piensen en que hubiera hecho Cristo en esa situación. ¿Qué haría Cristo en esta situación?. No sean jactanciosos. No sean jactanciosos. Ser bocones, ser bocones los llevará solo al abismo, al abismo, al abismo.

 

¡Escúchenme!, ¡Escúchenme!, no quiero que ninguno suba al gran escenario. Odio eso, Oh, no saben cuanto esto me molesta. Cuando se paran ahí y se jactan y se sientan y profetizan y no saben de qué diablos están hablando. Se sientan allí y quieren que la gente los oiga.

 

Y algunos de ustedes pastores, Oh Hombre, sí Me hacen enfadar. Oh Hombre, Me hacen enfadar tanto. ¡Tanto orgullo! ¡Tanta arrogancia! Muchacho, Me hacen enfadar tanto. Me gustaría ir y abofetearlos ahí mismo. Pero sé que cuando venga su hora. Me encargaré de ustedes. Recuérdenlo. Cuando llegué su hora Me encargaré de ustedes. Recuérdenlo. Cuando llegué su hora, Me encargaré de eso.

 

Y a ustedes Mis Cristianos. Los amo, Oh cuanto los amo. ¡Hombre! si solo pudieran entender cuanto los amo. Escuchen. No quiero perder ninguno de ustedes, ni uno solo, ni uno solo. Los amo tanto.

 

Oh, pero escuchen, humíllense. Pongan sus oídos a tierra. Pongan sus oídos a tierra. Escuchen, disciernan, juzguen, juzguen todos esos Profetas. Juzguen todos esos Profetas y realmente oren y oren  y oren. Y enviaré al Espíritu Santo y Él les dirá quién está diciendo la verdad y quién no. Pondré la chispa en su corazón y seguirán el correcto. Pero escuchen, escuchen.

 

Los que se paran y gritan y vociferan y les dicen que lo saben todo, ustedes podrán decir, pues le estoy diciendo al Espíritu Santo, ahora en este instante, que lo pongan en sus corazones, podrán decir la diferencia entre un buen pastor y un mal pastor pues esta época se está tornando muy apretada. Los tiempos se vuelven más apretados.

 

Y Satanás , el demonio, va a intentar de ahora en adelante lo mejor. Desde Diciembre 2. Desde Diciembre 2. Él intentará lo último, lo mejor para conseguirlos. Los va a presionar. Pondrá obstáculos. Lanzará sexo a la cara. Intentará romper la familia más que antes.

 

Escúchenme. Escúchenme. Háganse fuertes. Compenétrense con la Palabra, Mis Hijos, Compenétrense con la Palabra. Éste es su Padre. El Padre de todo… Escúchenme Mis Hijos, … Escúchenme Mis Hijos, los amo. Los amo. ¡Oh! Mis Hijos, si solo pudieran entender cuanto amor tengo por ustedes. Pero comprendo, entiendo el mal y la debilidad que hay en el mundo. ENTIENDO MÁS DE LO QUE PIENSAN.

 

Pero escuchen. Estoy ahí con ustedes. Estoy ahí con ustedes, y los protegeré de los lobos, Y los protegeré de chacales. Voy a protegerlos de los pastores malos. Los protegeré de los malos profetas, de los falsos profetas.

 

Sí, Mis Hijos, escúchenme. El Espíritu Santo  trabaja entre ustedes. Él está organizando todas las iglesias. Está lanzando Palabras, está lanzando pistas. Está cambiando las leyes. Esta cambiando la forma de pensar de la gente pues estoy juntando Mi Rebaño, los estoy juntando, porque el tiempo se acerca. El tiempo se acerca, porque se les va a lanzar de todo. Y digo, de todo. Hasta el sifón de la cocina. Hasta el sifón de la cocina. Luego más y luego más.

 

A algunos de ustedes serán asesinado . A algunos de ustedes serán asesinados por Mi Causa. Escúchenme. Escúchenme. Las cosas se van a poner rudas. Los tiempos se van a poner rudos. La han pasado fácil. La han pasado fácil porque conozco el futuro. Conozco el futuro.

 

Escúchenme Mis Hijos. Va a haber un tiempo, va a llegar un momento en que va a ser duro llamarse Cristiano. Va a ser duro llamarse Cristiano, pues no sabrán a quien dirigiese. No sabrán a quien dirigirse pues si la persona equivocada oye que es un Cristiano pueden ser asesinados. Pueden ser muertos. E intentarán proteger sus hijos. Se preocuparán por la suerte de sus hijos.

 

Pero escuchen, no se preocupen si pierden la vida. Pues si pierden la vida, irán al Cielo Conmigo. Si lo hacen en Mi Nombre, irán al Cielo. Voy a enviar algunos Profetas. Voy a enviar algunos Profetas. Estos Profetas les van a decir. Les van a decir la verdad y ustedes sabrán que están diciendo la verdad.

 

Sí, sí, sí. Sabrán. Su corazón va a saber. Bueno, Mis Hijos oren. Vayan al cuarto, cierren la puerta, pues el clima va a cambiar. Los climas van a cambiar. Algunos de ustedes perderán sus casas debido al clima, las tormentas. Los huracanes, los tornados, y cuanta cosa. Sucederá.

 

Pues lo que dije, lo que dije hace muchos años, cuando Adán y Eva escogieron abandonarme. Me dolió tanto. No saben cuanto Me dolió. Nunca comprenderán la pena, la angustia cuando vi lo que vi. Pero el momento está aquí, el momento está aquí, del cual les he estado hablando a través de la Biblia por cientos y cientos…por miles y miles de años.

 

Pero escuchen. Escuchen. Estoy con ustedes. Estoy ahí. Estoy ahí. Abandonen cualquier cosa pero no a su Padre que está en el Cielo. Abandonen cualquier cosa pero no a su Padre que está en el Cielo. Éste es su Padre. Él que soy. Él que soy. Nunca lo olviden. Nunca lo olviden. El Padre en el Cielo, no importa que pase, no importa que suceda, nunca olviden a su Padre pues a través de Jesús es su salvación. A través de Jesús es su salvación. A través de Jesús.

 

Busquen a Jesús. Jesús es su salvador. Él murió por ustedes. Él murió por ustedes. Él está luchando por ustedes en este momento. Él está luchando por ustedes en este momento. Y recuerden que la segunda venida está cerca también. Estoy enviando la estrella, estoy enviando el pedazo de estrella. Está en el firmamento. Está en el firmamento. Sí miran, sí realmente miran, sí realmente miran, lo verán. Lo verán muy pronto.

 

Lo verán muy pronto. Y esa es una señal. Esa es una señal de las cosas que dije que van a suceder. Van a pasar. Van a pasar. Van a haber muchas otras señales, Mis Hijos, muchas señales. Solo abran esos oídos y esos ojos. Miren al firmamento. Miren al firmamento. Observen el clima. Observen a sus hermanos … y hermanas.

 

Y observen a los que no van a venir Conmigo. Ellos les darán una señal también. Ellos les mostrarán que no hacer. Ellos les mostrarán que no hacer. Pues ya he asignado un lugar para ellos. Me duele aun decirlo, aun pensarlo, que voy a perder uno, que voy a perder uno.

 

Pero conozco el futuro. Pero conozco el futuro y sé lo que tiene que suceder, Mis Hijos, Mis Hijos. No sé de cuántas manera puedo decirles, o de cuantas formas mostrarles pero ya sé quién va a venir. Ya lo sé. Ya está escrito, los que van a venir. Algunos no han nacido. Algunos no han … nacido.

 

Pero escuchen, escuchen que cada palabra que les digo va a suceder. Cada Letra de cada Palabra que les digo, va a suceder. Nada en el Universo va a cambiar, lo que les digo hoy. No importa lo que el pastor les diga. No importa lo que los teólogos digan. ¡Ni una Palabra! Ni una sílaba de lo que les digo, va a pasar, que sepan que Éste es su Padre. Éste es su Padre del Cielo. Pues el hombre no puede cambiar lo que ya puse en movimiento. Pues el hombre no puede cambiar … lo que ya puse en movimiento.

 

Ellos pueden racionalizar todo lo que quieran. Pueden racionalizar todo lo que quieran pero lo único que encontraran es el abismo. Esa será su recompensa por ir en contra de su Padre. Pues su Padre les ha advertido. Les ha advertido a lo largo de los años, en la Biblia, a través de los Profetas y fueron ciegos y fueron sordos.

 

Así que lo único que puedo contarles, lo único que puedo decirles es que miren a Jesús. Miren a Jesucristo. Miren a Jesús de Nazaret. Miren a Jesús de Nazaret. Miren al Espíritu Santo y miren al Espíritu Santo entonces Me hallarán. Me hallarán. Me hallarán. Yo soy Jehová. Soy Jehová. Soy Jehová. Yo soy todo. Soy todo lo que era, es y será. Y nada nunca lo cambiará. Las palabras del hombre no lo cambiará. Recuérdenlo en su corazón… recuérdenlo en su corazón, Mis Hijos.

 

Y recuerden esto, recuerden que los amo, no importa lo que pase, no importa lo que pase, no importa lo que pase. No importa lo que pase. Nunca se olviden de su Padre del Cielo. Pues Yo los amo tanto, los amo tanto.

 

Recuerden estas Palabras. Lean Mis Labios. Lean Mis Labios. Los amo, los amo, los amo, los amo,  los amo, los amo, los amo, los amo, Yo… los amo, los amo, los amo, los amo, Soy Él que soy.

 

Éste es su Padre. Éste es su Padre. Éste es su Padre que está en el Cielo. Les digo que los amo, los… amo, los amo, los amo, los amo, los amo, los amo, soy, soy, soy, soy Jehová. soy Jehová, soy Jehová, los amo, los amo, los amo, los… amo, los amo, los amo.

 

Éste es Jehová, Éste es Jehová. Éste es Jehová. Éste es Jehová. Éste es Jehová.

                                                                            

Citas de Referencia.

1.      Mateo. Capítulos 22, 23, 24, 25.

2.      Efesios Cap. 6.

3.      Apocalipsis Cap. 22.

4.      Marco Cap. 7

5.      Libro de Santiago

6.      Libro 1 de Pedro.

7.      Libro de los Romanos.

8.      Lucas Cap. 21.

   

Sonido 63   

El clip de sonido 63 fue editado a 11 minutos ( 1.2 MB) a partir del micro- cassette original. Corra primero la prueba en sound.htm para ver si su arreglo de sonido trabaja. Hay un poco de ruido de fondo en este archivo. El archivo está en Inglés. Puede leer también el texto de la versión en Inglés ( in la pagina en inglés) a medida que lo oye para mejores resultados.

Se necesita tener en la configuración del computador, tarjeta de sonido, modem de 14.4 o 28.8 , y el "RealAudio Player" para escuchar este clip. Para bajar de la red el RealAudio Player haga click en el Icono.


63.- Profecía dada a Raymond Aguilera el Martes 26 de Mayo de 1992 a las 2:20 AM. Idioma Inglés y lenguas no comprensibles.

 

Cuando la hora marque las tres, la Bomba detonará en la ciudad de París. Cuando la Rebelión se esté desarrollando, la Bomba detonará a las 3 en punto, tiempo de París, en el día de la gran tormenta. El viento y la lluvia soplarán, los relámpagos estarán golpeando. La ciudad estará en completas ruinas a las 3:03. La vida de muchos se perderá, pues los Oficiales creían que estaban a salvo del Loco que engañará la cuidad.

 

Así que registren Mis Palabras. El día y la hora empezarán. Cuando se le permita a la Bestia acceso a ciertos documentos, que incriminarán a ciertos Oficiales de la Ciudad. Usará los documentos para persuadir los Funcionarios, para engañar los Funcionarios, para que le permitan acceso a ciertos documentos, que le darán poder. Así la Bestia triunfará sobre París con la Bomba a las tres en punto, en el día de la tormenta, cuando la Ciudad y el Mundo menos lo esperen.

 

Pues al Cómplice de la Bestia, ganará momentum, a medida que los Funcionarios sean torturados con sus propias palabras. Pues nadie estará a salvo del Cómplice. A la hora y momento que él escoja hará lo que quiere. Así dice Jehová. Recuerden Mis Palabras. La Bestia y el Cómplice llegarán en el momento fijado. Así que sean precavidos y escuchen a Mis Profetas. Pues están en medio de ustedes. Confíen en su Dios, Jehová, con todas sus fuerzas, pues la hora está casi aquí. ( Lenguas no comprensibles…) Despedida. Despedida.

   

Sound 64

 

El clip de 64 fue editado a 7 minutos ( 1.7 MB) a partir del micro- cassette original. Corra primero la prueba en sound.htm para ver si su arreglo de sonido trabaja… primero. Hay un poco de ruido de fondo en este archivo. El archivo está en Inglés. Puede leer también el texto de la versión en Inglés ( in la pagina en inglés) a medida que lo oye para mejores resultados.

Se necesita tener en la configuración del computador, tarjeta de sonido, modem de 14.4 o 28.8 , y el "RealAudio Player" para escuchar este clip. Para bajar de la red el RealAudio Player haga click en el Icono.


64. Profecía dada a Raymond Aguilera el Martes 26 Mayo de 1992 a las 8:46 AM. En  Inglés y lenguas no comprensibles.

 

La Zorra está saliendo de su agujero, está empezando a adquirir el valor para poner su plan en movimiento. La Zorra merodeará en lo escarpado, lenta y cautelosamente al principio. Pero conseguirá la confianza que necesita para poner su organización en el poder.  Pues la Zorra es uno de los actores en el escenario del final.

 

La Zorra ayudará a la Bestia en un principio, luego la Bestia destruirá la Zorra. La Zorra acumulará riqueza y conocimiento que utilizará para manipular los Dirigentes de ciertos países. Y la Bestia utilizará esa información para manipular, separar y destruir los Dirigentes de esos países.

 

Esa información será una herramienta muy útil para la Bestia. Pero en su momento y en su hora la Zorra no será necesaria, y será destruida. Será ejecutada. Será denunciada. Será uno de los peldaños de la Bestia. Así que estén atentos de la Bestia y  sus peldaños. ( lenguas no comprensibles? ).

 

Los amo, Gente Mía. Espero, realmente, espero que ablanden esos corazones. Abran esos oídos y esos ojos, y hagan con los demás como quieren que ellos hagan con ustedes. Pues la Bestia intentará masacrar Mis Ovejas, ella usará cualquier medio a su alcance para lograr su propósito. Y odiará con lo más profundo de su corazón, a Mis Corderos, Mis Ovejas, Mi Rebaño.

 

Así que abran su corazón y sus oídos y ¡Escúchenme! Éste es su Padre. Los amo y les estoy advirtiendo antes de que suceda. Así que junten el Cuerpo de Cristo. Dejen de atacarse, deje de pelear. Están tan ocupados peleando entre ustedes que se van a terminar más heridos que si forman una unión sólida bajo Jesucristo de Nazaret, Mi Hijo. Pues serán protegidos, amados y cuidados bajo la Sombrilla de su Padre Celestial. Por favor Hijos, escúchenme. Escuchen las Palabras que son Justas, que son Verdaderas, que son por Amor. Pues me hiere ver el Cuerpo en tal desorden.

 

Paren de pensar en sí mismos, en sus Pastores. Paren de pensar en sus ideologías, sus teologías. Piensen en el Rebaño para Mi Propósito, Jehová, su Dios. Pues las penas para un mal pastor son severas. Por favor, no quiero aplicarles Mi Ley. Pero si no piensan en sus Ovejas primero, Mi Ira recaerá sobre ustedes sin misericordia, pues Mis Corderos y Mis Ovejas están clamando a Mí.

 

Las oraciones de Mis Ovejas golpean Mis Oídos 24 horas al día. Y estoy cansado de ver los líderes de Mi Iglesia ignorarlas totalmente. A Mis Ovejas, los que no tienen a nadie, los que están solos, los que tienen el corazón roto, hambrientos, los enfermos, los que están en la calle sin lugar a dónde ir, los que hablan y nadie los escucha. Mis Ojos están con Lágrimas pues llevaré a cabo lo que empecé desde un principio.

 

Satanás será puesto en el Valle de la Muerte Eterna, me da escalofrío decirlo, con algunos de los Líderes de Mi Cuerpo. Les advierto con Amor en Mis Labios, arrepiéntanse, busquen a Mis Ovejas, cuiden a Mis Corderos pues no son las Palabras de un Dios vacío. Estas son las Palabras del Juicio. Pues el juicio recaerá sobre ustedes sin misericordia.

 

Amo a Mis Ovejas. Amo a mis Ovejas. Éste es su Padre del Cielo, Jehová. El Creador de Cielo y Tierra, de todo lo que fue, es y será. Soy hoy, el mismo hoy y como hoy, ayer. Mi Hijo Jesucristo de Nazaret con El Espíritu Santo, están listos para cerrar uno de los más Grandes Capítulos de su pequeño Planeta. Extiendo Paz, Misericordia y Amor a Mis Ovejas, los que están solos y sin esperanza. No los he olvidado. Por favor, nunca lo olviden que nunca olvido nada pues soy Dios y los amo.

   

 

Sound 65  


El clip de sonido 65fue editado ( y condensado) a 6.39 minutos ( 800 KB) a partir 20 minutos del micro- cassette original. Corra primero la prueba en sound.htm para ver si su arreglo de sonido trabaja… primero. Hay un poco de ruido de fondo en este archivo. El archivo está en Inglés. Puede leer también el texto de la versión en Inglés ( in la pagina en inglés) a medida que lo oye para mejores resultados.

Se necesita tener en la configuración del computador, tarjeta de sonido, modem de 14.4 o 28.8 , y el "RealAudio Player" para escuchar este clip. Para bajar de la red el RealAudio Player haga click en el Icono.


 

65. Profecía dada a Raymond Aguilera el Miércoles 27 de Mayo de 1992 a la 1:19 AM. En idioma Inglés.

 

Quiero decirte que estas realizando y cumpliendo la voluntad de Jehová. Muchas Gracias, pues la voluntad del hombre es a veces difícil de manejar correctamente. Pues el hombre tiene una naturaleza maligna desde la caída de Adán. Sé lo difícil que ha sido escribir esto, las Profecías, Las Visiones. Sé cuál es el efecto que ellas tendrán en las personas y veo que llego a los corazones del hombre a través de estas Profecías. Pues la voluntad de Dios se hará, y no hay nada en el Universo que pueda detener a Jehová, Jesucristo y al Espíritu Santo.

 

Sé que algunos de ustedes martillean en sus mentes el concepto de Dios. Algunos diariamente, algunos mensualmente, algunos cuando las cosas están mal, otros cuando les place, cuando está bien hablar de Dios y la vida, como tema de conversación. Pues ahora estoy hablándoles Yo, a ustedes que tienen una actitud de la vida con respecto a Dios sin ningún cuidado. Y quiero decir Jehová, el Creador de Cielo y Tierra.

 

Pues les estoy hablando a través de Mi Profeta. Estarán tal vez diciendo o pensando, quien es el idiota, que afirma estar hablando con Dios. Bueno, aquel que ríe de último, ríe mejor.  Hay un lugar para gente que tiene ese tipo de actitud. No es un lugar para Reírse. No es un lugar para Preguntarse, qué será y qué no será, pues la decisión no será suya, una vez que ya estén allí.

 

Así que piensen cuidadosamente antes de que cierren su corazón, su mente o su alma. Piénsenlo antes de levantar la piedra, pues puede que la lancen. Solo recuerden a quién se la están lanzando, pues piensan en término de formas, medios, maneras y conceptos terrenales. Estamos aquí en el Mundo Espiritual mirándolos hacía  abajo.

 

Los amamos, queremos que vivan con nosotros, pero hay otra criatura al rededor de ustedes que no pueden ver. Su nombre es Satanás. Y él quiere que vivan con él. Pueden escoger, siempre han podido escoger. Y llegará el día en que ya no puedan escoger. Y será el día del Juicio, y el día del Juicio sucederá como está descrito en la Biblia.

 

Ese es el libro que nunca leen y que descansa en el mueble, que se ve bien cuando llegan las visitas. El libro que ven en los funerales, a veces en los matrimonios, a veces en aquellos días diferentes que suceden algunas veces al año, los llaman días Festivos. Y luego el libro va de vuelta al mueble, hasta la siguiente ocasión, si solo supieran el valor que este libro tiene.

 

Ese libro que está en el mueble que se llama la Biblia, tiene las respuestas para la vida eterna, pero sé que son muy inteligentes para abrirlo y leerlo. Tienen cosas que hacer, lugares a donde ir. Mañana, mañana lo leeré, pero recuerden, Yo estaré mañana, y ustedes no. Sin embargo, estarán en el Juicio. Entonces Mi Hijo, Mi Hijo Jesucristo de Nazaret sabrá exactamente que hacer con ustedes y sus amigos que están tan ocupados para abrir el Libro y leer acerca de su Padre Celestial.

 

Sé que este mensaje suena rudo, algunos pensarán que suena despiadado. A veces tengo que ser brusco, porque los Amo. Me gustaría que las cosas fueran diferentes, donde solamente pudiera amarlos y amarlos.

 

Ese día se acerca velozmente, pero recuerden, no importa qué hayan hecho, no importa dónde han estado, hacia dónde van, en el futuro cercano siempre podrán volver a Mí. Pues Jehová es un Dios que ama y perdona. No hay nada en el Universo que hagan que no pueda perdonar. Excepto la blasfemia contra el Espíritu Santo. Esto no se perdonará, pues el Espíritu Santo está ahí ahora, en su habitación, en su casa, en su trabajo, esperando, listo a escuchar que digan Jesús, Jehová, los amo. Él los ayudará, en cualquier momento, día o noche. Inténtenlo, les va a gustar. Satisfacción garantizada.

 

Díganme lo que realmente quieran significar, con lo que dicen, sé cuando son palabras vacías, pues sé, qué hay en sus corazones, leo el corazón. No veo lo superficial, los amo, puede que suene rudo, pero hay mucho Amor en Mí. Búsquenme, tóquenme, y los tocaré. Y podremos vivir en un lugar maravilloso, este lugar maravilloso es llamado el Cielo, que hice especialmente para aquellos que tratan de alcanzarme. Los amo, Hijos Míos, sean buenos entre ustedes. Pues la hora y el momento del fin está a la vuelta de la esquina. Recuérdenlo. Éste es Jehová. Éste es Jehová.  

Sound 68


El clip de sonido 68 fue editado ( condensado) a 10:13 minutos ( 1.2 MB) a partir del micro- cassette original. Corra primero la prueba en sound.htm para ver si su arreglo de sonido trabaja… primero. Hay un poco de ruido de fondo en este archivo. El archivo está en Inglés. Puede leer también el texto de la versión en Inglés ( in la pagina en inglés) a medida que lo oye para mejores resultados.

Se necesita tener en la configuración del computador, tarjeta de sonido, modem de 14.4 o 28.8 , y el "RealAudio Player" para escuchar este clip. Para bajar de la red el RealAudio Player haga click en el Icono.


68. Profecía dada a Raymond Aguilera el Jueves 28 de Mayo de 1992 a las 2;15 AM en Idioma Español, Inglés y lenguas no comprensibles.

 

( Español)

 

Semilla, Semilla…

 

(Lenguas no comprensibles???)

 

( Español)

 

Semilla, Semilla…

 

(Lenguas no comprensibles???)

 

Jesús.

 

( Inglés)

 

Quiero que escuchen, disciernan, juzguen, juzguen y disciernan cada Profecía. Que analicen  y disciernan cada Profecía, pues la Palabra de Dios Jehová es Verdad, justa sin falta. Es la Palabra de Dios. La Profecía no es algo para jugar, para su entretenimiento, para su gratificación personal. No es Nueva Era. No es buscar señales en cristales. No es intentar resolver los problemas de los hombres leyendo y estudiando pensamiento positivo, o la naturaleza del hombre.

 

Todas son pequeñas distracciones de la Verdad y única Verdad, la Palabra de Jehová, Dios. Pues todas estas asociaciones, escuelas de pensamiento acerca de qué es correcto y qué no, y todos los términos y significados de los términos son lavadura de cerdos. Pues cuando llegue el día que están casi confrontando, el día del Juicio, sabrán que confiaron en el dios equivocado. Pues el Dios del Universo, de todo lo que es y era y será, es Jehová, con su Hijo Jesucristo de Nazaret y el Espíritu Santo.

 

Recuerden estas cosas, pensamiento positivo los llevará a encontrar Gehenna, recuerden eso. Recuerden la palabra, pues les digo que cuando encuentren ese lugar, todo el pensamiento positivo, todos los teoremas de vida, todo lo de la Nueva Era está envuelto en la palabra, Gehenna. No encontrará paz. No encontrará nada sino el crujir y rechinar de dientes por toda la eternidad.

 

Ésta es una advertencia firme de Jehová Dios, el Creador del Universo, Creador de la Raza Humana. Si permiten que el diablo los engañe, merecerán vivir con él. Pues les advierto, los amo, y Me voltean la espalda, y siguen ídolos, ídolos de piedra, ídolos de palabra falsa, los ídolos de los falsos profetas, a los ídolos del mundo, a los ídolos de todo aquello que es blasfemo al Nombre de Jehová. Pues Jehová no permitirá que su Nombre sea blasfemado de ninguna manera, forma o modo alguno. Por todo lo que es Bueno, que es Justo, que es, y será y ha sido y siempre será es su Dios, Jesús, el Espíritu Santo  y Yo el Padre.

 

Pues cuando se juega con el demonio, se vive con el demonio. No tendré misericordia. No tendré misericordia de ninguna clase, para aquellos con la marca de la Bestia. No tendré misericordia con ustedes observadores de cristales, con quienes buscan señales en el firmamento, ustedes astrólogos. Miren, a ver, si esas señales en el Firmamento, la posición de la Luna y el Sol los salvarán de Mi Ira.

 

Les estoy hablando firmemente, como un Padre, pues lo que digo sucederá, pues ningún hombre, ningún astrólogo, pensador positivo, ningún cristal, nada que idolatren, sea un carro, o un bote, o una casa, o un trabajo, o una esposa, o un hijo, nada los salvará. La única salvación que tienen es Jesucristo de Nazaret, Mi Unigénito.

 

Él tiene la Autoridad, Autoridad absoluta, sobre la humanidad. Toda Rodilla, toda Lengua se Doblará y Confesará y reconocerá a Jesucristo de Nazaret, Rey de Reyes, Señor de Señores y eso es todo lo que hay con respecto a esto. No hay “tal veces”, no hay “no lo sabía”, no hay “lo siento”, pues en esa fecha y en ese momento ya estarán destinados a ir a donde Mi Hijo lo desee.

 

Así que cualquier Blasfemia en contra del Padre, Blasfemia en contra el Hijo y el Espíritu Santo no será permitida de ninguna forma o manera. Ustedes hacedores del mal recibirán mal por mal y no importa su posición de trabajo, su educación, su pasado, ni el color de su piel, nada importa, sino lo que tienen en su corazón. Y como se comportan en cuanto se refiere a la adoración del Verdadero Dios, Jesucristo, el Espíritu Santo y Yo, su Padre.

 

No lo diré bonito. No voy a decirlo con palabras agradables. No voy a decirles que todo será de la forma que quieren, porque lo quieran así. Porque será de la forma que Yo quiera, y esa es la verdad, toda la verdad y nada más que la verdad. Pues su Dios es la Verdad. Él es Amor, Es Justo. Si se arrepienten y demuestran su arrepentimiento y se arrepienten con toda su Mente y Alma, y vuelven a Mí, ahora en este segundo, olvidaré cualquier cosa y todo lo que alguna vez han hecho, desde que fueron concebidos.

 

Pues quiero obediencia total a Mi Hijo, Amor total. Todas las Alabanzas, toda la Gloria le sea al Padre, al Hijo, al Espíritu Santo.  Sus ídolos no tienen ningún valor sino que los llevarán al Valle de la Muerte Eterna. Al Abismo. (Lenguas no comprensibles).

 

Así que recuerden lo que dije, los altos, los bajitos, los gordos, los flacos, hombres y mujeres. Los observo de cerca, cada segundo de cada día. Mis Ojos están allí con Amor y Compasión. Pero no permitan que los Ojos de Amor y Compasión los engañen, pues si recuerdan la Ira de Dios es algo con lo que no se juega.

 

Escuchen los Profetas que les dicen retornar a Jesús, volver a Jehová, volver al Espíritu Santo, son los Profetas que envío a informarles, la Verdad y lo que es Justo. Son la respuesta a su religión de la Nueva Era. Pues su religión de la nueva era no significa nada, es la Iglesia de Satanás. Y Satanás está cerca de ser encadenado y tirado dentro del Gehenna. Si quieren estar entre amigos, no se arrepientan y únanse con sus amigos, los líderes de su Iglesia en Gehenna. Gehenna es el lugar del dolor por siempre, pero recuerden, sueno rudo, sueno despiadado, pero siempre tendrán la oportunidad Conmigo.

 

Arrepiéntanse y amen a su prójimo, den toda Gloria y Alabanza a Jehová, Jesucristo y el Espíritu Santo. Es muy simple, pues leo en su corazón, no en sus labios, los labios los llevarán al Abismo. Pues aquellos que hablan con lengua viperina encontrarán el Abismo, pues no pueden engañar a Dios, Jehová. No pueden esconderse de Jehová.

 

Pues no hay nada en el Universo que no fuera hecho sin Mi Palabra Hablada. Es difícil que entiendan, pero es la verdad, si tienen la suerte de ir al Cielo, charlaremos de esto allí. Y cantaremos, y danzaremos, y  realmente llegaremos a conocernos, pero es una decisión que tienen que hacer por sí mismos. No los persuadiré ni hacia la derecha ni hacia la izquierda. Les advertiré. Enviaré mis Profetas, y esperaré, la decisión es suya. Pues soy el Dios de la eterna vida, con Mi Hijo y el Espíritu Santo. Que la Paz y el Amor de su prójimo crezcan en su corazón por siempre, Mis hijos, digo todo esto con afecto y amor pues conozco su corazón. Despedida, Mis Hijos, Despedida Mis Nuevos Cristianos. Los amo.

   

Sonido 69

 

El clip de sonido 69 son aproximadamente 30:13 minutos ( 3.7 MB) a partir del micro- cassette original. Corra primero la prueba en sound.htm para ver si su arreglo de sonido trabaja… primero. Hay un poco de ruido de fondo en este archivo. El archivo está en Inglés. Puede leer también el texto de la versión en Inglés ( in la pagina en inglés) a medida que lo oye para mejores resultados.

Se necesita tener en la configuración del computador, tarjeta de sonido, modem de 14.4 o 28.8 , y el "RealAudio Player" para escuchar este clip. Para bajar de la red el RealAudio Player haga click en el Icono.


69. Profecía dada a Raymond Aguilera el Viernes 29 de Mayo de 1992 a las 11:11 AM. En idioma Inglés.

 

Los amo, las cosas están tranquilas por ahora, pero recuerden van ha haber tiempos de tribulación, pruebas que en realidad no podrán entender, pero recuerden, el día se acerca cuando todo llegará a su cierre. La Ley que se definió en la Biblia, acerca del final de los tiempos, se cumplirá, tal como fue dicho en la Biblia.

 

Pues la hora y el día se acercan a un ritmo muy acelerado. El darse cuenta que el mundo que conocen va a cambiar, tal vez los confunda a muchos, pues esta idea parece incomprensible. Ustedes son complacientes en sus actividades del día a día. Se han acomodado a su forma de vida. Pero todo se va a terminar.

 

La última gran Guerra, ocurrirá durante el lapso de su vida. Así que, prepárense, sean fuertes, practiquen la Palabra de Dios en su vida diaria. Practiquen las reglas, los reglamentos que están definidos en la Biblia. Busquen a Jesucristo de Nazaret. Busquen al Espíritu Santo que los guíe, búsquenme para que escuche sus plegarias, pues el día de la Bestia está aquí.

 

El día de la coronación empezará, cuando el Avispón y el Escarabajo se enfrenten. El resultado de esta Batalla establecerá la autoridad y el poder de la Bestia, la cual dará inicio al comienzo del Fin. Muchos estarán confundidos pues ocurrirá muy rápido. Se salvarán los que escuchen los Profetas y a la Palabra Justa y Recta de Jesucristo, Jehová, y el Espíritu Santo.

 

Pues lo que verán en el futuro cercano es el inicio del fin. El fin de los que no son Cristianos y no creen en Mi Hijo, que murió por ellos en la cruz. Para los que no crean será su final. Pero para los que crean será el principio de una Paz eterna y regocijo en el Cielo para siempre. Sé que parecen Promesas Vacías, Palabras sin Autoridad, pero es la Verdad. Jehová dice solo la Verdad.

 

Así que recuerden, que cuando sobrevenga el fin, todos los que han existido tendrán que rendir cuentas por sus vidas. De cómo se comportaron con su Dios, sus Hermanos y Hermanas, pues nada fue creado para el mal. Pero Satanás corrompió la semilla.

 

Ahora el día del Juicio está cerca, está tan cerca que está dentro de su expectativa de vida. Algunos seguirán a Satanás hasta el final, al sitio señalado. Aquellos que Blasfemaron Mi Nombre, Mi Hijo y el Espíritu Santo. Y los otros, quienes siguieron a Mi Hijo, que hayan muerto, que hayan sido torturados, que hayan muerto de hambre, que hayan sufrido a través de los años, a través de enfermedad, a través de años de tribulación de parte de sus vecinos, del gobierno, de cualquier fuente concebible, que el enemigo Satanás les haya preparado, ellos vivirán por siempre, siempre.

 

Conozco a los que escuchando esta pequeña Profecía dirán, “¡Ay! Otro loco hablando del fin del mundo”. Pero está bien, sabemos que es su fin. Así que déjenlos hablar, déjenlos pensar lo que quieran. Pero ustedes, los que están escuchando y leyendo y buscando respuestas de Salvación, abran la Biblia y léanla.

 

Aprendan acerca del Rey, el Señor de Señores, el Rey de Reyes y lo verán. Hablarán con el pues estarán en el Paraíso para siempre. Aunque a veces piensen que no existe tal lugar, pero tomen Mi Palabra de ello. Jehová no Miente. Hay un Lugar, es el más maravilloso, el más hermoso, es eterno. Sus mentes nunca podrán concebir tal Felicidad, tal Bondad, tanta Virtud.

 

Pues fueron levantados en un mundo malvado, fueron llevados al Pecado. ¿Cómo pueden juzgar algo que nunca han experimentado? Está más allá de su comprensión, ya que por naturaleza su cuerpo es pecador y algo pecador no puede comprender algo virtuoso. Así que aquí es donde viene la Fe, tienen que creerle a los Profetas, tienen que confiar en la Ley de Dios, Jehová, la Biblia. El Espíritu Santo los guiará y les mostrará pero tendrán que hacer un compromiso por sí mismos. Tienen que confiar en su Dios.

 

Tendrán pruebas y tribulaciones, pues estamos en guerra. Pero la guerra terminará. Y si son Uno de los de Mi Hijo, los Corderos, ya han ganado. Todo lo que quiero es que le digan a sus otros Hermanos y Hermanas, los que no conocen la verdad todavía. Compártanla, diseminen la Palabra pues entre más y más se fortalezca el Cuerpo de Jesucristo, mayor soporte se darán entre sí. Entre más fuertes se hagan, menor será el sufrimiento para soportar los tiempos difíciles. Pues está última guerra afectará a todos de una maneras que no podrán comprender, el tiempo ya empezó.

 

Así que escuchen a su Padre amante. Estarán recibiendo mensajes de los Profetas. Si se compenetran con La Biblia y la estudian verdaderamente desde el fondo de su corazón, les hablaré, Yo mismo. Y no tendrán tantas dificultades cuando escuchen una Profecía, Ya que si son realmente o un buen Cordero, o una  buen Oveja, puede que les hable Yo directamente. Pero solo quiero a aquellos con corazón puro, mente pura, actitudes puras. A veces es difícil entrar en este tipo de mentalidad, pero una vez trabajen en esto, se entrenen, no es realmente tan difícil.

 

Están acostumbrados al camino fácil, a la manera que los llevará al Abismo del Infierno. No oigan a los que los incitan a hacer lo equivocado para el Cielo. Bueno tendrán que tomar mi Palabra, tienen que creerme, es el primer paso. Los amo, los protegeré y no importa que pase, estaré justo allí a su lado, aunque en algunas ocasiones se sientan que están solos. Nunca estarán solos en tanto estén enfocados en Jesucristo de Nazaret. Él los guiará a Mí. Con el Poder del Espíritu Santo. Entre Todos llevaremos este último capítulo de la corta vida de este pequeño Planeta, a su cierre.

 

Así Mis Hijos, enseñen a sus Hijos a obedecerles, a confiar en Ustedes y enséñense a obedecerme y a confiar en Mí, y seremos una gran familia feliz. Junten el Cuerpo de Cristo pues cuando hay Unidad hay Fuerza. Tráguense el orgullo, el ego, pues un Hijo de Cristo, no tiene orgullo, ni ego. Son creyentes de lo que es justo de lo que es verdadero, y saben como humillarse ante su Señor y Salvador y entre ellos mismos. Suena como fácil, pero el mundo está tan corrupto, que si no tienen orgullo, si no tienen ego, se sienten como si no fueran siquiera humanos.

 

Los amo con todo Mi Corazón, tendrán que creerme. Háganse fuertes y obedezcan la Ley de Jesucristo. Habrá un día y un tiempo en que la Bestia y sus seguidores, los perseguirán. Harán todo lo posible para destruirlos, mentalmente, físicamente, espiritualmente pues el día de la Bestia está muy cerca. Pero recuerden, todo el Poder, y la Gloria y la Alabanza van a Jehová, Jesucristo y el Espíritu Santo.

 

Pues el número de la Bestia será aplicado en lo débil, en lo pecador. NO, ¡y lo repito!, NO TOMEN LA MARCA DE LA BESTIA. Pues si lo hacen, no encontrarán la Salvación. Y lo afirmo nuevamente NO TOMEN LA MARCA DE LA BESTIA. No importa que tan difícil se ponga. No importa que tan fácil se ponga, si valoran, y lo reitero, si valoran su futuro, NO TOMEN LA MARCA DE LA BESTIA, pues serán condenados al VALLE DE LA MUERTE POR LA ETERNIDAD.

 

Esto es lo más BLASFEMO que podrían alguna vez hacer a su Señor Jehová, y NO LOS PERDONARÉ. Cuando se emita la marca de la Bestia, corran, escóndanse hagan lo que tengan que hacer pero NO TOMEN LA MARCA DE LA BESTIA. Creo que lo he reiterado suficientemente. Creo que lo he hecho simple, claro y directo. Lo repetiré una vez más, NO TOMEN LA MARCA DE LA BESTIA pues encontrarán EL VALLE DE LA MUERTE POR TODA LA ETERNIDAD.

 

Así, Mis Hijos, espero que tengan los oídos sin tapones. Espero haberles puesto algo de temor. Pues lo que he dicho es verdad. Tendrán que hacerse fuertes, más fuertes de lo que siempre han sido en toda su vida, cuando esos días y tiempos lleguen. Pues tendrán que orarle a su Padre Jehová. Lean la Biblia, junten el Cuerpo de Cristo. Pues esta guerra se lucha en el Cielo, al mismo tiempo que se combate en la Tierra. Esta es una guerra que cobija lo Espiritual y lo Físico que se puede ver y tocar, todo lo que es maligno, en todas partes, en todo lugar tanto Espiritual o Real, se limpiará de una vez por todas.

 

Así que tengan cuidado, sean fuertes, traten de conocerme, porque los amo. Éste es Jehová. Éste es Jehová, el Creador de Cielo y Tierra, de todo lo visible e invisible, el Hacedor y el Interruptor del Universo.

 

Paz y Gloria le sean al Padre, Paz y Gloria le sean al Padre, Paz y Gloria le sean al Padre, así dice Jesucristo de Nazaret, con el Poder del Espíritu Santo. Pues los Amamos Hijos. Escuchen a Mi Padre, pues Él no tiene sino Amor. Y Me ha dado el Poder y la Autoridad para llevar a cabo su Ley. Así que recuerden, lo que Él les ha dicho. La paz sea con ustedes Mis Corderos, Mis Ovejas, pues estaré allí en el momento acordado, para recogerlos y llevarlos al Paraíso, sean valientes, sean fuertes, Alabanza y Gloria al Padre. Alabanza y Gloria al Padre.

 

Sonido 85

El clip de sonido 85 fue editado (condensado) a 10:35 minutos ( 1.2 MB) a partir de 24 minutos del micro- cassette original. Corra primero la prueba en sound.htm para ver si su arreglo de sonido trabaja… primero. Hay un poco de ruido de fondo en este archivo. El archivo está en Inglés. Puede leer también el texto de la versión en Inglés ( in la pagina en inglés) a medida que lo oye para mejores resultados.

Se necesita tener en la configuración del computador, tarjeta de sonido, modem de 14.4 o 28.8 , y el "RealAudio Player" para escuchar este clip. Para bajar de la red el RealAudio Player haga click en el Icono.


85. Profecía dada a Raymond Aguilera el 11 de Junio de 1992 a las 2:35 AM en lenguas, Español e Inglés.

(Español)

Arca! Arca! Arca! El Barco de vela va a entrar por el Puente de San Francisco. Miren hacia el Barco pues el tiempo y la hora se han fijados. Observen con ojos penetrantes pues los va a asustar, El Barco bajo el puente de San Francisco. Viene ahora con su Suciedad, Sus Lágrimas , con sus Perros Intrepidos. Los Perros, Perros Malos, Los Perros Sucios van a venir en el Barco a San Francisco, observenlos cuidadosamente, pues los van a asustar. ( Lenguas no comprensibles).

(Inglés)

Ahora escuchen Mis Hijos, el día del que he hablado en las otras Profecías, de diferentes formas es real. Quiero que Pongan Atención. Quiero que escuchen al Profeta, a las Profecías, pues ahora es muy fácil para ustedes y creen que continuará así, pero siento desilusionarlos … pues no será siempre así. La única forma de prepararlos es advirtiéndoles, lo que va a pasar en el futuro.

Pues los amo a todos, pero Solo los Limpios, los Justos, los que estén sin Mancha serán los que irán al encuentro de Mi Hijo en la nube. Pues el día y la hora les sobrecaerán sin previa advertencia. Aparecerá en un instante, entonces el principio del final sucederá. Están acostumbrados a lo que harán hoy, y a lo que harán mañana, pero habrá un día en que no habrá futuro para este Planeta.

Sus mentes, me da pena decirlos, son tan cerradas. Pueden ver maldad. Siguen al mal, por todas partes, aún con pies y manos atados, seguirían al mal. Pero a Mi … su Dios de todo lo que es Puro y Justo, ni siquiera Me buscan. Cuando Mi Profeta les entrega con su mano derecha Mi Palabra, con una lágrima en sus ojos, sabe que podría perder su mano por entregarles Mi Palabra, pero ésta es la realidad de este Mundo.

Ustedes, Pastores justos, Teólogos justos, que tienen su Dios en unas caja y no pueden ver por fuera de su caja, en sus reglas y regulaciones, quienes caminan por encima de los ciegos, pisan a los sordos, no tienen problema persiguiendo al dólar, siguiendo al dinero. Usan la Biblia para llenar sus estómagos. Pero no salen a buscar a Mis Santos… en las calles, donde comen basura, y duermen en el piso de las calles sin ropas, sin nada que comer? Estoy haciendo responsable a cada Pastor, a cada Sacerdote, a cada Oficial… que tiene una oficina en el Cuerpo de la Iglesia de Jesucristo de Nazaret.

Cuando les llegue su turno, cuando su rodilla se doble, mejor que tengan una buena respuesta, pues Jesucristo de Nazaret les dio ordenes específicas, les dijo que hacer, Yo, … el Padre, el Creador de Cielo y Tierra, no ve que estén haciendo lo que se supone debían hacer.

Veo que Mis Profetas, Mis Apóstoles son pisoteados, son menospreciados, sacados a patadas de las Iglesias, atacados verbalmente, ridiculizados, expuestos en público por hablar Mi Palabra.

La Ira de Dios esta al talón de sus Zapatos, tal vez no lo sientan, pero llegará el día cuando la rodilla tenga que doblarse y esa lengua que usaron tan ingeniosamente, para llenar sus estómagos, va a ser enrollada en su cuello. Marquen Mis Palabras como Mi Nombre es Jehová, como Mi Nombre es Jehová, como Mi Hijo se llama Jesucristo de Nazaret, Rey de reyes, Señor de señores, Mi palabra no pasará en balde, nunca lo ha hecho y nunca lo hará.

Pues las condiciones de la iglesia de hoy, que Mi Cristo, Mi Hijo estableció es una vergüenza por culpa de ustedes teólogos, Pastores, y Sacerdotes. Mírense a si mismos. Personas auto justificadas que están tan perdidas, con la Biblia en una mano, y un pie en el infierno.

Cuantas veces a la semana visitan los enfermos? Cuantas veces a la semana recorren las calles ayudando a Mis Santos? Cuantas veces en la semana sienten … hambre? Cuantas veces a la semana le dan vestido a quien no lo tiene?

Cuantas veces a la semana, recoge dinero para vestirse, alimentarse y cuidar de si mismo y sus necesidades? Cuantas veces en la semana estira su mano para recibir, Y CUANTAS VECES A LA SEMANA EXTIENDE LA MANO PARA DAR?

Su tiempo está contado. Recuérdenlo! Sus reunioncitas, sus organizacioncitas, cuantas almas se han perdido pues estaban muy ocupados? En sus almuerzos, en sus comidas, en sus eventos sociales, cuantos han muerto en la calle sin haber sido escuchados en confesión?

Con Lagrimas en Mis Ojos y Amor en Mi Corazón, veo la burocracia en su Iglesia. Pues a medida que la Iglesia se reduce Satanás se hace más grande, pero todo llega a su fin. Pueden sacar pecho. Actuar orgullosos y auto justificados por ser hombres del Clero. Un hombre verdadero, un pastor verdadero de Jesucristo de Nazaret lleva su Cruz en las Calles, a los andenes, donde la mayoría de la gente decente no se encuentra. Allá es donde Mi Hijo los envió a buscar Mis Ovejas, los perdidos, los necesitados. Quiero que recuerden lo que les he estado diciendo.

La próxima vez que des ese bonito sermón de como serán bendecidos si dan a la iglesia, por cada dólar, cada centavo que recogen, que ustedes justifican y racionalizan y no van a Mis Ovejas, tendrán que pagar Setenta veces. Setenta por cada diez centavos, cada dólar que usen mal.

Así que peguen esto en sus cestas de las ofrendas. Así dice Jehová, el Señor de señores, el Rey de reyes y el Espíritu Santo. Pues traigo a su fin la vida en este pequeño Planeta… Pues la manera del Hombre se ha acabado. Digo esto con el corazón triste. Sueno rudo. Sueno duro, pero no puede sonar bonito, cuando se está reprimiendo. Pero los amo… Recuérdenlo también. Este es Jehová, Este es Jehová. Este es Jehová.

98. Profecía dada a Raymond Aguilera el 18 de Junio de 1992 a las 11:00 AM. En Inglés.

 

Los amo. El Arte del Amor es simple. El Arte del Amor es entregarse a alguien completamente. Poniendo a disposición la vida sin pensarlo dos veces, eso es que es Amor. Es dar por siempre sin esperar nada en retorno. Amor es algo más allá de uno mismo. El Amor no puede ser empaquetado. El Amor fluye como un impetuoso Río. Amor es el principio del Nacimiento. Amor y hacer el Amor no tiene que ver con la Carne.

 

Es la Creación del Creador. Pues el Creador es Puro Amor. El Amor les ayuda a crecer. El Amor los hace fuertes. El Amor los hace sabios. El Amor los lleva más cerca de Jehová, a Jesucristo, al Espíritu Santo. Amor es aquello por lo que todo Cristiano debe luchar. El Amor de Cristo, el Amor del Espíritu Santo,  el Amor del Padre, Jehová. Su Dios no es complejo. Su Dios es sencillo. Simple Amor. No es difícil de entender. Tienen que olvidarse de sí mismos.

 

Sé de mucha Gente no podrá entender nunca esta afirmación, y aún así es tan simple. Todos lo tienen. Todos lo pueden usar. Todos lo necesitan. Pero si nunca lo practican con sus compañeros, aún en cosas pequeñas, su espíritu nunca se satisfará. Siempre le faltará algo. Siempre tendrán ese anhelo  insatisfecho, pues lo que dan, en forma de Amor necesitan haberlo llenado en su Espíritu.

 

Si salen a buscar a Mi Hijo Jesucristo por Amor. Él los saldrá a buscará por Amor. Él los trata de alcanzar aún sin que se den cuenta. Yo los trato de alcanzar. El Espíritu Santo trata de alcanzarlos. Todos nosotros tenemos nuestros brazos abiertos. Queremos sostenerlos, queremos tocarlos. Queremos Amarlos. Queremos cuidarlos. Queremos protegerlos. Todo a partir de esa única Palabra, Amor.

 

Pero pueden escoger Amarnos o no. La Palabra es básicamente simple, pero el hombre ha hecho significados tan complicados de palabras que son básicamente simples. Pues si quieren ir al Cielo tendrán que Amar sin esperar nada de vuelta. Háganlo porque lo desean, porque Cristo los Ama. Él murió por ustedes porque Me Ama. Murió por ustedes. Envié a Mi Hijo a morir por ustedes porque los Amo.

 

Les estoy hablando ahora porque los Amo. Quiero que oigan y entiendan el Amor que hay en Mis Labios. Pues si algo los salva es el Amor que crece en sus Corazones, que se comunica Conmigo. No es lo que les diga el Hombre, Pastores, Teólogos, Políticos. Tienen tantos nombres y títulos, pero eso no es lo importante.

 

Lo más importante es que Me Amen sobre todas las cosas. Y saldrán bien de todas las pruebas y tribulaciones, de los altibajos de este Mundo. Pues nunca los abandonaré si Me Aman, y los Amo. Crearemos un ligamento tan fuerte que nada en el Universo lo podrá quebrar. Pues aún si huyen no les permitiré irse pues los Amo. Pues sé que volverán. Porque Me Aman.

 

Mis Hijos, es simple. Es tan simple. Amen a su Padre del Cielo, Creador de Cielo y Tierra, con Mi Hijo Jesucristo de Nazaret, y el Espíritu Santo.  Eso fue  lo único que les pedí a Adán y Eva, solo  que Me Amaran y los habría amado en retorno. Pero desde la caída, la caída en el Jardín del edén, todo se ha confundido, se ha puesto al revés por causa de su archí enemigo el demonio. Pero estoy construyendo Mi Nuevo edén. Mi Nuevo Cielo. Mi Nuevo Mundo. Estoy empezando de nuevo desde ceros. Y está ahí a la vuelta de la esquina.

 

Espero que Me escuchen con un corazón abierto, porque está tan cerca. Está tan cerca. Se asustarían si supieran la fecha. Pero todo se reduce a una Palabra básica que fue usada en el Jardín del Edén… “Amor”. Esa Palabra será restablecida así como en el Jardín de hace muchos años, cuando sus Padres Me dejaron. Pero escuchen, no es que todo se acabe, solo significa que se aproxima un nuevo Nivel, un Nuevo Mundo, un Nuevo jardín.

 

Preparen sus corazones y súbanse al Arca. Recuerden a Noé. Él Me Amo. Y Yo lo Amé. El día de Noé esta aquí nuevamente. Recuerden, los Amo. Eso es todo. Eso es lo Importante. Nunca abandonen a su Padre, su Rey de Reyes, su Señor de Señores, Jesucristo de Nazaret, quien hace cumplir Mi Ley. Con el Poder del Espíritu Santo … los traeré pronto a casa. Muy pronto. Los Amo, nunca olviden. Jehová los ama. Su Dios por siempre.

   

 

Sonido 158

El clip de sonido 158 fue editado (condensado) a 16:10 minutos ( 1.9 MB) a partir de 33:34 minutos del micro- cassette original. Corra primero la prueba en sound.htm para ver si su arreglo de sonido trabaja… primero. Hay un poco de ruido de fondo en este archivo. El archivo está en Inglés. Puede leer también el texto de la versión en Inglés ( in la pagina en inglés) a medida que lo oye para mejores resultados.

Se necesita tener en la configuración del computador, tarjeta de sonido, modem de 14.4 o 28.8 , y el "RealAudio Player" para escuchar este clip. Para bajar de la red el RealAudio Player haga click en el Icono.

158.- Profecía dada a Raymond Aguilera el 16 de Julio de 1992 a las 11:54 AM. En Español.

 

Masticar. Masticaré con los dientes. Con los dientes masticaré todo lo que no es limpio. Lo masticaré con los dientes cuando el terremoto golpee a California. Mascaré todo lo que sea maldad. Pues todo lo que quiero es lo que es Bueno y Limpio. El terremoto golpeará el Sur de California. Va a golpear el Sur de California pues voy a devorar todo lo que es nauseabundo al Sur de California. El terremoto golpeará el Norte de California por todo lo que también es sucio al Norte de California.

 

Devoraré todo lo que es maligno con solo los dientes, todo lo que no es Limpio. Todo lo que no es Mío. Solo quiero lo que es Limpio y Recto. ¡Ya lo sé! La gente de Norte y Sur California se creen mucho. Piensan más en el demonio que en su Dios, que creó todo.

 

Golpearé este Estado con Mi Mano. DURO Y DIRECTO CON UNA FUERZA QUE ASUSTARÁ AL MUNDO. Sé que no Me creen, pero márquenlo en su calendario. Pues cuando Mi Mano Golpee a California, sabrán quien es el Dios del Cielo. Y del Mundo.

 

Les cuento esto antes de que pase, pues solo voy a salvar a aquellos que Me aman. Aquellos que leen la Biblia. Aquellos que obedecieron la Palabra de Mi Hijo cuando Él estuvo aquí con ustedes hace años. Pero la gente de este Estado no lee la Biblia y si la lee, la lee con sus ojos cerrados y si los abren cambian lo que dice la Biblia, pues solo quieren leer lo que quieren oír.

 

Estoy cansado de la maldad al Sur y Norte de California. Mi Mano va a Golpearlos FUERTE Y DIRECTAMENTE a todo lo que es  maligno. Pues las esposas duermen con otros que no son sus esposos. Esposos durmiendo con mujeres que no son sus esposas. Durmiendo con niños y matándolos antes de que nazcan. Como si fueran dios que pueden matar a alguien solo por que no lo desean.

 

Les mostraré como matar. Pues mataré lo que es maligno con Mi Mano, con el terremoto, y va a golpear con fuerza que asuste al Mundo. Pues si ellos quieren matar, les mostraré como matar lo que es malo, sucio y lo que no es Mío. Voy a cerrar este Mundo y voy a ponerle cerrojo al demonio en el abismo.

 

Aquí llega el día del que anuncié en la Biblia, pero sé que la gente de California no sabe de que hablo, pues no leen la Biblia. Sé la fecha en que sucederá. Les digo a ustedes Cristianos que crean en Mi Hijo, y Lean la Biblia con los ojos y los corazones. Quiero que coman y beban el Cuerpo de Mi Hijo todos los días, si quieren salvarse.

 

Pues ya he fijado la fecha en que va a suceder. Voy a darle el chance a Mi hijo de enviar esta Profecía a las iglesias y a los periódicos. Quiero que Mis Santos escuchen la Palabra antes que suceda, pero ya he fijado la fecha en que pasará. Así que no digan que no se les anunció.

 

Pues voy a limpiar el Estado de California con MI MANO RECTA, CON MI MANO DURA. No digan que no se los dije. Ustedes que cierran los ojos y esconden sus cabezas bajo tierra para no escuchar la Palabra de Dios. Voy a enterrar sus cabezas y cuerpos bajo tierra, por haber cerrado sus ojos y sus oídos. Ya que le gusta enterrar la cabeza, les voy a ayudar.

 

Estoy cansado de que todos piensen que lo saben todo. Matan los Pequeños antes de que nazcan y cuando nacen los maltratan. No los alimentan. Los golpean y no cuidan lo Niños que les di con Mi Corazón. Con lágrimas de Mis Ojos, con las lágrimas de Mi Hijo,  con las lágrimas del Espíritu Santo.  He dicho la Palabra de su Dios, El Padre, quien hizo el Mundo, las Estrellas y el Cielo. Estoy cansado de todo lo que es sucio en California.

 

El llanto de Mis Hijos está llenando de Lágrimas Mis Oídos, de lágrimas pidiendo ayuda. Me voy a quitar Mis Guantes y les mostraré quién es Dios. Las Mujeres creen que sus Cuerpo les pertenecen. Les mostraré a quien pertenecen sus Cuerpos. Les di Bebes y los matan y matan. Creen que son dios. Pues dicen que no es el mejor momento para criar Hijos, creen que son dios. Voy a enterrarlas en el mismo hueco que enterraron a Mis Ovejas y no les permitieron la oportunidad de crecer y Alabar su Dios.

 

Pues la Mente de California: “está sucia y les he dicho la verdad”. Mi hijo Raymundo va a empezar a enviar las Profecías a donde yo le indique, y si creen que Raymundo está loco, les voy a mostrar quien está loco cuando golpee California con Mi Pesada Mano. Pues cuando digo algo, se hace.

 

Tienen la oportunidad de arrepentirse y limpiar sus caminos. Tienen que comer el Cuerpo todos los días si se quieren salvar del terremoto. Les digo la verdad con Mis Labios Rectos y Limpios. No me gusta lo que tengo que hacer, pero el demonio se está devorando el Estado de California. Voy a limpiar todo lo que es del demonio.

 

Pues ninguno tiene respeto de Dios, que hizo el Cielo, la Tierra, con las Estrellas. Si tienen cerebro y aman a su Dios, Jesús, el Espíritu Santo  y su Padre, limpien su Mente, limpien su Boca, ¡AHORA! ¡Este Minuto! Pues no tendrán oportunidad si esperan hasta mañana, pues mañana te llevará al abismo.

 

Éste es su Padre que les está diciendo la verdad con Mi Hijo Jesús y el Espíritu Santo.  Así que no se asusten cuando esto pase. Pues ya les he dicho en forma directa con Mis Labios. Pues lo mismo que les paso a las ciudades en la Biblia con el terremoto le pasará a California. La tierra se va a abrir y va a devorar todo lo que es sucio y el mal olor de los cuerpos hará que sus narices quieran esconderse del olor de lo que está muerto.

 

Les digo la verdad pues su Dios no Miente. Su Dios es el Dios de todo lo que es Limpio y voy a limpiar California. Pues el Estado está muy sucio con el demonio.

 

¿Me han escuchado, gentes de California?” Les digo la verdad. Lo voy a decir una vez más. “Quiero que se arrepientan de todos sus Pecados, HOY, EN ESTE MINUTO”. “Quiero que coman el Cuerpo todos los días”, “Quiero que dejen de matar Mis Hijos”, “Quiero que dejen de hacer todo lo que es malo, eso es contrario a lo que Mi Hijo Jesús les dijo en la Biblia”.

 

El día del abismo está aquí, y si no Me escuchan, eso es con lo que tendrán que vivir, si viven. Sé que estas Palabras son duras, pero son Rectas y muy Directas. Pues no diré palabras bonitas a sus oídos. Pues lo que están haciendo no es muy bonito a Mis Ojos y Mis Oídos. ¡No me interesa si Me creen o no! No hay nada que puedan hacer, pues soy Dios y puedo hacer lo que quiero con lo que es Mío.

 

Voy a golpear California con Mi Mano Duro y Directo, al Sur y al Norte. Pues voy a limpiar el Estado. Si viven en California no podrán esconderse, pues ¿Dónde se esconderían de su Dios? La tierra los devorará si no se arrepienten de sus pecados.

 

Es la verdad. ¿Me escuchan? O ¿tienen todavía la cabeza bajo tierra esperando que los devore? Las Palabras que les digo son duras, pero es lo que tengo que hacer. Pues no se van a limpiar ustedes mismos entonces Yo los tengo que limpiar a ustedes y al Estado de California. Aquí llega el abismo a California. Aquí viene el abismo a California.

 

El resto de Mis Santos que están vivos, quiero que oren por sus familias, sus amigos, sus esposos. Por aquellos viviendo a la derecha e izquierda de sus casas, por aquellos viviendo arriba y abajo, y por todos los que aman. Quiero que oren con todo el Corazón, toda su Mente y todo su Espíritu. De esa forma con sus oraciones pondrán cambiar las mentes de aquellos que los rodean. Si quieren salvarlos, si los aman, oren por ellos.

 

Las iglesias de California no hacen nada. Están dormidas y Yo, Dios del Cielo y Tierra, los voy a despertar. Si quieren salvarse a si mismos, quiero que coman la Misa y Oren todos los días. No quiero decir una o dos veces por semana. Quiero que oren todos los días con todo su Corazón, toda su Mente y todo su Espíritu. Pues han estados dormidos mucho tiempo y no han hecho nada de lo que Mi Hijo les dijo que hicieran.

 

Solo hacen lo que quieren, leen la Biblia de la forma que quieren, todos van a donde quieren y no hacen lo que Mi Hijo les ordenó que hicieran. Ahí están Mis Ovejas viviendo en las calles con hambre y sin vestido. No tienen nadie que los cuide. La Iglesia de Mi Hijo está dormida y solo cuidan su Dinero.

 

Sé que Mis Palabras son duras, pero no sabrán que tan duras hasta que golpee California con Mi Mano. Quiero que empiezan ahora en este MISMO MINUTO. Quiero que caigan de rodillas y oren todos los días. No quiero que oren por solo dos minutos. Quiero que oren hasta que no puedan caminar o hablar, con lágrimas a su Dios.

 

Cuéntenle cuánto se arrepienten de sus pecados, por qué no ayudaron a las Ovejas que viven en la calle, a las ovejas que no tuvieron la oportunidad de nacer, a las ovejas que tienen hambre, a las ovejas que están enfermas, a las ovejas que están ancianas. Les estoy diciendo la forma correcta y justa. Si aman a Mi Hijo, van a hacer lo que les digo, si no hacen lo que les digo, los corregiré de una forma u otra. Los corregiré.

 

Mi Hijo vino CON UNA SOLA PALABRA. Están usando el Nombre de Mi Hijo y están hablando con palabras de hombres, y hay tantos hombres en California y hay tantas Iglesias en California. MI HIJO HABLÓ RECTO CON UNA SOLA PALABRA. ¿Me escucharon Cristianos de California?

 

COMAN LA MISA, BUSQUEN A SUS HERMANOS Y HERMANAS que no conocen todavía a Mi Hijo y a los que viven en la calle. Los que están muriendo en los consultorios de Doctores y no tienen oportunidad de gritar por ayuda. Los escucho, los veo, su Dios lo ve todo. No pueden esconder nada de su Dios.

 

Le duele a Mi Corazón que no pueda decir algo bueno que les endulce las orejas como lo hacen en las iglesias. Pues estoy cansado, pues los Profetas que les he enviado, los lastimaron y tiraron a la calle. Que lastima. Por tantos años he enviado Mi Palabra y las Iglesias no quieren oír. Es todo lo que tengo que contarles con lágrimas en Mi Corazón y en Mis Ojos. Tengo que hacer lo que tengo que hacer. Pues voy a acabar todo lo que es sucio.

 

La Guerra en el Cielo y en este Mundo continúan, pues voy a acabar con todo esto. Voy a limpiar todo en el Cielo y en la Tierra. Pues voy a enviar al demonio al abismo con todos sus ángeles y todos sus santos. Pues todos los que creen en el demonio vivirán con el demonio. Esa es la forma correcta. Los que Me aman vivirán Conmigo.

 

¿Me escuchan? Éste es su Padre, el que creo el Cielo y la Tierra. El que hizo todo. No olviden lo que les digo. Comulguen todos los días, y busquen sus hermanos y hermanas en las calles, los que no Me conocen, los que necesitan ayuda, y oren todos los días.  Pues leo el corazón, no leo los labios, pues no me importa lo que dicen los labios. Sé lo que hay en el corazón. Es todo lo que su Padre les dice en esta fecha, a esta hora, con Mi Palabra, con Mi Hijo y con el Espíritu Santo.

   

  166.- Profecía y Visión dadas a Raymond Aguilera el 23 de Julio de 1992 a las 12:15 PM en Inglés.

Visión

Acabo de tener la imagen de África, el continente Africano.

 

 

Profecía:

 

Pónganle cuidado a África, pues explotará con violencia y tribulaciones. Pues los temores de las Naciones Africanas se harán verdad y evidenciarán que el demonio es fuerte. El demonio rugirá como un león salvaje que quiere comer y devorarse todo y todo lo que se mueve, que sea recto, que sea limpio, que sea puro, que sea de Dios.

 

Pónganle cuidado al continente Africano pues la violencia del continente se va a esparcir como un fuego salvaje de Norte a Sur y de Oriente a Occidente. Violencia y terror del que el Mundo jamás ha escuchado antes. Pues las fuerzas demoníacas son fuertes en África y están sueltas, la intensidad de las fuerzas demoníacas se irá aumentando a medida que la hora del Arca se acerca.

 

Así que tengan cuidado Mis Santos, Mis Ovejas, Mis Corderos que están en África. Los misioneros, los que viven en medio de la nada, que están rodeados por el enemigo, los demonios, los diablos, háganse fuertes, sean valientes. Pues la hora a llegado en que  el rugido del león va a devorar y a mutilar todo lo que se mueve, que es justo, que es puro, que es limpio, desde el  Norte, desde el Sur, desde el Oriente, desde el Occidente.

 

Todo en el continente africano se desbaratará en violencia, pues el poder de Satanás es fuerte en ese continente. Así que no se preocupen. Pues su Dios Jehová, Jesucristo y el Espíritu Santo estará con ustedes y sus hermanos, sus hermanas. Fortalézcanse.

 

Pues el momento de esconderse empezara cuando el Oso y el Búho vayan a la guerra en Egipto. Estén preparados, cuéntenle a su hermano, cuéntenle a su hermana pues la hora empezará cuando el Oso y el Búho vayan a pelear en Egipto. Protejan sus Hijos, protejan sus esposas, protejan sus familias, oren a su Dios Jehová con todo su corazón, con toda su mente, con toda su alma. Pues el día les llegará como ladrón en la noche.

 

Este es su Dios Jehová, el Creador de Cielo y Tierra de las Estrellas de todo en el Universo. Oren Mis Hijos, oren, y oren, y oren, y oren, cuando la violencia se desate, escóndanse donde puedan. Pues el diablo estará suelto y estará buscándolos.

 

Estén en contacto con sus otros hermanos y hermanas Cristianos. Les diré en ese momento como hacerlo, pero por ahora prepárense. Busquen un lugar donde puedan esconderse cuando la violencia se desate. Sucederá de una forma rápida y sin aviso. Así que prepárense ahora. Busquen un lugar para esconderse, para ustedes, sus familias, sus hermanos y hermanas.

 

Les mostrare la forma de mantenerse en contacto con otros hermanos y hermanas pues tendrán que estar juntos en oración y ayudándose mutuamente. Pues la fuerza del maligno será grande, será violenta, será sangrienta. Voy a protegerlos pero tendrán que escuchar Mis Palabras. Busquen un lugar para esconderse en los próximos meses. Pues todavía hay tiempo pero el día llegará sin anunciarse.

 

Escúchenme, Mis Hijos. Escúchenme, Mis Hijos, pues el día llegará sin avisar. Les diré como mantenerse en contacto con sus hermanos y hermanas en el momento apropiado, pero tienen que buscar un lugar para esconderse ¡ahora!. Mientras todavía es seguro para buscar. Éste es Jehová, el Dios del Universo, de todo lo que es, de todo lo que será, con Mi Hijo y el Espíritu Santo. Oren y oren y oren y les enviaré Profetas que les indiquen como comunicarse durante esos tiempos de problemas. Éste es su Dios, con lágrimas en Mis Ojos, con Amor en Mi Corazón. Prepárense para el día de la Bestia.  

185.- Profecía y Visión dada a Raymond Aguilera el 13 de Agosto de 1992 a las 8:14 AM. En Inglés.

Visión

Solo vi un bote de vela.

Profecía

El Señor dijo, “El bote de vela está viniendo hacia el Puente de San Francisco. Bote de vela”

Profecía sobre San Francisco. Dile a San Francisco que se arrepienta. Que o se arrepiente o muere. Ésta es la Palabra de Jehová. Arrepiéntete o muere. Ésta es la Palabra de Dios Jehová, el Creador, el Hacedor, el Interruptor del Universo. Pues no dejaré, no salvaré la Ciudad de San Francisco a menos SE ARREPIENTAN COMPLETA Y TOTALMENTE Y LIMPIEN SUS COSTUMBRES”. “Pues su abominación es desagradable, es nauseabunda y vomitaré todo lo que es maligno en San Francisco”.

Pues el día del Señor a llegado y limpiará la Ciudad. Para aquellos que aman sus vidas, sus Hijos, sus Familias y Amigos, dejen la Ciudad,¡DEJEN LA CIUDAD HOY!” Pues Mi Mano caerá sobre San Francisco con venganza, sin misericordia. Mi Mano golpeará San Francisco, como se golpea un mosquito. Pues todo en San Francisco es sucio, es inmundo y es una abominación para Me.

Tomen Mi Aviso Seriamente. Arrepiéntanse y Corrijan sus costumbres. Pues destruiré San Francisco, la Ciudad por la Bahía. La ciudad del mal, el día señalado, a la hora señalada, Mi Mano golpeará la Ciudad de San Francisco y todo lo que es malo. Pues Mis Oídos y Ojos no pueden soportar más lo que es inmundo, lo que es malvado en la Ciudad. Si son Limpios, si son rectos, sepárense de la Ciudad de San Francisco ¡HOY! ¡En este Minuto! Pues en el momento que Mi Mano caiga no tendrán tiempo de correr y esconderse, así dice Jehová, con el Señor de Señores, Rey de Reyes, Mi Hijo Jesucristo de Nazaret, y el Espíritu Santo.

Mis Cristianos, Mis Santos, Mis Corderos, si aman sus vidas, sus familias, sus amigos ¡DEJEN LA CIUDAD HOY!. Pues Jehová Dios no Miente. Pues Jehová Dios es Justo, es Verdad, con lágrimas en Mis Ojos, con lágrimas en Mi Corazón, con el Amor de Mi Hijo Jesucristo, con el Amor del Espíritu Santo  han sido advertidos. Pues la Fuerza de Mi Mano es irreversible para lo que es maldad, lo que es sucio, lo que es abominación a su Señor Jehová.  

267.- Profecía dada a Raymond Aguilera el 19 de Enero de 1993 a las 12:06 AM. En Español.

Saben, voy a mostrarles las cosas que necesitan saber. Pues aquí viene el demonio con sus dientes. ¡Tienen que escucharme! Tienen que abrir sus ojos y oídos y apuntar su nariz hacia el Cielo. La Carne del Cuerpo de Dios, de Jesús es Muy Dulce y el demonio tiene hambre por las cosas dulces. Quiero que se armen. Sé que no entienden ahora lo que les estoy diciendo.

Pues no estudian la Biblia y no saben qué creer, pero están luchando en la Guerra, que no pueden ver, que no pueden tocar. Están en la Guerra del espíritu. Los espíritus del demonio y si quieren ganar, tienen que aprender la Palabra de Dios y de está forma tienen oportunidad. Para a los espíritus no es importante qué usan para matarlos, lo que usen encima de su cabeza, encima de su cuerpo. Todo lo que es malo viene de los espíritus oscuros, los espíritus del demonio.

Ellos no quieren que estudien la Biblia. Pues si abren el Libro, y leen y estudian, ellos saben que no tienen oportunidad. Pero si ellos los pueden engañar, si pueden asustarlos, de esta forma ellos ganan.. Pues no abrieron ese Libro de la Palabra de Dios. Pero tienen que armarse todos los días con la Palabra de Dios. Cuando perciban a los espíritus oscuros alrededor de ustedes, lánceles la Palabras de Dios. Lánceselas inmediata y directamente con la Fuerza del Espíritu Santo, con el Coraje de su Dios, el Hijo, el Padre y el Espíritu Santo. Pues de esta forma se pueden salvar y pueden hacerse valientes.

Pues todos los que conocen a Mi Hijo Jesús, su Cristo, , tienen que Armarse con la Palabra de Dios. Estudien y muéstreles a sus hermanas y hermanos, a su hijo y a su hija, a todos los que conocen. Y de esta forma ellos se salvarán. Pues aunque no pueden verlos y no pueden tocarlos, están alrededor de ustedes, usando todo lo que pueden para asustarlos. Pues los quieren devorar.

Quieren llevarlos al al Abismo con ellos. Pues ellos ya perdieron la oportunidad que tuvieron. No se asusten por lo que les estoy diciendo.  Pues les estoy hablando con seriedad y estoy hablando la verdad. No quiero que se pierdan. No quiero que entierren la cabeza debajo de la arena, si se quieren salvar.  Pues los quiero salvar con el Amor del Cielo, con el Amor de Mi Hijo Jesús, con el Amor del Espíritu Santo.  Les estoy diciendo la verdad.

Pues si son Mis Ovejas, Mis Semillas  Me escucharán y harán lo que les digo. Pues tienen el Amor de su Dios, el Único que lo hizo todo, el Mundo, las Estrellas, todo lo que ven, todo lo que tocan y todo lo que no ven. Ármense, ármense con la Palabra de Dios.

¿Me escucharon? Éste es su Padre, el Único quien lo hizo todo con Mi Palabra y el Espíritu Santo. Aquí viene el final.  No quiero asustarlos, pero tengo que decirles la verdad.  Pues de esta forma pueden salvarse. No podrían salvarse si les Miento. Pues todo lo que viene del Dios del Cielo es Limpio y es Correcto y es Preciso. Hay muchos espíritus oscuros que quieren hacerle mal a todo lo que hagan. ¿Están entendiendo lo que les estoy diciendo? Quiero darles la oportunidad. Quiero darles la oportunidad de vivir en el Cielo Conmigo.

Pero si se hacen los sordos el demonio los va a devorar  y eso es la Verdad.  Se lo estoy diciendo con el Amor del Cielo, con el Amor de Mi Hijo, con el Amor del Espíritu Santo. Sé que en este momento no pueden pensar. Están muy tristes, pues no pueden entender lo que les estoy diciendo, pero es la verdad. Saben que es verdad. Los veré, Mi hijo y Mi hija, háganse fuertes,  pues no me gusta y no quiero que sufran.

Los llevaré al Cielo, los Abrazaré y los Besaré pues aquí llega el final de los tiempos. Les digo con lágrimas, las cosas del espíritu, del espíritu de la oscuridad, del espíritu negro, de todo lo que es malo e inmundo. Los veré y les diré más Palabras de su Dios en los Días que vienen. Les diré con Amor pues son Mis Ovejas. Estudien, háganlo, por su Padre y el Hijo y el Espíritu Santo.

Comunión

Comunión Diaria

1. Ora o lee las escrituras.

2. Arrepiéntete de los pecados.

3. Parte el Pan ( El Cuerpo de Jesucristo) en el Nombre del Padre Jehová, en el Nombre del Hijo Jesucristo de Nazaret, en el Nombre del Espíritu Santo el Consolador.

4. Ora o lee las escrituras.

5. Bebe vino o jugo de uva ( La Sangre de Cristo) en el Nombre del Padre Jehová, en el Nombre del Hijo Jesucristo de Nazaret, en el Nombre del Espíritu Santo el Consolador.

6. Lee las Escrituras, ora o canta.

Escrituras sobre la Comunión Diaria.

1 Cor 11:24 y habiendo dado gracias, lo partió y dijo: "Tomad, comed. Esto es mi cuerpo que por vosotros es partido. Haced esto en memoria de mí."

1 Cor 11:25 25 Asimismo, tomó también la copa después de haber cenado, y dijo: "Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre.

Haced esto todas las veces que la bebáis en memoria de mí."

1 Cor 11:26 Todas las veces que comáis este pan y bebáis esta copa, anunciáis la muerte del Señor, hasta que él venga.

1 Cor 11:27 De modo que cualquiera que coma este pan y beba esta copa del Señor de manera indigna, será culpable del. cuerpo y de la sangre del Señor.

1 Cor 11:28 Por tanto, examínese cada uno a sí mismo, y coma así del pan y beba de la copa.

1 Cor 11:29 Porque el que come y bebe, no discerniendo el cuerpo, juicio come y bebe para sí.

1 Cor 11:30 Por eso hay entre vosotros muchos enfermos y debilitados, y muchos duermen.

1 Cor 11:31 Pero si nos examináramos bien a nosotros mismos, no se nos juzgaría.

1 Cor 11:32 Pero siendo juzgados, somos disciplinados por el Señor, para que no seamos condenados con el mundo.

1 Cor 11:33 Así que, hermanos míos, cuando os reunáis para comer, esperaos unos a otros.

1 Cor 11:34 Si alguien tiene hambre, coma  en su casa, para que no os reunáis para juicio. Las demás cosas las pondré en orden cuando llegue.

……………………………………………………………………………..

Lucas 22:15 Y les dijo: -¡Cuánto he deseado comer con vosotros esta Pascua antes de padecer!

Lucas 22:16 Porque os digo que no comeré más de ella hasta que se cumpla en el reino de Dios.

Lucas 22:17 Luego tomó una copa, y habiendo dado gracias, dijo:-Tomad esto y repartidlo entre vosotros,

Lucas 22:18 porque os digo que desde ahora no beberé más del fruto de la vid hasta que venga el reino de Dios.

Lucas 22:19 Entonces tomó pan, y habiendo dado gracias, lo partió y les dio diciendo: -Esto es mi cuerpo que por vosotros es dado. Haced esto en memoria de mí.

Lucas 22:20 Asimismo, después de haber cenado, tomó también la copa y dijo: -Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre, que por vosotros se derrama.

……………………………………………………

Mat 26:26 Mientras ellos comían, Jesús tomó pan y lo bendijo; lo partió y lo dio a sus discípulos, y dijo: -Tomad; comed. Esto es mi cuerpo.

Mat 26:27 Tomando la copa, y habiendo dado gracias, les dio diciendo: -Bebed de ella todos;

Mat 26:28 porque esto es mi sangre del pacto, la cual es derramada para el perdón de pecados para muchos..

Mat 26: Pero os digo que desde ahora no beberé más de este fruto de la vid, hasta aquel día cuando lo beba nuevo con vosotros en el reino de mi Padre.

Mat 26:30 Y después de cantar un himno, salieron al monte de los Olivos.

………………………………………………………….

Marc 14:22 Mientras ellos comían, Jesús tomó pan y lo bendijo; lo partió, les dio y dijo: -Tomad; esto es mi cuerpo.

Marc 14:23 Tomando la copa, y habiendo dado gracias, les dio; y bebieron todos de ella.

Marc 14:24 Y él les dijo: -Esto es mi sangre del pacto, la cual es derramada a favor de muchos.

Marc 14:25 De cierto os digo que no beberé más del fruto de la vid, hasta aquel día cuando lo beba nuevo en el reino de Dios.

Marc 14:26 Y después de cantar un himno, salieron al monte de los Olivos.


el correo electrónico: Ray@prophecy.org 
Para ayudar a financiar este ministerio Clic sobre Botón de Donación


Para comprar los Libros de Profecía - Clic en el Libro


o escribir a: Raymond Aguilera, PO Box 20517, El Sobrante, CA. 94820-0517, EE.UU.., 
Registro de propiedad literaria de 1989-2001, Raymond Aguilera. 


Volver a la tapa del Libro de Profecía.